Un valioso esfuerzo colectivo - Mendoza Post
Lunes 13 Abr 2020
porMario Abed (*)

En este 2020, el mundo se ha transformado de una forma tal que nadie podría haberlo previsto o imaginado. La pandemia del coronavirus ha reconfigurado a los países, a los gobiernos y por supuesto, a la vida cotidiana de los habitantes.

En este marco y teniendo en cuenta la opinión de científicos de distintas ramas de la medicina, tanto el Presidente de la Nación como el Gobernador de la provincia, han liderado la puesta en marcha y funcionamiento de un proceso colectivo muy particular y necesario: el aislamiento social preventivo y obligatorio. Los días transcurridos hasta acá y teniendo en cuenta la mortalidad del virus evidenciada en esta etapa en Argentina han demostrado que, a pesar del alto costo, las decisiones han sido correctas.

Mendoza lleva adelante el aislamiento social con bastante rigurosidad y responsabilidad social y esto es gracias al compromiso activo de la ciudadanía. Además, mantiene desde el inicio sus fronteras con un cierre controlado y monitoreado desde lo sanitario y epidemiológico. No es fácil sostener esta situación, aunque está demostrada ampliamente su eficacia y necesidad.

En esta etapa, Mendoza adoptó una serie de medidas para adaptarse y mitigar el impacto del aislamiento y el fuerte "parate" que implica. Todo el sistema de salud se ha reconfigurado para enfrentar la fuerte presión de demanda que la COVID-19 puede generar sobre el sistema; se centralizaron las compras para obtener mejor oferta y escala de compra, se compró e importó material necesario y recientemente se pusieron en marcha las Unidades Centinelas para ampliar la detección de casos, entre otras acciones. El personal de salud en todas sus variantes hace diariamente un esfuerzo inmenso, digno de ser reconocido y valorado por todos.

Sabemos que hay mendocinas y mendocinos en una situación compleja y a la espera de la reapertura gradual de las actividades. A las medidas económicas y financieras de índole nacional, se agregaron desde nuestro gobierno, diversas herramientas como la asistencia financiera para PYMEs y monotributistas, créditos directos del Fondo de la Transformación, subsidios de tasas para la banca privada local, entre otras.

Respecto a la Educación, la DGE implementó una plataforma virtual para llegar con contenidos y acciones educativas a los hogares que cuentan con conexión a internet y la impresión y distribución de cartillas para distribuir en lugares sin acceso a la web. Esto implica un gran y valioso esfuerzo de la comunidad educativa en su totalidad, y de mamás y papás que ayudan desde sus casas para poder darle continuidad a la educación de nuestros hijos.

Desde la Legislatura, todos los sectores políticos aportan ideas y alternativas para continuar con nuestra tarea sin incumplir el aislamiento. Así es como la Legislatura se encuentra en sesión permanente, mantiene reuniones vía teleconferencia, sesiona y recientemente se transformó en el primer Poder Legislativo de todo el país en sancionar una ley en forma completamente digital.

No han sido, ni son tiempos fáciles y falta mucho aún para poder superar esta situación. Sabemos de las dificultades que atraviesan las familias mendocinas y la necesidad de recuperar lo más pronto posible nuestra cotidianeidad, estamos todos los días trabajando para eso, siempre actuando con el mayor cuidado posible para preservar la salud de la población.

(*) Mario Abed es vicegobernador de Mendoza