Suarez arma su plan de reactivación para presentarle al presidente - Mendoza Post
Viernes 10 Abr 2020
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Fue tajante el "No" de Alberto Fernández en la última conferencia virtual que mantuvo con los gobernadores y uno de ellos osó preguntarle si tenía algún margen para tomar medidas propias para salir del aislamiento dentro de su territorio. Por eso Rodolfo Suarez está dispuesto a respetar al pie de la letra lo que disponga el presidente a partir del lunes 13. De eso no hay dudas, pero también el gobernador aprovechará cada espacio que le permita llegar hasta al jefe de la Casa Rosada para comenzar a mover parte de la economía provincial. 

También hay que reconocer que el presidente les abrió el juego a los gobernadores para que le presenten sus propuestas para cada distrito. Siempre teniendo en cuenta que "la cuarentena continúa".

Por eso Suarez llamó a los legisladores nacionales por Mendoza para que se conectaran desde sus laptos a la mesa virtual oficial del Gobierno donde el mandatario junto a su ministro de Hacienda Lisandro Nieri, les dieron un panorama de la situación general de la provincia en este contexto de emergencia sanitaria.

La pantalla de la notebook de Rodolfo Suarez en plena reunión virtual con los legisladores nacionales. 

Se reciben propuestas

Suarez les pidió a los parlamentarios nacionales (estuvieron todos conectados) que aporten ideas para movilizar algunas actividades económicas sin romper el aislamiento social tan defendido por el comité de infectólogos y sanitaristas que le hablan al oído al presidente diciéndole "esto sí" o "esto no".

La particularidad la planteó la senadora Anabel Fernández Sagasti que le reiteró a Suarez en directo, el pedido que antes había lanzado desde su perfil de Twitter. La legisladora le planteó al mandatario que coparticipe con los municipios el 20 por ciento de los 850 millones de pesos que le llegarán a Mendoza por Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

Esos 850 millones son los que corresponden a Mendoza por la decisión presidencial de repartir federalmente entre los estados provinciales una primera remesa de 20 mil millones de pesos de un total de 66 mil millones a repartir provenientes de ATN.

Lo importante fue la respuesta del mandatario al requerimiento de la legisladora K.

El gobernador se reunió virtualmente acompañado del ministro de Hacienda.

El fortín sanitario de Suarez

 Suarez antepuso el estado de excepción impuesto por la pandemia que condiciona todo, incluso es la misma emergencia sanitaria que originó que llegaran esos dineros a modo de rescate, de otra forma no hubiera ocurrido. Y al estilo presidencial Suarez interpuso el costo del control del coronavirus en Mendoza por encima de cualquier reparto de fondos para las comunas.

Hay un razonamiento lógico, todo recurso es afectado para el sistema de salud que está en la órbita provincial y las comunas en este armado juegan un papel de refuerzo para apuntalar ese fortín sanitario en que se ha convertido de a poco el Estado provincial. 

"Menos mal que la cuarentena ha dado resultados y ha desacelerado el contagio y nos ha permitido armarnos para cuando llegue el brote que ahora dicen que será en mayo", es la reflexión que hacen los colaboradores gubernamentales.

Tanto es este clima pandémico que en la evaluación para esta tercera etapa de aislamiento y de lucha contra el virus, se valoró la compra con dinero de los ahorros del recorte de sueldo de los 10 mil kits para testear a pacientes que llegan con algún síntoma aparentemente gripal y pueden portar el Covid-19.

También leé: Récord de infectados detectados en un día en Mendoza 

Por eso se planteó avanzar con los testeos de los puestos centinelas en los cinco hospitales y clínicas para poder mapear mejor las zonas de contagio y direccionar los recursos estratégicamente. A la larga, esa acción sanitaria inteligente podría redundar en posteriores políticas de recuperación de actividades económicas.

Qué se puede hacer

En el campo de las propuestas vertidas remotamente por los legisladores resonó la de Julio Cobos que pidió la reactivación con protocolos preventivos para la construcción privada. También se lo escuchó al macrista Omar De Marchi activar algunos oficios cuentapropistas como plomeros, gasistas y electricistas que dan servicio de reparaciones domiciliarias o atienden pequeñas obras privadas.

La mirada fija de Suarez en lo que decidirá el presidente a partir del lunes.

En el plano de los servicios hubo coincidencias en que los bancos deben activar sus servicios de modo permanente y el sistema financiero debe ser considerado esencial. Y que lo mismo accione la Anses para disponer de atención telefónica para los jubilados, pensionados y beneficiarios de los programas de subsidios sociales.

Suarez espera ordenar una carpeta con una batería de propuestas para mandarla a CABA cruzando los dedos para que Fernández le de alguna señal a favor de que se comiencen a mover algunos resortes de la paralizada economía mendocina.

Esta nota habla de: