Para Thomas, el coronavirus demuestra la diferencia social en la educación - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 15 Abr 2020Miércoles, 15/04/20 atrás

En plena cuarentena por el coronavirus, propios y ajenos se encuentran inquietos por el cambio de la rutina diaria que les toca transitar.

Uno de los sectores más afectados es el de los chicos y adolescentes, sobre todo aquellos que deben hacer sus tareas en sus domicilios. Padres de diversos colegios se encuentran en estas horas enfurecidos porque, aseguran, sus hijos están "hasta la coronilla" de hacer deberes y más deberes.

En ese contexto, José Thomas, titular de la Dirección General de Escuelas (DGE) explicó que, si bien podría darse esa situación, "no creo que en forma sistémica. Puede ser que algún chico tenga algo de más y otro de menos".

"Lo importante es que el chico detecte cuándo está aprendiendo y cuándo no, por eso también se puede utilizar la autocorrección, algo muy usual en la educación a distancia"

En comunicación con el programa Te digo lo que pienso, que conduce Ricardo Montacuto por Radio Nihuil, el funcionario amplió: "Es un sistema nuevo que los docentes están llevando adelante con mucho esfuerzo y que obviamente puede tener algunos desarreglos que se van a ir regulando".

En otro orden de cosas, Thomas sostuvo: "Lo primero que tenemos que aprender es que la escuela nunca va a estar en la casa. La escuela es una tecnología en sí misma con una variedad de dispositivos que hace que el aprendizaje ocurra de una determinada manera. En una luz, muchos chicos, tranquilidad, tiempo mediados y contenidos. Cosas que la casa no va a poder replicar. Una cosa que estamos aprendiendo es como hacer para que el chico aprenda en casa. No es llevar la escuela a la casa, sino lo que hay que replicar es el aprendizaje en casa, que no es igual que el de la escuela".

Al mismo respecto, el titular de la DGE añadió: "En esto hay que ayudar al chico a que pueda arreglar su agenda, a que tenga lugares más tranquilos para trabajar. A que el material que lo va a mediar va a ser el padre, que no tengamos que mandar fotocopias e impresiones y que no tenga que estar todo el tipo frente a la pantalla. Sobre todo, es no sobrecargar en exceso ni en defecto. Una de las cosas que estamos viendo y que más nos cuesta es lograr la retroalimentación del docente, que es fundamental para eso".

Luego, al hablar sobre las evaluaciones, Thomas dijo: "La evaluación tiene dos objetivos. Una para ver en qué se está equivocando, como explicaba recién. Eso está ocurriendo y no hace falta ningún dispositivo para eso. Para eso estamos habilitando una plataforma en donde el docente sube el contenido y el chico contesta en la plataforma, para que esto sea más ordenado. La segunda parte es la acreditación de los saberes. Hoy estamos trabajando en eso, todavía falta un mes para que cierre el primer trimestre. Tenemos la suerte que al tener la pandemia en el primer trimestre tenemos todo el segundo para poder ver esto. Seguramente en los próximos días van a haber algunas resoluciones de cómo va a ser esto, pero no es algo que hoy me preocupe".

Las aulas, vacías

Después, el funcionario habló de cómo manejan los docentes para afrontar el aislamiento: "Creo que la escuela le está dando una integración con sus compañeros, obviamente siempre que la tecnología lo permita. Estamos poniendo todo nuestro esfuerzo para que el chico no se nos pierda de la escuela. Esto se une con la respuesta anterior o porque no hay tecnología, porque no hay señal en donde viven y ahí es donde estamos volcando a nuestros equipos. Los estamos llamando. Tenemos una campaña para juntar y darles celulares para que tengan ingreso a la plataforma a los chicos de padres que no tienen recursos. La pandemia si hay algo que visibilizado es la gran diferencia socio educativa que tenemos en la Argentina, no digo que se haya profundizado. Pero lo que si ha visibilizado es la gran diferencia que hay en el acceso".

Finalmente, Thomas aclaró: "Nosotros logramos liberar en Mendoza.Edu para todos los celulares. Ahora vemos que hay chicos que no tienen ni siquiera celular. Por eso, hemos hecho una campaña de donación de celulares. Ese que alguien tiene en un cajón, pero puede tener acceso a internet es habilitarle al mundo el acceso a la educación para los más vulnerables".