Cuarentena: 9 consejos para mantener la mente sana - Mendoza Post
Miércoles 22 Abr 2020
porOrnella Guarnieri
Psicóloga

Disfrutar de una mañana tranquila en casa, pasar todo el día en pijama, mirar la tele y trabajar recostado, debe haber sido el deseo de más de uno cuando el reloj no da tregua y buscamos una pausa de nuestra ajetreada rutina. Sin embargo, hoy el panorama es otro, hace semanas que el confinamiento es obligatorio y quedarnos en casa puede estar ocasionando sentimientos algo alejados a los que alguna vez soñamos.

"El aislamiento, el distanciamiento físico, el cierre de escuelas y lugares de trabajo, son desafíos que nos afectan, y es natural sentir estrés, ansiedad, miedo y soledad en estos momentos", destacó el jefe de la OMS para Europa, Hans Kluge.

La amenaza de una pandemia y la situación de cuarentena podrían manifestar efectos colaterales sobre los individuos que la padecen. Es común que las personas se sientan preocupadas, y que aparezca el miedo como protagonista principal de esta escena: miedo a enfermar o a contagiar a otros (especialmente a familiares), a perder a algún ser querido o el sustento económico, a quedar socialmente excluido o a carecer de suministros básicos de supervivencia.

Cuarentena en casa.

El miedo puede también venir acompañado por sentimientos de pérdida de control, ira, impotencia, aburrimiento, soledad y tristeza; produciendo alteraciones del sueño, del apetito o en las capacidades de atención y concentración en las tareas que se desean realizar.

Ver también: Qué es el jet lag alimentario y cómo te puede hacer engordar en el aislamiento

Para ayudar a gestionar las emociones y el estrés generado por estas situaciones, y empoderar a las personas para mantenerse sanos en cuerpo, mente y alma, proponemos las siguientes recomendaciones:

1. ACEPTÁ LA SITUACIÓN

El primer paso para afrontar cualquier situación inesperada es comprender que lo que sucede no lo elegimos ni controlamos, pero debemos transitarlo. Es imprescindible entender que la mejor forma de colaborar es permaneciendo en casa, salir lo menos posible a la calle, y asumir la responsabilidad de promover estas ideas entre las personas con las que tenemos contacto; siendo ésta la recomendación más segura y eficaz para salir pronto de esta situación.

2. PLANIFICÁ Y ORGANIZÁ

Bajo estas nuevas circunstancias, nuestras conductas habituales ya no permiten responder a las demandas actuales. Modificar y adaptar las rutinas, organizar las actividades y dejar poco espacio para la improvisación, podrían ser claves para mantener la productividad y disponer de todo lo necesario para salir de casa lo menos posible. Resulta de importancia respetar espacios y tiempos diferenciados de cada uno, así como necesidades específicas de las personas que componen el hogar.

3. EVITÁ LA SOBREINFORMACIÓN

La exposición permanente a las noticias puede ser nociva, provocando sensación de desasosiego, desesperación o desesperanza. Es imprescindible informarse de manera justa, mediante publicaciones y medios oficiales, evitando la sobreinformación. Evitar difundir rumores, noticias falsas o negativas, especialmente a los menores, ayudará a mantener la calma y la tranquilidad del entorno.

Ver también: Mendoza sin pelus: cómo mantener y cuidar el cabello durante la cuarentena

4. MANTENÉ EL CONTACTO

Aprovechar los recursos tecnológicos para mantenerse conectados con familiares, amigos o compañeros de trabajo, acortando las distancias en tiempos de aislamiento social, podría ayudar a aliviar sentimientos de soledad. Favorecer el tejido social y apoyo mutuo mediante la creación de grupos de WhatsApp, para compartir con seres queridos o vecinos, procurando difundir un ambiente de calma y tranquilidad.

5. APROVECHÁ QUE TENÉS TIEMPO

Este es el momento para sumar a la nueva rutina esas actividades que siempre quedaron relegadas por la falta de tiempo en el ajetreado ritmo de vida habitual. Genera espacios para leer, trabajar, jugar y compartir con las personas que te rodean.

6. DESPLEGÁ  TU SER CREATIVO

Puede ser el tiempo perfecto para la creatividad, hacer pequeños arreglos, decorar la casa, organizar un armario, aventurarse a cocinar recetas nuevas. Lleva una lista de ideas y actividades a las cuales recurrir cuando aceche el aburrimiento.

7. MANTENÉ TU CUERPO EN MOVIMIENTO

El ejercicio físico estimula el cuerpo y la mente, aporta un momento de recreación y aumenta la sensación de bienestar; reduciendo síntomas de depresión y ansiedad. Planifica realizar deporte en casa a diario ayudará a concretarlo, utilizando aplicaciones o tutoriales que se adapten a diferentes edades, espacios y condiciones físicas.

8. CUIDÁ TU SALUD CORPORAL Y EMOCIONAL

Promover el autocuidado podría ser un factor clave para mantener un estado saludable: recibir luz natural 20 minutos al día, respetar una dieta equilibrada, dormir un número de horas adecuadas, y tratar de mantener el sentido del humor. Cuidar del estado de ánimo y prestar atención a pensamientos y emociones ayudará a responder adecuadamente a momentos en los que el ánimo falla y la sensación de incertidumbre y desasosiego surgen.

9. SI TE SENTÍS DESBORDADO, SOLICITÁ AYUDA

Es importante destacar que existen reacciones normales ante una situación como la actual. Sin embargo, si los altos niveles de ansiedad son sostenidos en el tiempo e imposibilitan el desarrollo de acciones cotidianas como comer o dormir, o aparecen pensamientos negativos que atenten contra la vida, se recomienda acudir a un profesional experto solicitando ayuda a las redes de contención disponibles para la población. ¡Estamos separados pero no solos!

Esta nota habla de: