¿Cómo subsisten las librerías y papelerías de Mendoza ante la crisis? - Mendoza Post
Domingo 19 Abr 2020Domingo, 19/04/20 atrás
porAndrés Pujol
Periodista

Desde el lunes 13 de abril las librerías y papeleras quedaron exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio y empezaron a trabajar (pero sin público, es decir que solo pueden hacer envíos). Sin embargo, el día a día ya no es como estaban acostumbrados los propietarios en Mendoza: las ventas se desplomaron y la preocupación del rubro es una creciente.

Dos de las principales librerías que están abiertas en Ciudad confirmaron al Post que la situación es desesperante: "Desde antes que comenzara la cuarentena vendíamos muy poco por las razones que ya todos conocen, alejamiento de la lectura, libros online y demás. Sin embargo, ahora los pocos clientes que teníamos no pueden venir a elegir a la tienda por el aislamiento obligatorio", recordaron desde el mayorista Ricardo Fernández.

Por este motivo, y siendo la única herramienta autorizada para la comercialización, el comerciante resaltó que "la venta online y el posterior despacho a domicilio a través del delivery ha crecido, ya que es el único medio". Sin embargo, "esto no alcanza para recuperar las verdaderas pérdidas, el alquiler, los impuestos y los empleados los seguimos pagando", completó.

Está prohibido que las librerías abran al público.

La realidad de las papeleras no escapa a esa situación y es bastante similar. La encargada de Segal, una reconocida casa de la avenida Godoy Cruz que sí está abierta por vender otros productos, manifestó que las ventas se derrumbaron. Dos razones explican esta problemática según su punto de vista: "El sistema de comercialización al que mucha gente no está acostumbrada, algo que se disimula en nuestro caso. Y además, que se están ocupando muchos menos productos", se sinceró la vendedora.

  Ver: Para Thomas, el coronavirus demuestra la diferencia social en la educación  

Sus palabras están directamente relacionadas a que, si bien la Dirección General de Escuelas (DGE) continúa dictando clases virtuales y dando trabajos para la casa, muchas actividades se realizan a través de la plataforma Mendoza.edu.ar, algo que prevé el gasto de menos recursos.

"Los estudiantes, que son los mayores compradores, necesitan la mitad de las cosas y por eso solicitan menos cosas. A esa realidad hay que sumarle, que mucha gente prefiere evitar salir por algunos de estos productos", añadió la mujer.

Se ocupan menos materiales para las clases en la casa.

En cuanto a cómo se están llevando a cabo las medidas de higiene que determinó el Ministerio de Salud para evitar la propagación del Covid-19, en todas las tiendas coincidieron que "la gente está tomando conciencia". En este sentido, desde Segal reconocieron que "todos han venido con tapabocas, las filas que se han hecho, tienen la distancia necesaria y en nuestro caso brindamos alcohol en gel para que se desinfecten".

Ver: Cuarentena: así se liberarán los sectores económicos en Mendoza

Por último, tanto libreros como los trabajadores de las papeleras manifestaron que no están sufriendo demoras en cuanto a la entrega de productos por parte de los proveedores: "Por suerte, tenemos stock", cerraron. 

Librería de otra época, con más risas y entusiasmo a la hora de comprar.