Construcción, comercio y peluquerías: el protocolo de regreso en Mendoza - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 22 Abr 2020Miércoles, 22/04/20 atrás

 El Ministerio de Economía y Energía de Mendoza se reunió con sindicatos y cámaras empresariales para ordenar el regreso paulatino de distintos rubros, como la construcción, el comercio o las peluquerías. Es la primera etapa de actividades y luego darán a conocer otros sectores afectados por el aislamiento obligatorio

Será para los municipios que comiencen con las actividades por tener pocos o ningún caso de coronavirus. Las comunas dispondrán de este instructivo, cuyo objetivo es reactivar el sector productivo minimizando los riesgos de contagio, tal como expresó el Gobierno de la provincia en su página web.

Las reglas fueron elaboradas con la revisión y supervisión del Comité de Vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la Provincia de Mendoza, pero la autoridad de aplicación será la Dirección de Fiscalización y Control, dependiente de la Subsecretaría de Industria y Comercio.

El protocolo es para los rubros detallados por el Gobierno.

Los rubros

-Construcción civil: albañiles, maestro mayor de obra, profesionales, pintor de obra, plomero, gasista, electricista, yesero, tabiquería y construcción en seco, entre otras.

-Comercio y servicios que implican atención personalizada.

-Industria manufacturera: metalmecánica, aserraderos, fabricación de muebles, fabricación de piezas, fabricación de embalajes, entre otras.

-Industrias alimenticias: conserveras, empaques, fabricación de productos frescos, matarifes, frigoríficos, entre otras.

La construcción civil está permitida. 

-Cosecha de frutas y verduras

-Transporte: transporte de carga, transporte privado de pasajeros y delivery

-Proveedores de servicios domiciliarios: jardineros, oficios domésticos, cuidado de niños y de enfermos.

En una segunda etapa, Economía dará a conocer el protocolo para otros sectores afectados por el aislamiento obligatorio, como bares, restaurantes, heladerías y cafés, hotelería, guarderías y esparcimiento, incluyendo cines, teatros, clubes y peloteros.

Próximamente darán a conocer los protocolos para bares y restaurantes.

En todos los rubros, los trabajadores de más de 60 años o que pertenezcan a grupos de riesgo estarán exceptuados de presentarse y seguirán percibiendo sus salarios.

Controles y prevención

Aunque cada actividad tendrá su instructivo disponible, que contempla situaciones particulares como el uso de herramientas o de secadores de pelo, para todas será obligatorio medir la temperatura de los trabajadores antes del ingreso.

Los comercios, negocios o empresas deberán designar a un encargado de esta tarea, que tendrá máscara y guantes descartables.

Las medidas serán para comunas que estén habilitadas por pocos casos de coronavirus.

En caso de que alguna persona tenga fiebre, se deberá dar aviso urgente a Emergencias de Epidemiología, al número 0800-800-2684, que dará las indicaciones de aislamiento y traslado.

Todos los lugares de trabajo tendrán que disponer de barbijos quirúrgicos de triple capa y cambiarlo cada 4 horas, protecciones oculares, guantes y cofias. El personal debe ser debidamente capacitado sobre el uso de estos elementos y sobre cómo limpiar sus herramientas de trabajo con desinfectantes.

Murió de coronavirus y su cuerpo llegó al país en un vuelo de repatriados

Además, se deberán higienizar las superficies y elementos de trabajo con lavandina diluida en agua varias veces al día.

Todos los espacios laborales tendrán alcohol en gel o alcohol líquido diluido en agua (1/7) para que cada vez que entren en contacto con algún elemento los trabajadores se desinfecten. También debe haber jabón y un espacio para lavarse las manos.

El alcohol en gel será fundamental en los cuidados.

En todos los casos se deberán evitar aglomeraciones, con una distancia recomendada de dos metros para todas las actividades. En el caso de los comercios o peluquerías, la gente no podrá esperar bajo ningún concepto dentro del local. En caso de atención al público, será obligatorio tener en los mostradores un separador de vidrio o de nylon cristal. Se recomienda cobrar con medios electrónicos y evitar el uso de billetes.

En todos los casos el empleador deberá proveer al trabajador de un certificado para ser presentado eventualmente ante la autoridad policial de control.

Pasó en rojo en la Costanera, chocó y está grave en el Central

Los independientes tendrán que tramitar el permiso a través de la página de AFIP o una declaración jurada facilitada por el Gobierno de Mendoza.

Los comedores o área destinada para la alimentación, si los hay, deberán tener turnos rotativos, garantizando el distanciamiento social recomendado durante las comidas. De no contar con dicho lugar, deberán destinar un espacio que reúna las condiciones mínimas de confort. Es obligatorio el lavado de manos de todo el personal antes de cada comida.

No se podrán compartir vasos ni utensillos. El personal estará obligado a informar si tiene síntomas de tos, fiebre, dificultad para respirar o diarrea.

Espacios ventilados, transporte y horarios especiales

En todos los casos los espacios deben estar ventilados, ya que el encierro favorece la propagación de los virus. Si es posible, se deberá hacer horario corrido, para evitar que la gente viaje cuatro veces al día. Se recomienda el uso de bicicleta o motocicleta para distancias cortas, a fin de evitar que el transporte público tenga mucha cantidad de pasajeros.

No pueden haber personas esperando en el interior de los locales.

A todos se les recomienda cambiarse de ropa al llegar al hogar o dejar la ropa en el trabajo (en el caso de la construcción). En el primer caso, la persona debe cambiarse antes de ingresar a las zonas del hogar que utiliza el resto de la familia (un garaje, un pasillo).

En caso de actividades donde se transporte mercadería, el chofer debe evitar bajarse y procurar quedarse en la cabina mientras se recibe el pedido.

Todos los implicados, tanto trabajadores como empleadores e independientes, deberán enviar la declaración jurada al Gobierno, en la que tendrán que asegurar que no han estado de viaje en las últimas dos semanas y dar fe de que no existe ningún contacto estrecho con síntomas de Covid-19.