Broda a Perfil: "Tenemos un 20% de posibilidades de entrar en una híper" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 19 Abr 2020

Mientras el presidente Alberto Fernández se rodea del más prestigioso equipo de infectólogos y científicos para ser asesorado de la mejor forma con el objetivo de hacer frente a una estrategia que beneficie a la sociedad en medio de la pandemia de coronavirus, muchos aseguran que en un contexto donde la economía está frenada, debería hacer lo mismo a nivel económico. 

Uno de esos impulsores es Miguel Ángel Broda, economista, Socio y Director Ejecutivo del Estudio Económico-Financiero M. A. M. Broda Asoc, y asesor y consultor económico de empresas nacionales e internacionales. En una larga entrevista otorgada al director de diario Perfil, Jorge Fontevecchia, el economista se separó de la necesidad de un Consejo Económico y Social, y consideró que debe crearse urgentemente un comité de expertos en economía que trabaje a la par del de epidemiólogos. 

En relación a la oferta del ministro Martín Guzmán para la renegociación de la deuda bajo legislación extranjera, Broda consideró que ve "un riesgo de default de por lo menos el 50%".

"Lo que digo es que la propuesta esbozada era más agresiva y bajaba la chance de tener un acuerdo. Esta no es una propuesta que imposibilite el acuerdo, aunque es muy difícil. Probablemente acortando un año el período de gracia o cambiando alguna condición de la velocidad en la cual se alcanzan intereses máximos podríamos llegar a un acuerdo", aseguró. 

Para Broda, el hecho de que sean cinco grandes fondos de inversión los que concentren la mayoría de los bonos ayuda, "pero estos cinco grandes no tienen mayoría en la serie de los 21 bonos que se reestructurarán. Y para hacer toda la reestructuración hay que conseguir el acuerdo de todos los bonistas. Los cinco grandes están concentrados en algunos títulos, pero también se deben algunos títulos de menor valor, de menor cantidad de dólares mucho más repartidos. Ahí puede haber problemas con los valores de las paridades de las últimas dos o tres semanas. Puede haber una cantidad de fondos buitre que compraron nada más que para dificultar la negociación". 

El economista también señaló que anta la falta de un programa económico, el coronavirus agravó todo "porque no tenemos programa general y tampoco tenemos un comité de expertos que haga un programa de emergencia de sesenta o noventa días para adelante. Es una crisis donde todos los gobiernos han decidido políticas fiscales muy expansivas. Hay que mandar a los libertarios a la biblioteca. El rol del Estado es crucial, porque esta recesión es muy diferente a otras. La política fiscal expansiva necesita financiamiento". 

Y agregó: "En ese contexto tenemos tres categorías de países. Los países desarrollados colocan dinero o emiten, no tienen ninguna restricción presupuestaria para ahondar en gastos, aumentar el déficit. Luego están los países emergentes macroeconómicamente ordenados, como Perú, Chile, Colombia; tienen equilibrio fiscal, reservas internacionales abundantes, cierto mercado de capitales domésticos, tienen un sistema financiero más grande que nosotros, que les permite tomar deuda en el sistema financiero, y sobre todo tienen acceso al mercado internacional". 

"Luego vienen países macroeconómicamente anómalos, como Líbano, Turquía y Argentina, que no tienen ni equilibrio fiscal ni posibilidad de colocar deuda en los mercados internacionales, y tienen muy poquita capacidad de financiamiento: la única manera de financiarse es emitiendo. En el caso de la Argentina, eso le impone límites a lo expansivo que pueda ser el gasto público. ¿Cómo se financia dándole a la maquinita?", consideró Broda. 

Y agregó: "Utilizando recursos gratuitos que el poder de emisión de la moneda local le da al Gobierno, su poder monopólico. Pero se debe tener recursos reales para evitar el impuesto inflacionario, se extraen entre tres y cinco puntos del PBI o más para financiar el déficit. Y en un país bimonetario como este, la demanda de moneda local compite con la demanda de moneda extranjera. Por lo tanto, los límites para poder extraer recursos y financiar déficits fiscales son limitados. En parte del impuesto inflacionario influye la cantidad de dinero. Si hay demasiado incremento de oferta, la gente sustituye el peso por dólares".

Preguntando sobre si los datos de déficit fiscal son similares a los de 1975, el año del Rodrigazo y si eso lo hace un contexto comparable, Broda aseguró: "La tasa de inflación va para arriba en la Argentina. Si uno creía que la probabilidad de híper era del 10%, ahora estamos en un 20%. Los números de marzo y lo que pasa, que se puede ver en los gastos de abril, nos llevan a una cifra de dos dígitos de déficit fiscal sobre el PBI. El gasto público en Argentina debe ser hecho con mucha velocidad para resolver y aliviar los daños económicos que se están generando pero al mismo tiempo tiene que ser de enorme transitoriedad". 

El economista advirtió además que "si el confinamiento, aunque flexibilizando levemente, sigue dos meses más, la Argentina va a caer por lo menos 7% este año. Recuerde que venimos de dos años de caída y de un país estancado y en decadencia. Somos récord mundial de recesión. Desde los últimos cinco años tuvimos 15". 

Y se preguntó "no entiendo cómo la profesión médica no lo subraya, la recesión se lleva muchas vidas. Se aceleran las muertes por un montón de enfermedades, enfermedades mentales, de cáncer, de mortalidad infantil. La verdad es que no es cierto que haya un dilema entre salud y economía. A mis clientes les digo que este es un gobierno que actuó bien inicialmente en términos de salud. Pero es un gobierno que no tiene programa. Que tampoco tiene urgencias. Que hay mucha incertidumbre sobre el futuro, que claramente vamos a caer. Hay que cuidar la caja. Hay que hacer un comité de crisis todos los días y a los que son lentos hay que mandarlos a la biblioteca. Estamos en un tiempo de emergencia". 

Esta nota habla de: