Guiñazú: "En Mendoza, en el tema petrolero, tocamos fondo y estamos rebotando" - Mendoza Post
Miércoles 6 May 2020Miércoles, 06/05/20 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Ayer nomás, a través del ministro Matías Kulfas, el Gobierno Nacional reafirmó la necesidad de establecer un precio de referencia para el barril de petróleo local, de manera de dar certidumbre a las inversiones que pueda atraer el sector tras superar la pandemia de coronavirus y evitar la posibilidad de tener que importar crudo a mediano plazo.

La noticia impacta en Mendoza de manera directa, ya que la actividad está paralizada porque las empresas productoras no compran crudo.

En ese contexto, el Post habló con Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de la provincia, quien explicó cuál es el panorama actual y qué implica el anunció de Kulfas. No sin hacer su oportuna catarsis.

Emilio Guiñazú habló de 7.500 empleos directos en riesgo

"Venimos con esto hace dos meses, antes de la cuarentena... cuando empezó la crisis empezamos a pedir que la Argentina se aislara de la crisis internacional, generada por la guerra de precios impulsada por Arabia Saudita y Rusia", arrancó el funcionario.

-Previo a la pandemia...

-Sí, esto es previo a la pandemia y a la cuarentena, y después cuando llegó la cuarentena dijeron: "Bueno, pero ¿para qué vamos a regular precios si ahora no hay demanda?". No macho, a ver... cuando una empresa frena, porque van a frenar por el problema de la demanda, no es lo mismo que vos en el momento en la que la demanda arranque, que va a tener la empresa costos adicionales para ponerse en marcha de vuelta, que va a tener costos de movilización. No es lo mismo que puedas planificar sobre un escenario con un precio de venta razonable que con un precio de venta absolutamente desconocido e irracional.

Ver además: Argentina regulará el precio del petróleo para dar alivio por la pandemia

-¿Por qué?

-Por lo que podes manejar a nivel del mercado internacional, más allá de que hoy la demanda pueda haber caído y pueda haber tocado operaciones en el mercado en crudo. Igualmente, lo que estamos pensando nosotros es en el "día después". Y para el día después lo que tenemos que hacer es tratar de minimizar la incertidumbre de la empresa. Una de las incertidumbres que hoy tenés es justamente el precio, que no tiene absolutamente nada que ver con las realidades económicas, operativas de la Argentina.

-¿Entonces?

-Entonces yo creo que es una buena medida y que está llegando tarde, que tendría que haberse tomado con anticipación, porque el sector está muy afectado. Obviamente el sector no va a arrancar.

"Lo peor de la crisis del petróleo desde el punto de vista de demanda ya pasó", dijo Guiñazú 

-¿Por qué no? ¿Qué falta?

-Mientras no haya una demanda, un precio regular no tiene sentido tampoco si no tenés quién te compre el barril. Nosotros ya sabemos y estamos viendo que lo peor de la crisis del petróleo desde el punto de vista de demanda ya pasó, tocamos fondo y estamos rebotando. El golpe ya empezó, porque a medida que se va flexibilizando la cuarentena, empieza a aumentar la demanda de combustible, es la realidad. La vemos en la calle, no es que haya que ser muy científico para ver eso, más allá que es lo que los datos corroboran. En ese contexto, si nosotros le vamos a pedir a las empresas que pararon por falta de demanda que arranquen de nuevo y esas empresas no saben ni siquiera a qué valor van a vender -y van a tener que rogar costos adicionales por el hecho de haber parado y por el hecho de tener que arrancar sin saber a qué precio van a vender-, es muy difícil que el sector se reactive y nosotros necesitamos que el sector se reactive. 

Ver además: Petroleros aceptaron una rebaja salarial del 40% para operarios suspendidos

-¿Qué es lo que ustedes han propuesto puntualmente al gobierno nacional?

-Siempre dijimos que lo que tenemos que buscar es un precio de equilibrio entre el valor del surtidor y el valor del barril. Acordate que el precio de la nafta no bajó, el precio de la nafta se mantiene al mismo valor que tenía cuando las refinadoras le estaban pagando 50 dólares a los productores, de golpe el valor internacional bajó a menos de 20 o menos de 25 y el precio de la nafta seguía, y las refinadoras de la nafta pretendían pagarle a las operadoras petroleras, las productoras de crudo, un valor digamos proporcional a la caída del precio de referencia internacional. Pero si vos seguís vendiendo la nafta a $60, que esos $60 te permitían pagar 50 dólares el barril de crudo, hay que optar por una de dos: o bajás el precio de la nafta en proporción a lo que me estás bajando el precio del barril o seguime pagando el barril al mismo valor que me lo pagabas antes. ¿Por qué vos refinadora te va a apropiar la totalidad de la renta? O la renta la distribuimos con los consumidores o la distribuimos con los productores y las provincias. La verdad es que el precio de la nafta no se va a bajar porque el Estado nacional recauda el ITC, (impuesto a la transferencia de los combustibles) sobre el precio.

-¿Entonces?

-Entonces pagame el barril a lo que me corresponde que me lo pagues. Nosotros presentamos varias notas, varios pedidos, en realidad una nota y muchas reuniones donde planteamos un concepto: estamos hablando de un precio de equilibrio entre el valor del surtidor y el valor del crudo, justamente para evitar que toda la renta de producción carburífera se quede en mano de las dos refinadoras principales de la Argentina y en manos del Estado nacional.

Kulfas hizo el anuncio pero aún no dio precisiones

-Ahí aparece el anuncio de Kulfas, que coincide con el pedido de ustedes...

-Ahora Kulfas anuncia con un mes de atraso el precio barril criollo... hubiera sido mucho mejor que lo anunciara cuando la crisis arrancó.

-¿Se sabe cuál será el valor?

-No. Todavía no se sabe a qué precio lo van a poner, todavía no se anuncia. No obstante, se está tomando nota del reiterado y cada vez más fuerte pedido de los productores de petróleo. Al final, estamos bancando el negocio a dos empresas. Aclaro que esto de ninguna manera implica un subsidio para las empresas productoras ni para las provincias petroleras, como lo han impuesto en los medios los refinadores.

-¿Qué dijeron los refinadores?

-Los refinadores se han encargado de hacer una campaña para que subsidien el petróleo. Pero no es así, nadie subsidia nada. Acá lo que está definido es el precio del combustible del surtidor. Entonces, a partir de ese valor distribuyamos la renta como corresponde. Porque si no nosotros, productores de petróleo, estamos subsidiando el crudo a las operadoras, le estamos subsidiando los impuestos al Estado nacional y encima pagamos la nafta cara. Lo que nosotros siempre decimos es que la nafta no tiene sentido bajarla: efectivamente está incorporada en los costos de todas las cadenas productivas de Argentina, por lo que si vos bajas la nafta, lo único que vas a lograr es incrementarle los márgenes a los jugadores con mayor poder en la cadena y la diferencia de precios no va a llegar al consumidor final, se la van a quedar por la cadena los tipos que más fuerza tienen, entonces pagame el crudo como tiene que ser, porque yo con ese crudo puedo pagar la provincia, pago otras cosas en este momento y compenso un poco la pérdida de recaudación que tenemos con el resto de los impuestos provinciales y podemos bancar un poco más toda esta crisis.

"Al final, estamos bancando el negocio a dos empresas", advierte Guiñazú

-¿Cuántos empleos son los que están en juego en la provincia?

-Acá en la provincia tenés en forma directa unos 7.500 empleos directos, e indirectos multiplicalo por 3. Hasta los del almacén de la esquina en Malargüe donde compran los petroleros, van a tener problemas si los petroleros no empiezan a cobrar.