Affronti, el mendocino que banca CFK en YPF y que manda más que Nielsen - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 11 May 2020Lunes, 11/05/20 atrás

A fines de abril, el Directorio de la petrolera YPF, presidido por el economista Guillermo Nielsen, designó como CEO de la empresa al mendocino Sergio Affronti, un ejecutivo de trayectoria nacional e internacional en la industria de hidrocarburos.

Sin embargo, fue en lo últimos días que su destino fue sellado con el respaldo de Miguel Galuccio y sobre todo de la propia Cristina Fernández.

Según el sitio Expediente Político,  Nielsen "debió tragar saliva". Es que desde que Alberto  Fernández  nombró al economista al frente de YPF no pudo ejercer el comando como hubiera querido, porque "Cristina no lo quiere".

Affronti comenzó su carrera profesional en YPF en la provincia de Mendoza como operativo de producción, y su carrera técnica lo llevó a trabajar y vivir en yacimientos del Golfo San Jorge y en Neuquén.

El video con el que el CEO se presentó ante los empleados que siguen en cuarentena

El nuevo CEO de la petrolera, además, fue el creador del programa Sustenta que apuntó a desarrollar proveedores locales en las regiones en las que YPF opera. También armó un equipo con más de 250 investigadores del CONICET y de YPF para cofundar YPF Tecnología (Y-TEC), y fue su primer presidente en esta etapa fundacional, experiencia que le permitió a la compañía contar con capacidades de I+D únicas en la región.

En los últimos años se desempeñó como consultor independiente en proyectos estratégicos para compañías petroleras internacionales en Argentina, y lideró una start up dedicada al desarrollo de Vaca Muerta, la obsesión de Galuccio y Cristina como salida de la crisis.

Affronti tendrá una tarea compleja para los meses que vienen. Deberá afrontar la caída de los precios del barril del petróleo a nivel global debido a un fuerte retroceso en la demanda de combustibles por la paralización de la actividad económica, tanto en Argentina como en el resto del mundo.

Su primera medida fue el lanzamiento del barril criollo, con un valor de U$s 45 por barril para el petróleo crudo en Argentina que incluye un congelamiento de los combustibles hasta al menos el 1° de octubre.