San Luis: Investigan extraña muerte de una mendocina en una comisaría - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 13 Abr 2020Lunes, 13/04/20 atrás

La Justicia de San Luis investiga la muerte de una mujer de 39 años que fue demorada por violar la cuarentena obligatoria decretada para contener la pandemia del coronavirus y luego fue encontrada ahorcada en una celda, en el interior de una comisaria de la localidad de Santa Rosa de Conlara, en la zona noreste de la provincia.

Se trata de Magalí Morales, quien fue demorada el 5 de abril pasado por no cumplir con el decreto provincial que determina que la gente pueda circular por la vía pública algunos días de la semana, de acuerdo con la terminación de su número de documento de identidad.

A las pocas horas, la mujer fue hallada muerta, con el cuello atada a un cordón que pendía de una viga, en el interior de la celda a la que había sido confinada. La autopsia que se realizó en el cuerpo de Morales indicó como causa del deceso "asfixia mecánica", es decir que murió ahorcada, mientras que también se hallaron rastros de consumo de marihuana.

Si bien la Policía local había caratulado el hecho como "suicidio", intervino el juez de instrucción Roque Pinto, quien determinó una causa por "averiguación causal de muerte".

Ver: San Rafael: robó una puerta y sus vecinos intentaron impedir su detención

En tanto, autoridades provinciales determinaron separar de la comisaría tanto al jefe como el subjefe, con cargos de comisario y subcomisario, respectivamente.

Andrea Morales, hermana de la mujer, dijo que cree que su hermana no se suicidó y fue ultimada por la Policía.

"Quisieron reducirla y se les fue la mano", sostuvo Morales en declaraciones al mismo medio.

En las últimas horas, el juez Pinto ordenó el secuestro de todas las cámaras de seguridad cercanas a la seccional.

Ver: Coronavirus: falleció un hombre de 40 años en Río Negro y son 97 las muertes

El magistrado intenta determinar, entre otras circunstancias, a qué hora llegó la mujer a la seccional 25 y si lo hizo en forma voluntaria. 

También fueron allanadas las casas de los oficiales y sus celulares quedaron secuestrados.