Según IERAL, a Mendoza le costará salir de la crisis más que en 2002 - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 7 May 2020Jueves, 07/05/20 atrás

La Fundación Mediterránea publicó este jueves el informe mensual sobre la situación económica de Mendoza haciendo especial hincapié en la crisis económica que dejará la interrupción de la actividad económica en la provincia y la compara con la crisis del 2002.

En cuanto a la recuperación económica afirman que: "Todavía no se sabe cuándo se producirá, no hay indicios al respecto. Sí es claro que los problemas económicos comienzan a pesar más, lo cual explica la flexibilización en ciertas actividades. Pero la preocupación se mantiene".

Al no haber casos similares en la historia, los economistas redactores de este informe hicieron una especulación que definieron como "intelectual" para ilustrar el dinamismo en algunos sectores.

En cuanto a la comparación y los índices

A favor: 

Capacidad productiva: en 2002, había alta capacidad ociosa, manifestada en la alta tasa de desempleo (mucha gente con ganas de trabajar) y en industrias trabajando a media máquina. Eso permitió una fuerte recuperación, sin necesidad de grandes inversiones.

Proyectando para el caso post-pandemia, también habrá alta capacidad ociosa (desempleo y empresas a media máquina). Sin embargo, un punto llamativo es que, durante los noventa, hubo inversiones y modernización en varios sectores (notorio en la vitivinicultura mendocina), mientras que ese proceso fue menor en los últimos siete años en nuestro país. Eso implicaría que es más difícil una recuperación estable en el tiempo.

Ver también: El sector vitivinícola también tendrá auxilio del Estado

Costo laboral bajo: a pesar de los altos impuestos laborales, en el año 2002 hubo un ajuste abrupto en el poder de compra de los asalariados. Disminuyó el costo laboral, permitiendo a las empresas contratar más trabajadores, impulsadas con la recuperación económica. Fue notoria la reducción del desempleo en pocos años.

En el periodo post-pandemia, también serán menores los costos laborales, que ya vienen disminuyendo luego de las devaluaciones padecidas en los últimos años.

Con dudas:

Sector externo atractivo: en la crisis post-Convertibilidad, la economía comenzó con un dólar muy caro y con un mundo crecía a mayor ritmo (llamativo fue China). Además aumentaron varios precios internacionales. De esa manera, las exportaciones resultaron un motor con gran empuje en la recuperación 2003 en adelante.

Luego de la pandemia, hay varias dudas que la situación sea similar a aquella época. El coronavirus ha hecho estragos en la mayoría de los países, tanto desarrollados como emergentes. E internamente, la situación será diferente con el dólar. Debido a la fuerte emisión monetaria, es probable que se utilice el dólar oficial para controlar la inflación. Es decir, que ese dólar oficial se irá rezagando con respecto a la inflación. Además, se espera una brecha mayor con el dólar paralelo (blue), desalentando la actividad exportadora. Suena difícil que sea un motor relevante luego de la cuarentena, si no hay cambios en la política económica.

Ver también: Cortito y al pie: "La situación del comercio mendocino es desesperante", dice Cecitys

Superávit fiscal: luego de la crisis 2001-2002, con un abrupto ajuste en gastos (que se rezagaron con respecto a la inflación), el no pago de los servicios de la deuda pública, y las retenciones, mejoraron notoriamente las finanzas de los gobiernos, nacional y provincial.

En cambio, hay dudas de si habrá mejora en las finanzas gubernamentales luego de la pandemia. Habrá una mejora gradual de ingresos con la recuperación, pero la presión impositiva está en niveles altísimos. Además, la pandemia está generando nuevos gastos, los cuales algunos se pueden quedar en el tiempo.

Como síntesis, los expertos sostuvieron: "si la cuarentena no se extiende demasiado, habrá capacidad productiva para una recuperación económica, pero hay dudas sobre el motor exportador, que se visualizó en la crisis recién mencionada. Y si las finanzas gubernamentales no mejoran, no ayudará lograr rápidamente favorables condiciones macroeconómicas para el país, necesarias para reavivar la actividad productiva".