El Gobierno aclaró que no es obligatorio el régimen de visitas de los hijos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 3 May 2020Domingo, 03/05/20 atrás

El secretario nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner, aclaró a través de su cuenta personal de Facebook que el regimen de visitas compartidas de sus hijos para padres separados en contexto de confinamiento no es obligatorio.

En ese sentido, el funcionario enfatizó en la carta que aquellos progenitores a quienes les pesa algún proceso judicial o bien una restricción legal "claramente no tienen derecho a una semana de convivencia".

Lerner detalló que cerca del "30% de chicos y chicas convive con solo uno de sus progenitores", cifras que se traducen en cerca de 4 millones de niños y adolescentes. En su comunicado, el jefe de la cartera aseguró que "entre ambos progenitores (cuando son dos) se determina -por acuerdos de hecho o escritos, o mediante resolución de un juez o jueza- la modalidad de cuidado (compartido o no, y cómo), o de régimen de comunicación, para regular los contactos entre hijos/as y progenitores no convivientes", explicó el funcionario.

Ver también: Si estás separado, este es el protocolo para poder ver a tus hijos 

El poder Ejecutivo está trabajando para resolver "por vía de excepciones, quiénes pueden trasladarse, con qué finalidades y en qué momentos" durante la vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio", dentro de lo que se enmarca la Decisión Administrativa 203/2020 publicada el viernes en el Boletín Oficial, con el objetivo de  incorporar el traslado semanal de niños, niñas y adolescentes al domicilio del otro progenitor o progenitora al listado excepciones.

La tenencia compartida es todo un tema en contexto de pandemia.

La carta completa

BREVE ACLARACIÓN SOBRE LA EXCEPCIÓN QUE FAVORECE EL TRASLADO DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

"Alrededor del 30% de chicos y chicas convive con solo uno de sus progenitores. El tema de la vinculación entre hijos/as con padres/madres no convivientes es de enorme magnitud: podría alcanzar a 4 millones de chicos y chicas.

Entre ambos progenitores (cuando son dos) se determina -por acuerdos de hecho o escritos, o mediante resolución de un juez o jueza- la modalidad de cuidado (compartido o no, y cómo), o de régimen de comunicación, para regular los contactos entre hijos/as y progenitores no convivientes.

Los gobiernos no legislan sobre esas cuestiones de familia. Ni los decretos del Presidente, ni las resoluciones de otros funcionarios pueden crear esas reglas o modificarlas.

Gabriel Lerner, secretario nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.

En el contexto de la cuarentena, en el marco de la política de prevención, el gobierno establece, por vía de excepciones, quiénes pueden trasladarse, con qué finalidades, en qué momentos, etc. Y esas normas, que sí decide el ejecutivo, afectan necesariamente la forma en que pueden ejercerse (o no) los acuerdos entre progenitores, o las sentencias judiciales sobre modalidades de cuidado o regímenes de comunicaciones.

En tanto el aislamiento se siguió extendiendo -y muchos chicas y chicas habían tenido que estar en contacto y/o en el domicilio de un solo progenitor- se consideró necesario establecer una nueva excepción: los chicos y chicas podrán trasladarse de un domicilio a otro (de progenitor/a a progenitor/a o de progenitor/a a referente afectivo, en el caso de familias monoparentales) una vez por semana.

En razón de algunas preguntas recibidas creo necesario señalar: esta nueva disposición NO ES UN REGIMEN DE COMUNICACIONES OBLIGATORIO.

¿Si algún progenitor/a tiene alguna restricción legal para ver al niño o niña, tiene "derecho" a una semana de convivencia? Claramente no.

¿Si no existe un acuerdo previo entre progenitores y uno de ellos pretende trasladar al hijo/a a un lugar donde pueden verse amenazados los derechos de ese niño o niña? Tampoco debe prosperar.

La nueva excepción ofrece una oportunidad -no ideal, pero mejor que la antes existente- para que las/los progenitores, teniendo en cuenta los intereses de sus hijos/as -que claramente deben ser escuchados- puedan acordar una forma en que el niño o la niña mantengan una adecuada relacion con ambos.

Se trata de una oportunidad para que hijos e hijas puedan tener contacto con ambos progenitores, en caso que lo deseen. Ojala miles, o millones de chicos y chicas puedan capitalizarlo".

GABRIEL LERNER