Suarez flexibilizaría la cuarentena en el interior provincial - Mendoza Post
Domingo 26 Abr 2020Domingo, 26/04/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suarez flexibilizaría la cuarentena en el interior provincial. La decisión habría sido tomada en la tarde-noche de este domingo luego de que se conociera el decreto 408 del gobierno nacional, facultando a los gobernadores de las provincias a liberar zonas del aislamiento, siempre que se cumplan ciertas condiciones establecidas en la misma norma.

El domingo fue agitado para el gobierno de Mendoza. Luego de la conferencia del sábado del presidente Alberto Fernández, el gobernador Rodolfo Suarez posteó varios tuits, para dejar claro que en Mendoza sí se podrá salir al "paseo recreativo" de 500 metros, independientemente de en qué zona de la provincia se viva.

La principal definición del presidente el sábado fue que ningún conglomerado de más de 500.000 habitantes tendría flexibilidades nuevas en esta etapa de la cuarentena hasta el 10 de mayo, porque "ya está en la calle la mitad de la gente". Pero les dio a los gobernadores un rol más activo para decidir qué hacer en zonas con bajo o nulo nivel de contagio. Mendoza tiene 70 casos positivos, y hace una semana que no hay nuevos contagios de coronavirus. Aunque hubo nueve muertes de pacientes infectados desde el 20 de marzo, dos de ellos, personas jóvenes, menores de 60 y de 50 años.

Compras en cuarentena.

Es así que en la noche de este domingo trascendió que Suarez liberaría el interior provincial, aunque sería por etapas y cumpliendo normas de distanciamiento social. Y ello no implicaría el regreso de las clases, ni ningún otro tipo de actividades "de reunión", como bien especifica el decreto nacional. El dato fue confirmado por una fuente del gobierno. Los detalles se conocerán mañana, luego de una reunión por video conferencia que el gobernador Suarez mantendrá con los intendentes a las 11 de la mañana.

Presidente Fernández, mostrando la progresión de los contagios.

Las zonas que Mendoza libere deberán cumplir con unos requisitos básicos: el tiempo de duplicación de casos confirmados de Covid-19 no debe ser inferior a 15 días, el sistema de salud debe contar con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la potencial demanda sanitaria, debe existir una evaluación positiva del riesgo con relación a la densidad poblacional de cada pueblo o ciudad, y la proporción de personas exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio, no podrá superar el 50 % de la población total. El Sur, el Valle de Uco y el Este ingresarían en esta categoría.

De todos modos, los gobernadores no podrán incluir como excepción el dictado de clases presenciales, los eventos públicos y privados sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que implique la concurrencia de personas. Tampoco centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas. Quedan afuera de las flexibilidades provinciales el transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, y las actividades turísticas y apertura de parques, plazas o similares.