Hoy en Memo: Qué falta para que la construcción sea motor para la reactivación - Mendoza Post
Miércoles 6 May 2020Miércoles, 06/05/20 atrás
porEdu Gajardo
Periodista de diario Memo

Para nadie es un misterio la importancia que tiene el sector de la construcción en la economía y su efecto multiplicador. Por eso, dentro de las primeras cosas que se permitieron en Mendoza a la hora de liberar actividades se apuntó a la obra privada, la cual volvió a estar operativa en toda la provincia.

Si la economía cae más que los niveles que alcanzó durante la crisis de 2001, serán necesarias todas las actividades con su mejor rendimiento, por lo que la situación actual de la construcción deberá mejorar de manera sustancial para pensar en una reactivación pospandemia.

Miguel Ponce, el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) en Mendoza, se encuentra en pleno proceso de relevamiento de obras privadas para tener los números de los obreros que están trabajando en Mendoza y cuántos siguen paralizados.

El dirigente recordó que desde enero y hasta antes de la cuarentena, había más de 4 mil trabajadores de la construcción sin empleo por falta de obras. Por eso, aunque se ponga en marcha la obra privada es la pública la que realmente podía cambiar ese panorama que se vio multiplicado con el régimen de aislamiento social.

Aunque están en pleno relevamiento, estima que un máximo del 50% de la dotación de personal de cada obra está trabajando, tanto por la necesidad de abaratar costos como por las restricciones y el distanciamiento establecido para poder desarrollar una obra.

"Antes para iniciar departamentos se tomaban 50 personas, pero hoy se toman 15 o 20, para abaratar costos y porque el protocolo no les permite trabajar con tanta gente. Son protocolos muy estrictos para cuidar a la gente", dijo Ponce.

Para la UOCRA está claro que con la obra privada no alcanza y es necesaria la obra pública si en el Ejecutivo esperan que el sector se convierta en uno de los que reactive la economía. En ese sentido, Ponce explicó qué tipo de obras son las que pueden marcar una diferencia al momento de emplear mano de obra.

"Sería muy importante que vuelvan los barrios, con la vivienda hay una cantidad de gente importante que se incorpora. En mil viviendas en la provincia tenés 3.500 personas trabajando, eso más los indirectos", dijo.

Miguel Ponce

Hoy la obra pública provincial está complicada, especialmente después del rechazo que tuvo Rodolfo Suarez por parte de la oposición legislativa para iniciar obras que contaban, incluso, con financiamiento del BID.

"Creería que pasando los meses crítico de invierno y ver como continúa la pandemia, sería una buena decisión de avanzar con obra pública. Somos generadores y cuadruplicadores, a través de la construcción se mueve todo", recordó.

En ese sentido, destacó que hay obras que pueden marcar la diferencia y recordó lo que sucedió cuando se inició la construcción de Potasio Río Colorado, donde había 3.500 obreros trabajando en muy buenas condiciones, hasta que Vale puso en stand by el proyecto.

Además recordó que hace algunos años, cuando se iba a desarrollar el proyecto de San Jorge, la mano de obra que se iba a necesitar era de 2.000 a 2.500 trabajadores por dos o tres años, lo que realmente puede mover la aguja del sector. Por eso, dijo, que sería una buena decisión pensar en los proyectos mineros, porque "sería una salvataje para el tema laboral. Son las únicas obras que te pueden dar esos puestos trabajos en esa cantidad y es una pena desperdiciarlas".

Al respecto, el dirigente de la UOCRA, agregó: "No encontrás otro tipo de obra con ese impacto (como la minera), aparte de la energética y la construcción de diques. Es muy difícil tener esa cantidad de gente en otro proyecto".

Portezuelo llegará a ser un importante motor para el sector, pero los obreros de la construcción consideran que sumar opciones serviría para recuperar más rápido la economía y generar otras condiciones para los trabajadores y para la misma provincia.

"Mejoran los sueldos y la calidad de vida del trabajador, son las obras que le permiten a nuestra gente hacer una diferencia", puntualizó Ponce.