Un cura rompió la cuerentena y otro pidió el diezmo por transferencia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 12 Abr 2020

Un cura rompiì el aislamiento preventivo obligatorio en la provincia de Entre Ríos y recorrió las calles en una camioneta para pedir el diezmo a través de una transferencia bancaria, en esta Semana Santa.

El insólito suceso ocurrió en la ciudad de Colón y el sacerdote fue advertidos por personal de Prefectura debido a la violación de la cuarentena social dispuesta para combatir el avance del coronavirus en Argentina.

El protagonista de la historia es el cura Néstor Toler, quien escoltó durante el Viernes Santo a una camioneta con la imagen de Cristo y unos altoparlantes que brindaron una misa. La situación se salió un poco de control porque varios fieles abandonaron sus domicilios para tocar la imagen de Jesús, situación que generó muchísima indignación en el resto de la población laica. La procesión, además, fue transmitida en vivo por una radio local.

En tanto un día después, el párroco fue notificado por Prefectura Naval Argentina a través de su destacamento en Colón por el incumplimiento del aislamiento social preventivo y obligatorio dictado por el Poder Ejecutivo nacional.

"Reconozco mi error", reconoció Toler, quien justificó su accionar argumentando que "mi intención fue pasear con Jesús en una manifestación de fe. No quise incentivar a que la gente saliera de sus casas, así que por eso pido disculpas".

Donación bancaria

En el exclusivo barrio del Nordelta, por otra parte, otro sacerdote realizó el mismo rompimiento de la cuarentena y bendijo a sus fieles en la caja de una camioneta 4x4. Al mismo tiempo, el párroco, perteneciente a la Sagrada Familia del Nordelta, le pidió a la población una donación económica a través de una transferencia bancaria. Para tal acción brindó el CBU correspondiente.

Descubrieron que en 13 barrios de Nordelta estaban colgados de la luz 

En este caso, el cura Damián Rodríguez Alcobendas, manifestó en una carta pública que "al estar autorizado a circular, decidí recorrer el barrio para bendecir las casas parado en la caja de la camioneta, aunque parezca ridículo, con el fin de respetar las normas sanitarias de distanciamiento social".

Esta nota habla de: