Los pedidos que la oposición le hará a Alberto Fernández - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 17 Abr 2020Viernes, 17/04/20 atrás

Las fuerzas parlamentarias de la oposición aguardan con expectativa la reunión por videoconferencia en la que hoy podrán tomar contacto directo con el presidente Alberto Fernández, y le presentarán una serie de pedidos concretos en el marco de la emergencia por coronavirus.

Según pudo saber la agencia Noticias Argentinas, la bancada de la Coalición Cívica en la Cámara de Diputados, que preside Maximiliano Ferraro, reclamará una mayor participación del Poder Legislativo y del Poder Judicial ya que, según señalaron fuentes de ese espacio, "ninguna pandemia ni emergencia, ni estado de excepción puede suspender el funcionamiento de la República, de los poderes del Estado".

En esta línea, le pedirán al jefe de Estado que interceda para reactivar la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, para que analice y ratifique (o revoque) los decretos de necesidad y urgencia que viene dictando para paliar los efectos de la crisis sanitaria y económica.

Negri quiere reactivar la actividad parlamentaria

Para lograr un mayor involucramiento de la oposición y otros actores de la sociedad en la toma de decisiones, la fuerza le sugerirá la propuesta para crear un "Comité de Emergencias Interpoderes", con participación del Poder Ejecutivo, el Congreso y el Poder Judicial".

Por la UCR, el cordobés Mario Negri, quien encabeza la coalición parlamentaria de Juntos por el Cambio, también había puesto énfasis en la necesidad de darle mayor volumen a la actividad parlamentaria, y en particular sugirió realizar sesiones presenciales en un estadio o teatro, con medidas de protección y distanciamiento social entre los diputados.

Ver además: Suarez apoya la propuesta que la Argentina le hará a los bonistas

Se espera que esa propuesta sea este viernes trasladada al Presidente, junto a la idea de generar una mesa de diálogo con Juntos por el Cambio y representantes del mundo productivo, en línea con la vocación de la principal fuerza opositora de logar un lugar de mayor reconocimiento y protagonismo en momentos en que el Poder Ejecutivo concentra la toma de decisiones.

En diálogo con NA, fuentes parlamentarias del PRO indicaron que el titular de esa bancada, Cristian Ritondo, le acercará a Fernández una serie de proyectos vinculados a dar respuestas a la pandemia y sus efectos económicos.

Ritondo acercará sus propias propuestas

"Vamos a poner al bloque PRO, a sus expertos y a todo el equipo a disposición del presidente, porque nuestra idea es trabajar en conjunto para vencer esta epidemia", afirmaron.

El interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, que preside el mendocino José Luis Ramón, le pedirá al Presidente que ponga la lupa en todos los sectores económicos que "están quedando afuera de los esfuerzos que están haciendo las familias argentinas" y que a su entender, tienen que hacer una contribución solidaria.

En comunicación con esta agencia, Ramón mencionó en ese sentido a las empresas de telecomunicaciones, que no están alcanzadas por los congelamientos de tarifas como otros servicios públicos, a los bancos, que siguen cobrando altas tasas de interés, a las compañías de seguros y a las aerolíneas.

"Los bancos tienen que bajar el interés al 43 por ciento, que sumado al Costo Financiero Total (CFT), alcanza el 70% de interés", se quejó.

El Frente de Izquierda le reclamará a Fernández que "no se resigne a un empobrecimiento de la sociedad producto de la pandemia", ya que, según señalaron fuentes cercanas al diputado Nicolás del Caño a NA, "se pueden tomar medidas para abordar tanto la crisis sanitaria como la crisis económica y social".

Del Caño recobra protagonismo

"Creemos que la dicotomía planteada entre 100 mil muertos y 10% de nuevos pobres es falsa", sostuvieron.

Por otra parte, la izquierda le pedirá al presidente que tome en cuenta un proyecto a las grandes riquezas más ambicioso y agresivo al que por estos días presentará el Frente de Todos de la mano de Carlos Heller y Máximo Kirchner.

La iniciativa no solamente crea impuestos extraordinarios y por única vez a los grandes patrimonios (con un piso más bajo que en el proyecto del FdT), sino que además pretende recaudar de las altas rentas de las empresas, de los bancos y de los terratenientes.