Fernández estudia liberar sectores industriales como el automotriz - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 6 May 2020Miércoles, 06/05/20 atrás

 El presidente Alberto Fernández brindó una entrevista a FM Radio Con Vos y habló sobre el aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en Argentina por el coronavirus y la posibilidad de incorporar nuevos sectores industriales a las actividades permitidas.

El presidente aseguró este martes que estudian "organizar" el inicio de algunos sectores industriales, como el automotriz, "en base a protocolos y condiciones" que deberán cumplir y evitando también "el transporte interjurisdiccional". Advirtió que, si esa modalidad no funciona, entonces deberán "sostener un poco más lo que está en marcha", en relación al aislamiento que rige desde el 20 de marzo.

Además, destacó que el Gobierno y la sociedad "están cumpliendo los objetivos" fijados en el marco del aislamiento por el coronavirus y destacó que "estamos muy cerca de que la velocidad de duplicación del contagio sea de 25 días", tal como se había pautado. "Es muy posible que lo cumplamos y que podamos hacer una apertura mayor en estos días", dijo.

Podría permitir que regrese la industria automotriz. 

Fernández aseguró que el Gobierno prepara un "protocolo" para activar una serie de actividades a partir del próximo 10 de mayo. "¿Cuál es la idea? Decirles 'gobernadores, si las industrias se abren con estos protocolos, podemos volver. Pero evitemos el transporte público, que las empresas se hagan cargo (de los traslados), evitemos el transporte interjurisdiccional, que trabaje la gente de la zona'", precisó.

"Hay que ser un poquito cuidadosos. Ayer leí una nota de Alfonso Prat Gay que decía que por la cuarentena están destruyendo la economía. Es impresionante. Lo dicen los que destruyeron la economía sin coronavirus. ¿Cómo se animan a hablar así? ¿Con qué autoridad moral hablan así?", cuestionó. 

La primera condena en Mendoza por violar la cuarentena es ejemplar

También afirmó que "salir de la cuarentena ya es llevar a la muerte a miles de argentinos" y sostuvo que la situación del aislamiento "lamentablemente no tiene un gotero para manejarlo. Es muy difícil dosificar la salida".  

Fernández consideró que "la Ciudad de Buenos Aires está reaccionando muy bien en la ciudad y en los barrios de emergencia, donde está el mayor riesgo de exposición al coronavirus que es la aglomeración humana, tratando de hacer testeos" para detectar contagios y ha organizado "para sacar a personas en riesgo a hoteles".

Podría haber una "apertura mayor" del aislamiento en los próximos días.

Sobre la vuelta al fútbol, recalcó que "no podemos volver a la aglomeración de gente", ya que "es muy riesgoso. Vamos a tener que evitar el contacto en espectáculos públicos por mucho tiempo. No lo veo en lo inmediato".

El mandatario aseguró que "el Estado les está haciendo un aporte" a las empresas al "pagar la mitad del sueldo a sus trabajadores" y les pidió que no "abusen" con otras medidas que no son justas.

Uspallata como espejo del intento de volver a la "normalidad" en Mendoza

Manifestó que "hay que moverse con mucha prudencia", y cuestionó a "sectores de la oposición que hacen reclamos alejados de la realidad y no miran la consecuencias de lo que están proponiéndole a la gente. Hacen un uso perverso de la inestabilidad emocional de la gente que está en cuarentena y la impulsa a hacer reclamos alocados".

"Hay que modificar todo el sistema impositivo argentino" porque "no es justo que el mayor aporte de Ganancias lo haga el que vive de un sueldo", expresó.

El presidente explicó las consecuencias de "salir de la cuarentena".

Al ser consultado sobre el anunciado proyecto extraordinario a las grandes riquezas por el bloque oficialista en Diputados, dijo que prefería hablar no de un tributo sino de "un aporte excepcional de las grandes fortunas, que son 1.300 millones de dólares que están en manos de 11.000 argentinos".

Los empresarios más importantes reclaman al gobierno la vuelta al trabajo

El presidente dijo que "todo el mundo sabe lo que ocurrió en Tribunales" en la anterior gestión, más allá de lo que haya denunciado la camarista Ana María Figueroa, de quien dijo que "nunca dio nombres" al hacer referencia a presiones de parte del Ejecutivo de la gestión anterior.