Coronavirus: se viene la cuarentena "prende y apaga" en Mendoza - Mendoza Post
Martes 14 Abr 2020Martes, 14/04/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

"Seamos realistas, los médicos generalmente creemos que no nos podemos contagiar, y no tomamos todas las precauciones. Esto pasó en Italia donde el diez por ciento de los infectados eran médicos, pero cuando tomaron conciencia y tomaron las precauciones entonces el nivel de contagio bajó drásticamente".

La cita es de Rubén Cerchiai, el director de Epidemiología de Mendoza. Él asesora a la ministra de Salud y al gobernador Rodolfo Suarez. Es desestructurado en sus análisis sobre la situación de la pandemia de coronovirus en la provincia. Su mirada es muy útil para pensar en el futuro próximo a este tiempo en que llevamos 26 días de encierro preventivo y vamos camino a cumplir 38 días en esa condición, según lo dispuesto por el presidente Alberto Fernández.

El médico infectólogo reconoció que la medida tomada tempranamente "es muy exigente" pero a la vez afirma que "la realidad marca que se ha relajado la cuarentena". Y concluye que esto es "porque se va prolongando la medida y la gente relaja". 

Rubén Cerchiai evaluó la campaña contra el Covid-19.

Advierte como una prioridad que, basado en la experiencia de otros países, "cuando hay un relajamiento en las medidas de precaución los casos de infección aumentan".

Hasta cuándo aguantamos el encierro

El hombre sabe que estamos llegando a un umbral, a un límite de soporte de la población encerrada que se hace ver con la mayor circulación de vehículos y personas en las calles de Mendoza. Y presiente que estamos llegando a un tiempo de apertura y debe ser una salida ordenada para no despilfarrar lo obtenido. Es decir se ha logrado torcer el ascenso de los contagios y hace falta consolidar esa tendencia para pasar a lo que realmente será la "cuarentena administrada" anunciada el viernes 10 por Fernández.

Para Cerchai estamos acercándonos a otra etapa y lo explica así:

"Por supuesto que esto no se puede prolongar por mucho tiempo más. Por eso se comenzará a relajar con algunas condiciones. Hay un sistema que se ha practicado en otras pandemias, la última fue en la de la Gripe A, que es el sistema llamado "on-off"("encendido-apagado"). Consiste en que se relajan las medidas hasta que las autoridades epidemiológicas ven que suben los casos entonces, se vuelven a endurecer las medidas preventivas de aislamiento y cuando se vuelve a la cantidad de contagios controlables, vuelven a aflojarse", señala el médico que atiende cada detalle del cumplimiento de la lucha contraviral en la provincia.

La gente ya adoptó el barbijo social que desde mañana es de uso obligatorio.

Cerchiai proyecta y adelanta que el estado de cuarentena no tiene fecha definitiva. "Esto está pensado para sostener un control que va a perdurar en el tiempo, por varios meses te diría, entonces puede ser tolerable por la población y tolerable por el sistema económico que también tiene un límite ya que seguramente tendrá consecuencias y no será buenas", puntualiza.

La realidad impone nuevas modalidades para domar la pandemia y los infectólogos que parecen muy rígidos, han comenzado a mirar la actitud social y las consecuencias económicas individuales, que a la larga impondrán otro escenario. Por eso el experto admite que "con el tiempo y ante la necesidad de mucha gente que tenga que trabajar, la realidad, es que se van a tener que relajar las medidas vigentes".

Respuestas necesarias

Hubo un segmento de la charla con el funcionario de contenido técnico para entender cómo es cazar el virus en estas condiciones e intentar aislarlo para evitar que se propague.

-Hay un reclamo creciente de parte de expertos que dicen que hay que hacer más testeos ¿cuál es su opinión?

-Depende de qué reactivos se usen. La mejor es la "PCR" que es la que tenemos y ocupamos nosotros. Tiene el limitante del laboratorio y del personal de salud ya que un procedimiento demora seis horas. No es práctico cuando se requiere velocidad. Para hacer testeos masivos se realiza otro tipo de test que no buscan el virus. Se busca si la persona tiene los anticuerpos al virus. Se supone que si desarrolló los anticuerpos para combatirlo es porque en algún momento se infectó. Los anticuerpos se generan a los diez días de haber ingresado el virus al organismo.

A la izquierda Cerchai presta atención a la conferencia del presidente junto a Suarez y los minisrtros Ibañez y Nadal.

-Ese testeo en sangre entonces denota el recorrido del virus.

-Este tipo de control sirve para saber cuál es la circulación del virus y cuánta gente está protegida. Esto también hay que decirlo: la gente necesariamente se contagiará porque hasta que no haya vacunas la población no tiene defensas. Si no te enfermás ahora, te vas a enfermar en dos meses. La clave está en no enfermarnos todos a la vez. sino en forma escalonada y por eso la "distancia social de dos metros y el aislamiento", de este modo no vamos a saturar al sistema de salud y nos va a contener a todos.

-¿Para qué sirven las unidades centinelas?

-Se han creado para detectar casos que no resultan sospechosos. Por ejemplo si una persona va por un resfrío a un centro de salud le preguntan si se quiere hacer un hisopado, se lo toman y luego le informan sobre ese análisis. Así se podrá tener un panorama de la circulación del virus en personas que no tienen síntomas. Por eso se llaman unidades centinelas que es vigilar a otros pacientes que no son sospechosos.

-¿Ya hay circulación comunitaria del virus en Mendoza?

-No tengo una respuesta totalmente certera cuando me preguntan si hay circulación comunitaria. Lo que sí puedo decir que no debe haber una circulación intensa porque de otra manera y a esta altura estaríamos con muchos más casos y con muchos internados en los hospitales.

-¿Entonces estamos todavía en la etapa de contención del virus en Mendoza?

-En Mendoza debemos estar en una etapa intermedia entre la contención de la circulación y la circulación comunitaria del virus.