Coco Basile reveló detalles del día que Teo Gutiérrez entró con un arma al vestuario - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 22 Abr 2020Miércoles, 22/04/20 atrás

Alfio "Coco" Basile dio una entrevista por videoconferencia con Fox Sports y habló del episodio que protagonizó con el colombiano Teófilo Gutiérrez el día que este sacó un arma en el vestuario de Racing, hace poco más de 8 años.

El hecho ocurrió el 12 de abril de 2012 después de un clásico en cancha de Independiente que el Rojo ganó 4 a 1 y donde Teo se fue expulsado por una irresponsabilidad. La sanción a Gutiérrez dejó a la Academia con dos jugadores menos y generó la ira de Sebastián "Chino" Saja, quien en el vestuario, cuando todo terminó, fue a buscarlo directamente para pelear.

Tras los golpes entre ambos y cuando parecía que la cosa se había calmado, el colombiano metió una mano en su mochila y sacó un arma con la que empezó a amenazar a todos sus compañeros. Aunque claro, después declararía que era una pistola de juguete. Ese día fue el último partido del "Coco" Basile de toda su carrera, lo que pasó ahí lo dejó sin ganas de seguir trabajando.

"Cuando sacó la máquina, ese día me jugué la vida. 'Tengo nietos, tengo todo, mirá las cosas que me tengo que bancar', pensé. Fue brava, fue pesada, fue difícil. Había que estar en ese momento... Nunca me había pasado en mi vida una cosa semejante. En la vuelta de la cancha, en la estación de servicio por Figueroa Alcorta, pasando Canal 7, bajé del micro y dije: 'no dirijo más '", contó el hasta entonces entrenador.

"Después se comentó que era de juguete, ¿¡pero yo en ese momento cómo iba a saberlo?! Andá a comprobarlo... El fierro que tenía era impresionante. Mirá si se le escapaba, nunca se sabe...", añadió.

"Me quedé calmándolo a Teo, de a poco, con un verso. 'Quedate tranquilo, todo pasa', le decía. Ya había terminado el quilombo. Saja tenía una buena zurda y Teo era guapo... Lo fui convenciendo, y de golpe irrumpió la Policía en el vestuario, se abalanzó sobre Teo y lo agarró", detalló el Coco. El jugador se retiró en un taxi del estadio, separado de sus compañeros.

Ver también: Las confesiones de Hernán Crespo: Bielsa, orgías y el amor de su vida