Los túneles desinfectantes sólo duraron 16 días - Mendoza Post
Jueves 30 Abr 2020Jueves, 30/04/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Primero fue Luján de Cuyo que fijó las estructuras rociadoras de líquidos anti Covid-19 hasta que la semana pasada el intendente Sebastián Bragagnolo recibió el dictamen del área de Toxicología de la Provincia recomendando que desistiera de utilizar los túneles sanitarios, entonces inmediatamente los sacó de las entradas de las surcursales bancarias y de otros negocios.

La historia de los túneles desinfectantes en Las Heras es más curiosa y efímera aún. El intendente y médico Daniel Orozco comenzó instalándolos con un gran ruido público el lunes 13, mostrando que era una acción más a favor de la de salud pública de los lasherinos y tratando de hacer notar una gestión proactiva en la lucha contra la pandemia. 

Ahora, hoy jueves 30, sin mediar declaración oficial pública, ni dar a conocer la razón, de un día para otro, los ostentosos arcos inflables que estaban en el sendero de acceso a las sedes bancarias desaparecieron literalmente. Es decir sólo duraron "en servicio" 16 días.

Ya no están los túneles que roceaban con desinfectante a quienes ingresaban a los bancos frente a la Plaza Marcos Burgos de Las Heras.

Solamente desde la empresa dueña de los túneles que se instalaron frente a la Plaza Marcos Burgos se dio una explicación aunque atada más a los falta de fondos por parte de la Comuna para poder seguir pagando el servicio que a los cuestionamientos sanitarios emitidos desde la Anmat.

En el medio se produjo la denuncia pública de Sergio Saracco, director del departamento de Toxicología de Mendoza que con distintas presentaciones en las redes y con el aval de entidades médicas que él integra avisó sobre el riesgo de estos rociadores masivos y de sus líquidos sanitarios.

El dictamen final

Hasta que sobrevino ayer martes 28, el documento de la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica. Estos son los argumentos centrales del informe oficial.

"Si bien determinados productos utilizados por este tipo de mecanismos se encuentran inscriptos ante esta Administración Nacional, su eficacia y seguridad está demostrada para el uso en superficies inertes distintas a las propuestas, no contándose con evidencia que demuestre su eficacia y seguridad para ser aplicados sobre personas con el fin de descontaminar para COVID-19.

Él túnel que fumigó a muchos lasherinos durante dos semanas.

"Es preciso recordar que los desinfectantes de superficies requieren tiempos de contacto variables para ser efectivos. Por ello, al ser aplicados sobre las personas, aún en baja concentración o por tiempo breve, puede causar potenciales efectos irritantes para la piel y mucosas, reacciones cutáneas, lesiones oculares y afectación del tracto respiratorio.

"Por ello, la ANMAT recomienda no utilizar este tipo de dispositivos de rociado de sustancias químicas sobre el cuerpo humano."