Industriales mendocinos reclaman crear una Mesa Consultiva Privada - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 10 Abr 2020Viernes, 10/04/20 atrás

Más de 25 dirigentes empresariales mendocinos y más de 15 periodistas, protagonizaron en la mañana de este Viernes Santo una charla virtual donde el sector industrial, productivo y comercial de Mendoza, analizó la situación generada por la pandemia de coronavirus Covid-19 y el parate económico consecuencia de la cuarentena obligatoria.

Convocada por la Unión Industrial de Mendoza (UIM), la intención era poner de manifiesto la gravedad de la situación para la actividad económica. Más allá de que se coincidió en la necesidad de preservar la salud cumpliendo con las directivas de las autoridades sanitarias, también se hizo un planteo de los problemas que viven todos los sectores de la economía.

Así, el planteo más fuerte fue para el Gobierno provincial, y la necesidad de que en forma urgente conforme lo que la UIM llama Mesa Consultiva Privada, donde las empresas puedan llevarle al Estado, de manera formal, ideas y proyectos respecto a cómo sobrellevar la emergencia. Se trata de una propuestas que se hizo durante la campaña electoral del año pasado a todos los candidatos, y hoy más que nunca toma primordial relevancia.

Mendoza totalmente parada por el coronavirus

El primero en tomar la palabra fue el presidente de la UIM, Mauricio Badaloni, quien planteó a grandes rasgos los inconvenientes que viven las empresas. "No todo lo que se publica en el Boletín Oficial es tal cual, hay muchas medidas que se anuncian pero a las que es difícil llegar", indicó, para agregar: "Hay ayudas y beneficios que se piensan sólo para empresas muy pequeñas, pero las medianas y las grandes también tienen problemas".

En ese sentido, también se refirió al panorama local, y reclamó medidas muy concretas al Gobierno provincial: "En algunas provincias, los créditos con 24% de tasa que anunció el Ejecutivo nacional son a su vez subsidiados, por ejemplo en La Pampa el subsidio es total llevando la tasa al 0%, o el Chaco, que subsidia la mitad de la tasa, es decir que queda en 12%".

Así, el titular de la UIM indicó que el empresariado local espera que el Gobierno de Mendoza, "al menos", subsidie la tasa en 12%. "Este dinero no es para hacer una inversión, es una ayuda para que las empresas se comprometan a tomar un crédito para pagar sueldos, nada menos", agregó.

También habló de la necesidad de hacer algo urgente con el pago de los Ingresos Brutos, "la flexibilización impositiva debe ser muy concreta", dijo, y agregó: "También nos preocupa mucho el pago a proveedores por parte del Estado, que se ha frenado".

Pymes e industrias, preocupadas

Dentro del panorama general, Badaloni también planteó que muchas empresas y sectores están avanzando con la mira puesta en la vuelta de la actividad. Así, rescató lo hecho por Asinmet, la asociación de industriales metalúrgicos, que ha elaborado un protocolo para sus trabajadores y para cuidar a la comunidad en general.

Como colorario de la introducción, Badaloni pidió que esta emergencia sirva para "para reestructurar el Estado y bajar el gasto de la política, y que los recursos vayan donde realmente hagan falta". Asimismo, citó una encuesta que está haciendo la UIM a empresas de toda la provincia y de todos los rubros donde claramente se pueden ver las dificultades del sector privado para hacer frente a sus obligaciones en un contecto de paralización de la actividad.

Luego fue el turno de los demás dirigentes empresariales y de las preguntas de los periodistas. El primero en hablar fue Federico Pagano, del Consejo Empresario Mendocino (CEM), quien puso de manifiesto su preocupación sobre de dónde va a sacar el Estado local los 7.000 millones de pesos que necesita para hacer frente a la nómina salarial. Y agregó que es imprescindible que Mendoza se plante ante la Nación "y que reciba lo que le corresponde".

También pidió por la simplificación de los trámites para poder acceder a las numerosas medidas de ayuda que ha anunciado el Gobierno nacional.

Badaloni pide "reestructurar el Estado"

Por otra parte, Pagano indicó que el CEM ya le ha hecho llegar una ideal al Gobierno provincial de que se page sólo una parte muy baja de los impuestos provinciales con la idea de que las empresas no caigan en mora, porque esa situación después complica toda su operatoria. "Por ejemplo que se pague sólo el 10% de los impuestos provinciales y que luego se vaya cobrando el resto en cuotas cuando se retome la actividad", aclaró.

Adolfo Brennan, de la Federación Económica de Mendoza (FEM), reclamó porque "el 90% de las empresas tienen problemas para acceder a los créditos con tasa subsidiada", y dijo que si hay que seguir en cuarentena porque "la salud es lo más importante", hay que ir pensando en "soluciones más globales, como préstamos también para capital de trabajo".

Fernando Barbera, de la Asociación Empresaria, Hotelero, Gastronómica y Afines de Mendoza (AHEGA), dijo que para el sector recién se ve una tímida recuperación para finales de año. "Creemos que hay que apurar las tomas de decisiones, y tener en cuenta que el Estado somos todos y que todos podemos aportar soluciones en un contecto de crisis y emergencia", afirmó.

Gustavo Kretshchmar, de la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM), indicó que "el Gobierno está respondiendo ante algo que nos sorprendió a todos, y se están haciendo las cosas como se puede, pero luego de esto hay que repensar el Estado, y más que achicarlo hay que recortar el gasto improductivo".

En ese sentido, indicó que es inviable un país donde casi el 50% de la actividad es informal, porque eso va en detrimento de todos, empresas, empleados, ciudadanos y Estado.

Totero, de Asinmet, también preocupado

En el caso de la situación en los departamentos, los dirigentes territoriales, como Diego Stortini, de la Cámara de Tunuyán, planteó la necesidad de que el aislamiento se vaya felxibilizando por ejemlo en los lugares donde no hay transporte público.

A su turno, Mario Doña, de la Cámara de San Martín, informó que le han hecho una propuesta el Gobierno provincial de que emita un bono por el monto que cada empresa destina al pago de sueldos de un año, y que con ese bono sea posible pagar tributos municipales, provinciales y hasta nacionales, además de servicios públicos.

"Tendría un plazo de 5 años con 3 de gracia, y la idea sería poder mantenernos al día con impuestos y servicios mientras se va recuperando la actividad", añadió.

Gustavo Miras, desde la Cámara de Malargüe, pintó un panorama muy duro para el departamento, y aprovechó para reivindiar la actividad minera. "Si tuviéramos minería a gran escala el Estado tendría recursos y tendríamos mucho más empleo", dijo.

A su turno, Patricia Ortiz, de Bodegas de Argentina, mostró su preocupación porque el sector tiene, por estos meses, luego de la vendimia, muchos compromisos que cumplir. Y al derrumbe del mercado interno, la prohbición de vender alcohol en algunos municipios y al cierre de vinerías, la demanda internacional se ha derrumbado también por causa de la pandemia.

Dalmiro Barbeito, de la CECIM (Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza), aclaró que "venimos de 2 años con la economía cayendo, y se suma esto, donde todos tenemos necesidades, pero es imposible satisfacer a todos". Y deseó que tras la emergencia, sea posible ordenar el Estado.

El cierre lo hizo Badaloni, quien ratificó la intención de la UIM de que el Gobierno provincial finalmente cree la mesa de diálogo con el sector privado, "que, como quedó claro, tiene mucho para aportar".