La dueña de Isenbeck fabrica máscaras con "diseño argentino" a partir de botellas - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 10 May 2020Domingo, 10/05/20 atrás

La Compañía de Cerverías Unidas (CCU), que en la Argentina comercializa las marcas Schneider, Kunstmann y Heineken, comenzó a fabricar máscaras faciales a partir del material plástico PET de las botellas de gaseosas. 

La iniciativa la anunció en Chile, su país de origen, donde además de cervezas envasa bebidas carbonatadas como Pepsi o 7-Up, cuenta el sitio Economía Sustentable

Según la empresa, las máscaras se realizan a través de preforma de PET, un producto intermedio que se sopla dentro de un molde para formar una botella. 

En una primera etapa se usarán 160.000 botellas para producir estos escudos protectores, que serán distribuidos de manera gratuita por personal de CCU a más de 60 mil pequeños comercios en Chile.

Además, 40.000 Escudos Faciales CCU serán donados al Ministerio de Salud, para su distribución entre el personal de salud en hospitales y centros de atención en el país. También se cederán a colaboradores de CCU y transportistas.

"Buscamos colaborar desde todas nuestras líneas de negocio y qué mejor que hacerlo utilizando nuestros materiales y tecnología al servicio de esta emergencia. En esta ocasión queremos aportar al concepto de ?Almacén Seguro' entregando a nuestros clientes en todo el país Escudos Faciales CCU, un elemento de protección que se ha vuelto de primera necesidad y que les permitirá atender sus comercios con mayor seguridad para ellos y sus clientes", afirmó Marisol Bravo, Gerente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de CCU.

La compañía solicitó a la empresa argentina Moldintec el diseño de un molde especial que ofreciera como resultado un Escudo Facial ergonométrico, con ajuste correcto a la cara, cobertura hasta las orejas y desde la frente hasta bajo el mentón, con buena visibilidad y fácil de limpieza e higienización, pues es un producto que no es desechable.

A partir del soplado de preformas, se obtienen los escudos ya listos para ser cortados y para incorporarles un elástico que vaya a medida para cada persona. En el proceso de corte, armado y empaque participarán internos del penal Colina I que forman parte del Centro de Educación y Trabajo del recinto, así como otros proveedores.

"Nos preocupamos de elegir un diseño ergonómico, cómodo y que pudiera entregar toda la protección necesaria para las personas que lo utilicen", destacó Daniel Panelati, Gerente de Ingeniería de CCU, explicando que se trata de un implemento que se ajusta cómodamente a la frente de las personas y que tiene una cobertura de oreja a oreja y hasta el mentón.