Efecto cuarentena: salen a rescatar a pymes y empleados - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 31 Mar 2020Martes, 31/03/20 atrás

Luego de la ruidosa pelea con Techint y de las destempladas respuestas de empresarios y comerciantes por todo el país, el gobierno trabaja contrarreloj en un Decreto de Necesidad y Urgencia, con medidas para Pymes, empleados y empleadores afectados por la parálisis total de actividades, producidas por la cuarentena que el gobierno ordenó para frenar la pandemia de coronavirus.

Según el diario Infobae, el Gobierno lanzaría el "Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción", elaborado por varias áreas y ministerios. Y sería publicado en las próximas horas.

Ya circula un borrador del decreto, que contiene la reducción de los aportes patronales, el pago de una parte del salario por parte del Estado a las empresas de hasta 100 empleados, la aplicación del programa Repro para las que superen esa cantidad y la sanción de seguro de desempleo de entre $6.000 y 10.000 pesos.

El programa tendría vigencia hasta el 30 de abril y la Jefatura de Gabinete de ministros tendrá la potestad de prorrogar su vigencia y determinará los parámetros para la aplicación del Programa.

Ministros Matías Kulfas y Martín Guzmán.

Para acceder a esos beneficios, las empresas empleadoras no podrán despedir sin causa a sus trabajadores, ni tampoco podrán hacerlo alegando razones de fuerza mayor. Aquellos trabajadores que hubieran sido despedidos de sus puestos por una de esas causas desde el 28 de febrero hasta ahora, deberán ser reincorporados en las mismas condiciones laborales.

Leé: El gobierno prepara un decreto para prohibir despidos por dos meses

Los beneficios estarán disponibles para empresa de cualquier tamaño que cumplan alguna de las siguientes 3 condiciones:

a - Cuando sus actividades económicas fueran afectadas en forma crítica en las zonas geográficas donde se desarrollan.

b - Con trabajadores contagiados por el COVID 19 o en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas al COVID 19.

c - Se acredite una sustancial reducción en sus ventas con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

A la vez, estarán excluidas de este programa las empresas cuya actividad fuera considerada esencial a la hora de sancionar las normas de la cuarentena general que rige hoy en el país.

El programa con el que el gobierno aspira a evitar despidos masivos y, al mismo tiempo, contener la crítica situación de muchas empresas que carecen de ingresos para pagar los sueldos, se compone de las siguientes medidas:

1 - Contribuciones patronales

Se postergan los vencimientos para el pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino. Se establece una reducción de hasta el 95% para el mes de abril en el caso de las empresas de menos de 60 trabajadores.

2 - Asignación Compensatoria al Salario

El Estado, a través de la Anses, abonará una suma no remunerativa en el caso de las empresas con menos de 100 trabajadores. Para las empresas de hasta 25 empleados, tendrá un valor máximo de un salario mínimo, vital y móvil; para las de 26 a 60 empleados, del 75% y para las de 51 a 100, del 50%. Esta Asignación Compensatoria al Salario se considerará a cuenta del pago de las remuneraciones; los empleadores deberán abonar el saldo restante hasta completarlas.

3 - Repro

Asistencia por la Emergencia Sanitaria: Se trata del pago de una asignación no contributiva a trabajadores de empresas de más de 100 empleados, a cargo del ministerio de Trabajo. La prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000. El ministerio de Trabajo creará un nuevo Repro (formalmente, Programa de Recuperación Productiva), diferenciado y simplificado, manteniendo la base de la normativa vigente.

4 - Prestaciones por desempleo

El proyecto prevé elevar los montos de las prestaciones económicas por desempleo a un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000. La aplicación estará a cargo del ministerio de Trabajo.

Estas medidas, y otras que no han trascendido aún se publicarían como Decreto de Necesidad y Urgencia.