Reino Unido planea emitir 180.000 millones de libras para enfrentar la crisis - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 23 Abr 2020Jueves, 23/04/20 atrás

 El gobierno británico planea emitir en los próximos tres meses 180.000 millones de libras (222.000 millones de dólares) para financiar el enorme aumento del gasto público necesario para hacer frente a la crisis del coronavirus.

La Oficina de Gestión de la Deuda del Reino Unido (DMO, por sus siglas en inglés) informó hoy en un comunicado que la financiación abarcará el período de mayo a julio de 2020 inclusive. De esta forma, el gobierno venderá en los próximos tres meses más bonos de lo que había planeado previamente para financiar el gasto y para pagar deudas.

Apenas comenzó la cuarentena, el gobierno del Reino Unido anunció un paquete de medidas sin precedentes para proporcionar apoyo económico a la población, a los trabajadores y a las empresas, debido al impacto de la pandemia en la economía. En ese sentido, de acuerdo con los planes de recaudación de fondos del Tesoro británico, se estima el costo de la pandemia en unos 165 mil millones de libras (203 mil millones de dólares), pero se advierte que la cifra podría ser mayor si el brote del virus se extiende por más tiempo del esperado.

Gertjan Vlieghe, miembro de Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE), consideró en un informe publicado hoy por la entidad que el Reino Unido podría estar viviendo una depresión mucho peor que la padecida en la crisis financiera de 2008.

"Basándose en los primeros indicadores y en la experiencia de otros países que fueron golpeados un poco antes que el Reino Unido, parece que estamos experimentando una contracción económica que es más rápida y más profunda que cualquier cosa que hayamos visto en el último siglo, o posiblemente varios siglos", indicó.

Para el analista, esto no es un simple shock en el consumo, es mucho más complejo que eso y por consiguiente debe ser mucho más amplio el alcance de las políticas públicas para responder de manera eficaz.

"Algunas personas no pueden ir a trabajar, ya sea porque se han restringido sus desplazamientos al trabajo o porque están enfermas o cuidando a otros que están enfermos o a niños que están en su casa debido al cierre de escuelas. Esto es de hecho un impacto en el consumo, pero también una dramática reducción de la demanda", explicó.

Detalló al respecto que el distanciamiento social, en parte voluntario y en parte impuesto, significa que una amplia gama de actividades de consumo se reducen drásticamente o simplemente no tienen lugar.

"Las compras en tiendas físicas, las actividades recreativas, los servicios personales y una larga lista de otros tipos de los gastos se han reducido drásticamente. Como resultado, las empresas que normalmente proporcionan estos bienes y servicios han reducido considerablemente su actividad o directamente cerraron por completo", apuntó.

Mientras tanto, hoy se difundió el índice de la actividad económica en el Reino Unido que registró una caída récord en abril de 12,9% debido a la pandemia.

Según el índice Flash PMI, por sus siglas en inglés, que elabora la consultora de datos financieros IHS Markit, la actividad económica tocó su mínimo histórico debido al freno en la industria manufacturera y los servicios.

En ese sentido, Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit, dijo que los cierres de negocios y las medidas de distanciamiento social provocaron el colapso de la actividad comercial a un ritmo muy superior al observado incluso durante la crisis financiera mundial, lo que confirma los temores de que el PIB se desplome en un grado previamente pensado".