Advierten sobre el truco del jabón para que no se empañen los lentes - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 25 Abr 2020Sábado, 25/04/20 atrás

Un problema que solía ser solo de los médicos y otros profesionales que utilizan barbijo y lentes se ha trasladado a la población entera desde la expansión de la pandemia mundial por la necesidad de usar un tapabocas obligatoriamente al salir de casa.

Por esto es que los profesionales de la salud han compartido su secreto en las redes sociales. El traumatólogo español Alejandro León fue el protagonista de un video que ganó gran popularidad por la simpleza de la solución.

El doctor León utiliza un jabón en pan, el mismo que utilizamos para prevenir el contagio del Covid-19, para pasarlo sobre los vidrios de los lentes y luego limpiándolas con una gamuza quitando los restos que no permitirían ver.

Las lentes se empañan por el aire que sale de nuestros pulmones se eleva y se condensa en los vidrios. El profesor Arturo Armada, del Departamento de Óptica de la Universidad de Granda, explica al portal Verne que el jabón evita la formación de vaho "debido a que es un agente humectante, es decir, que favorece que el agua deslice y, por tanto, no se condense".

Ocurre con todos los jabones, y pone como ejemplo lo que ocurre cuando lavamos un vaso: "Si lo lavas con jabón, verás que el agua escurre perfectamente y cuando se seca, el vaso queda limpio. Por el contrario, si no usamos algún producto de limpieza, pueden quedar restos de agua que dejan manchas de cal, por ejemplo".

Ver también: Cinco días sin nuevos casos de coronavirus en Mendoza

El problema de esta técnica, explica Armada, es que en ocasiones la capa de jabón que debe crearse en la lente para que esta no se empañe también puede dificultar la visión: "Yo he hecho la prueba con dos jabones, y el problema es que si limpias el jabón con excesivo celo las lentes pueden seguir empañándose. Por el contrario, si lo extiendes menos, funciona mejor, pero la propia capa de jabón hace que veas peor".

Otra solución también puede ser colocar un pedacito de cinta adhesiva sobre la máscara o tapabocas a la altura de la nariz para impedir que el aire caliente que despedimos ascienda hasta los lentes.

Una última técnica muy efectiva pero poco recomendada en épocas de pandemia es la que utilizan los submarinistas quienes colocan saliva en los lentes de sus antiparras. Es efectivo pero tratar de evitar la propagación de un virus esparciendo tu saliva no es buena idea.

Ver también: Los "telos" podrían terminar en quiebra por falta de acceso a créditos

El especialista, Arturo Armada, mencionó un último truco rápido y efectivo por si todo falla y las gafas se nos han empañado, abanicarlas. "Si nos damos aire con la mano, un folio, una carpeta o lo que tengamos a mano, las gafas se desempañarán en un santiamén, y sin necesidad de tocarnos las gafas ni la cara", cuenta.

Esto además es importante porque las autoridades recomiendan no tocarse la cara y, como sabes si llevas gafas, las tocamos bastante: bien para subírtelas si se caen o bien para quitar el vaho. Ya sabes: si no te funciona el truco del jabón, sal a hacer la compra con unas cuantas bolsas de tela... y algo para abanicarte.