La vuelta a clases sería sin recreos y con menos alumnos por aula - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 26 Abr 2020Domingo, 26/04/20 atrás

El esquema que piensa hacer Dinamarca para el retorno de las clases presenciales es sin recreos para evitar que los chicos se aglomeren en los patios. Horarios diferenciados, más turnos y menos estudiantes por aula, es lo que se plantea Francia. Esos son los planes que la Argentina piensa imitar a través del Ministerio de Educación nacional para pensar en una posible vuelta a las clases presenciales, aunque aún sin fechas precisas pero tampoco cercanas.

El miércoles 22, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, se reunió por videollamada con su par sueca, Anna Ekström

Ese país nórdico fue uno de los pocos en el mundo que mantuvieron las escuelas en funcionamiento. 

"En Suecia mantuvimos abiertas las escuelas hasta los niveles que incluyen a estudiantes de 15 años. También nos estamos apoyando en herramientas virtuales para dar continuidad al proceso de aprendizaje", le dijo Ekström a Trotta, según revela Perfil este domingo. 

"Nos diferenciamos de Noruega y Finlandia por haber mantenido las clases presenciales. Poseemos las mismas problemáticas ante la pandemia, con realidades sociales muy distintas a las suyas", agregó. 

 En Dinamarca, otro de los proyectos que más entusiasma al gobierno nacional, son las escuelas las que deciden las normas bajo las cuales cada docente o alumno puede volver o no a clases. También podrán decidirlo los padres.

Con respecto al funcionamiento de las jornadas, los horarios son escalonados y hay líneas divisorias de distancia social para que cada chico espere su turno para ingresar. 

Asimismo, se reajustó el tamaño de las aulas, ya que el espacio entre los bancos tiene que ser mayor.  Algo similar implementará Francia a partir del 11 de mayo, cuando se levante la cuarentena obligatoria y vuelvan las clases. Sin embargo, pocas escuelas argentinas permiten esas modificaciones estructurales. 

En Argentina se evalúa también la opción de retrasar los horarios de ingreso de los alumnos cuando vuelva el ciclo lectivo presencial

Trotta declaró que ese cambio horario -que podría significar "atrasar el inicio de la jornada de clases entre 40 y 45 minutos"- buscaría "evitar colapsar el acceso a las instituciones y las aglomeraciones en los transportes".

El horario de ingreso recomendado  es el de las 8 u 8.15 de la mañana.