Los economistas, entre el escepticismo y el pesimismo luego del anuncio de Guzmán - Mendoza Post
Viernes 17 Abr 2020Viernes, 17/04/20 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

El mensaje del gobierno no fue muy específico, apenas sí se dijo que se propuso empezar a pagarles la deuda a los bonistas en tres años con una quita del 62 por ciento en los intereses. No mucho más que ello.

El contexto mencionado refiere al anuncio del ministro de Economía, Martín Guzmán, respecto del primer lineamiento de la oferta de reestructuración de la deuda externa.

Las preguntas no tardaron en llegar: ¿Cómo impactará en la economía local el anuncio? ¿La complicará aún más? ¿Qué ocurrirá con los mercados? ¿Empujará esta propuesta al país al default?

El Post decidió consultar a reputados economistas para saber qué opinaban al respecto.

Adorni dijo al Post que la propuesta la pagará el gobierno que viene

El primero fue Manuel Adorni, analista y consultor económico y docente universitario: "Estuvieron cinco meses para hacer esto... bastante precario. El mercado no creo que tenga demasiado movimiento en el corto plazo porque esto ya estaba descontado, y por último, bastante poco serio. Le presentan una propuesta que va a pagar el gobierno que viene. Dijeron que el déficit fiscal primario no se iba a corregir sino hasta dentro de 4 o 5 años. Vos, que ya venís con bonos reestructurados, con default, estás haciendo una promesa que ni siquiera vas a tener que pagar vos. Acá la duda es, efectivamente, si atrás de esto se está esperando el 'no' para empezar a negociar algo un poquitito más serio. Me dejó un sinsabor el anuncio, que lo esperaba, pero que ahora lo confirmé".

Ver además: El Gobierno propondrá no pagar la deuda durante tres años

Luego llegó el turno de Miguel Boggiano, titular del portal Carta Financiera, quien puntualizó: "La propuesta de canje es demasiado buena para los bonistas. Tan buena que deberían tomarla y al mismo tiempo se hace poco creíble. Lo único que le importa al gobierno es el periodo de gracia de 3 años. Es decir que arma un verso para que acepten y ellos no tener que pagar x 3 años . Al gobierno no le aceptan la propuesta de reestructuración por que no le creen. Lo único que hicieron fue decorarla para que fuera atractiva y lo único que buscan es no pagar por tres años. Fuera de eso, es vaga y no creíble (en el año 3 necesitarían volver a negociar)". 

Boggiano dijo a este diario que la propuesta es un "verso"

El reconocido Carlos Rodríguez fue más directo: "Para ponerlo mas simple: el tema no es los términos de la oferta sino la credibilidad de la oferta. Sin credibilidad, la única oferta creíble es no pagar nada. ¿Qué aval real tienen los nuevos bonos además de la palabra de un gobierno populista con la economía en caos, sin mejoras en vista?".

Ver además: Fernández cosechó el respaldo de los gobernadores

Diego Giacomini, asesor de empresas y bancos y director de E&R, fue tan o más terminante: "La inmoralidad del Ministro Guzmán se ve en su propuesta hoy: 1) Esta presentación se arma en una tarde y se tomó 5 meses; 2) Muestra en que se puede gastar la guita que no va a pagar; 3) La tasa promedio es de 2,33%; 4) Todavía no están especificados cada uno de los nuevos bonos".

Giacomini habla directamente de "inmoralidad"

El que más se explayó fue el mendocino Sebastián Laza: "Los bonos de la deuda argentina ya tenían un castigo muy fuerte en precio por eso el riesgo país está casi en 4 mil puntos. Significa que a los bonos argentinos se les estaba exigiendo que paguen 40% más que lo que paga EEUU por sus bonos. ¿Qué significa esto? Que los acreedores, o los bonistas o los inversores ya tenían descontado que Argentina iba a hacer sobre esos bonos una quita grande, porque si ya están tirando abajo un 40% el precio, significa que ya estaban previendo los bonistas un escenario con quitas agresivas, de capital, de intereses o alargamiento de plazos. Ojo, hay una cuestión adicional, que es que en muy poquito tiempo, si no aceptan esta propuesta, caemos en default, y ya caer en default sabemos lo que significa. Por eso, hay que ver cómo mañana reaccionan los mercados ante esta oferta".

Roberto Cachanosky, quien no necesita presentación, fue más catastrófico: "Viendo a oficialismo y oposición anunciar el nuevo default al que nos encaminamos, me pareció un 2001 pero sin aplausos".

Para Cachanosky es "un 2001 sin aplausos"

Finalmente, Fausto Spotorno dijo brevemente a este diario: "Así como lo dijo Guzmán, no se puede evaluar nada. No sé qué fue esta declaración".