El parate económico compromete 12 millones de puestos de trabajo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 30 Mar 2020Lunes, 30/03/20 atrás

Finalmente, el Gobierno extenderá la cuarentena hasta el 13 de abril, y la decisión provoca preocupación en todas las áreas de la economía, ya que tendrá inevitables efectos sobre una situación que ya venía de cuatro años sumamente negativos.

En la Argentina, el aislamiento social decretado para contener el avance del COVID-19 pone en riesgo al 64% de los 19 millones de trabajadores, lo que representan 12,1 millones, reveló hoy Ámbito, de acuerdo con el último informe de la Consultora Analytica de los economistas Ricardo Delgado y Rodrigo Álvarez.

En la actualidad, el aislamiento habilita a que sólo un 41% de las actividades económicas mantengan sus niveles de producción en condiciones de cierta normalidad. Entre ellas, el agro, la administración pública, los comercios de alimentos, farmacias y servicios esenciales como luz, gas y agua.

Sectores (muy) comprometidos

Del relevamiento de Analytica se desprende que:

-el sector comercio emplea al 19% de los trabajadores y está afectado por la cuarentena en casi 90%. 

-en la industria, que emplea el 13% del total, tiene un 75% de sus empresas comprometidas.

En diálogo con ese medio, Delgado señaló que "alrededor de un 60% de las actividades están paralizadas, eso representa el 64% del empleo en la Argentina. De ese total, 6 millones están protegidos de alguna manera por las regulaciones laborales al estar sindicalizados, como la industria, el comercio y sectores amplios de servicios, como los públicos". 

Del universo total de 12 millones de puestos de trabajo, "5,5 millones de empleos presentan riesgo muy elevado, en particular los informales, los monotributistas y los autónomos", agrega el informe.

En detalle este grupo se conforma por 0,5 millones de trabajadores de casas particulares, 1,5 millones de monotributistas, 0,5 millones de autónomos y 3 millones de trabajadores no registrados ni bancarizados. 

El riesgo de (más) desocupación

"A medida que se trabaja en aplanar la curva epidemiológica se está profundizando la recesión en un contexto en el que un empleo que se pierde tarda mucho en recuperarse sobre todo en una economía que ya venía con problemas serios. El trade-off entre salud pública y actividad económica ya empieza a ganar centralidad", alerta Delgado. 

El análisis sostiene que para tomar real dimensión del problema que se está incubando en el mercado de trabajo, por cada 10% de los 5,5 millones de trabajadores del grupo de alto riesgo que pierda su actividad principal y busque activamente un nuevo puesto, la tasa de desempleo aumentaría 3 puntos porcentuales. Es decir, que esta proyección equivaldría a pasar del 8,9% al 13% de desocupación.

Una propuesta

Los economistas sostienen que "un camino a explorar es que haya subsidios cruzados, por ejemplo, a través de alícuotas diferenciales en los aportes patronales, desde aquellos sectores formales afectados de no muy alto riesgo hacia aquellos sectores cuyos trabajadores presentan riesgo muy elevado de perder sus empleos".