El surfer que violó la cuarentena pidió que le devuelvan la camioneta - Mendoza Post
Viernes 3 Abr 2020Viernes, 03/04/20 atrás

 La Justicia federal decidió en las últimas horas no devolverle la camioneta al surfista que volvió de Brasil la semana pasada y fue denunciado por violar el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Así, y con esa determinación, la Fiscalía Federal N° 1 de San Isidro, señaló que no corresponde hacer lugar al pedido presentado por la defensa de Federico Llamas, ya que se consideró que "se encuentran acreditados los requisitos para el dictado de esa medida".

La defensa del surfista había indicado en la presentación que, a su entender, "las medidas cautelares ordenadas carecían de sustento".

Por su parte, el fiscal federal Federico Iuspa, y según publicó el portal Fiscales.gob.ar, destacó que el planteo de la defensa resulta desacertado, dado que la medida de aislamiento preventivo resulta obligatoria en su cumplimiento "para los habitantes de la Nación y para el imputado a partir de lo dispuesto por los dos decretos de necesidad y urgencia (260/2020 o 297/2020)", que "y nada tiene que ver con una medida cautelar, ni de carácter real ni personal".

Federico Llamas volvió de Brasil en su vehículo.

El fiscal afirmó que ni el secuestro de la camioneta ni el embargo preventivo son excluyentes uno de otro, "si se contrasta por un lado el importante perjuicio que las acciones del imputado pueden llegar a generar o pudieron haber generado y, por el otro, la suma fijada y que su automóvil posee casi veinticinco años de antigüedad".

El joven había regresado de Brasil el 23 de marzo en su camioneta Ford Explorer y fue interceptado por efectivos de Prefectura Naval al día siguiente en la autopista Panamericana, en Martínez.

En ese momento se le indicó que debía someterse al aislamiento social y obligatorio durante 14 días por provenir de una zona afectada (Brasil), por lo que se lo intimó a concretar la medida y prefectos lo acompañaron hasta su domicilio en el barrio porteño de Flores.

Según consta en la causa, a través de imágenes de las cámaras de seguridad, se determinó que, poco tiempo después de ser escoltado hasta su casa, se fue en la camioneta.

El joven rompió dos veces la cuarentena y fue detenido.

A pesar de que se encontraba declarado el aislamiento social preventivo y obligatorio en todo el país, y que había sido notificado de la obligación de someterse a un aislamiento por haber estado en una zona de riesgo, el joven desoyó sus obligaciones, por lo que se ordenó su detención inmediata y la retención preventiva de su camioneta, la que le fue secuestrada en un allanamiento en la localidad costera de Ostende, adonde el joven se había ido.