Uno de los asesinos de Candela Rodríguez pidió la domiciliaria - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 30 Abr 2020Jueves, 30/04/20 atrás

Hugo Bermúdez, condenado a perpetua por el Tribunal Oral Criminal (TOC) N°3 de Morón en 2017 por el asesino de Candela Sol Rodríguez, pidió la prisión domiciliaria por el coronavirus. El hombre, estuvo acusado por secuestro y homicidio de la nena que tenía 11 años al momento del crimen en 2011. No lo imputaron pero se le atribuye el abuso sexual hacia la víctima.

Bermúdez pidió el arresto domiciliario alegando que tiene 63 años y sufre de hipertensión arterial y es parte de la "población de riesgo" del penitenciario por el Covid-19. La presentación la hizo ante la unidad N°25 de La Plata y la trasladaron al TOC N°3 la semana pasada. Ahora el Tribunal debe resolver.

"En principio, hablando con algunas fuentes judiciales, rechazarían el pedido. En concreto no sucedió", informó el periodista Rodrigo Alegre en Todo Noticias. En declaraciones a la revista Gente el año pasado, Bermúdez afirmó que "no soy una joyita pero no la violé ni la maté".

Candela Rodríguez tenía 11 años cuando la mataron.

Candela (11) fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011, en Villa Tesei -donde residía-, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía. Nueve días después apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa, a pocos metros de la colectora del Acceso Oeste.

Video: lincharon a un hombre que había recibido la prisión domiciliaria

Como móvil del homicidio y cuando elevó la causa a juicio, el fiscal Mario Ferrario señaló una venganza contra Alfredo Rodríguez, padre de Candela, por parte de una banda de piratas del asfalto, una hipótesis que se manejó desde el comienzo de la causa.

Candela apareció asfixiada. También había sido violada.

En 2017, el TOC N°3 condenó a prisión perpetua a Bermúdez (59) y a Leonardo Jara, mientras que a Fabián Gómez (45) le dieron 4 años. A Bermúdez se lo consideró el autor material del asesinato y quien habría abusado de la niña; Jara fue considerado coautor y Gómez "partícipe secundario" por realizar tareas de inteligencia.

El padre Grassi pidió la prisión domiciliaria

Para la Justicia, Candela "fue sustraída por tres sujetos en una camioneta Ford EcoSport negra", la mantuvieron cautiva en la localidad de San Martín y luego estuvo en Villa Tesei en Hurlingham.

Si bien acreditaron que la niña fue abusada, no imputaron a ninguno de los acusados en este delito para "no modificar la carátula" con la que habían llegado al juicio y que les puedan presentar nulidades.