Quincho: El espeso caldo que "hierve" bajo la cuarentena mendocina - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 29 Mar 2020Domingo, 29/03/20 atrás

Julián sentía la cabeza como un globo espeso, húmedo. Un dolor lejano le hacía latir el cerebro con fuerza. Respiraba con dificultad. Quiso moverse... y no pudo... forcejeó un poco con su propio cuerpo... sentía los miembros entumecidos y calientes...

- ¡Me infecté de coronavirus! - pensó, espantado. Un sabor agrio y metálico invadió su boca. Sentía cantar... aullidos desafinados y un "tam tam" de tambores. Pensó que era un vecino con el karaoke al que se la había dado por el trap, que estaba torturando al barrio. Abrió los ojos un poco y la luz del sol laceró sus pupilas. Descubrió que no estaba solo y casi le da un infarto. Quiso gritar el alarido mudo de las pesadillas, pero nada salió de su garganta inflamada. Sentía la lengua esponjosa, enorme, babeante... Estaba atado de pies y manos sobre un fardo de leños y hojas. A su alrededor, la tribu no paraba de saltar y gritar.

- ¿Cuándo mierda vine a África? ¿O es el Amazonas? - pensó. Los lugareños saltaban y aullaban. Altos, fornidos, morochos, repletos de músculos bien formados, atléticos... ataviados de cuentas y collares, lanzas, y largas trenzas tipo rastafari, bailaban a su alrededor. El que parecía ser el jefe dio un paso adelante. Sólo entonces, Julián descubrió que en su pesadilla plena de olores (¿en verdad lo era?) un enorme caldero hervía furioso en el centro. Un aborigen bajito, gordito y bigotudo, ataviado de chef de fonda italiana, revolvía con una cuchara enorme y no dejaba de mirarle con ojos... lascivos... fue el mejor adjetivo que se le ocurrió a Julián mientras trataba de despertarse de ese mal sueño. El jefe se acercó, y Julián no pudo dejar de presentir la portentosa virilidad del aborigen bajo una especie de pareo de todos colores, con una etiqueta que decía "Made in Wuhan".

- ¿Pero dónde mierda estoy?

El jefe casi pegó su nariz achatada y su rostro duro a la cara de Julián, y le presentó la opción:

- Dunga-dunga... o... ¡Muerte! - gritó el maldito Toro Sentado africano mientras la tribu no paraba de gritar y festejar. El jefe señaló el caldero, y luego metió ambas manos bajo su pareo. Julián tuvo miedo, pero miró. El líder caníbal sacó entonces de entre sus ropas un plato de murciélagos, prolijamente trozados y sazonados, y en la otra mano; una moneda de oro. Con la cabeza, señalaba el caldero. Julián cerró los ojos fuerte, para despertarse, y no pudo. Juntó como pudo su último aliento, corrió atado como estaba, y se arrojó de cabeza al caldero hirviente mientras el chef aborigen agregaba unas hojas de muérdago. El gordo cayó de cabeza en la olla enorme, varios metros hacia una profundidad tibia, tranquila, palpitante y oscura. Susurrante. Y se quedó profundamente dormido en su propia pesadilla.

Despertó horas más tarde, acurrucado y aterido a los pies de su cama, con la TV prendida a todo volumen. Se había dormido mirando una serie que pasó la temporada completa sin que él se diese por enterado. Fue a la heladera, trasegó media jarra de limonada, y luego se fue a dormir otra vez. ¿Qué significaría aquel sueño? Lo descubriría durante la cena. Mientras tanto, un frío eléctrico le recorrió la espalda. Tenía barro y hojas en los pies, y marcas de sogas en las muñecas.

...

Los amigos se habían puesto de acuerdo, cada uno, en hacer asado con lo que encontrasen ya que no todos los cortes se conseguían en los trozaderos locales, por las dificultades de la cuarentena. El gordo había agregado ancho de banda para ver mejor a sus amigos. Julián había asado un par de chorizos, una molleja, y un generoso matambre. El Omar había hecho alarde de su mano asadora. Hizo un lomo completo. Sin cortar ni una pizca de carne. Ludovico hizo una porción de vacío "a la napolitana", con provolone y tomates asados. El Ruso sorprendió con unas rodajas de salmón, condimentado sólo con sal, pimienta, hierbas y abundante manteca. Todos abrieron un Q de Pepe Zuccardi, ya que habían comprado unas cajas antes de la cuarentena. El Omar, el radical que habla con todos, abrió la charla.

- Esto no me gusta... esta cuarentena nos va a matar a todos... esto va a explotar... acá hay mucha gente que la pasa pésimo... No digo los más pobres de todos... que entre las diez lucas, la AUH, la tarjeta Alimentar, la van a paliar un poco. El que vive sólo de su trabajo sin el Estado que le ayude en nada, ese está muy jodido. Hay mucho ruido entre los bancos y el gobierno nacional, porque los banqueros andan remolones para prestar dinero a las pymes y que paguen sueldos. Qué se yo... a ver... el jardinero de mi barrio, la señora de las flores, el mecánico, el del bar... están hechos mierda. Tengo un amigo que tiene un bar chiquito en la Arístides. Entre franqueros, turnos, y todo; tiene doce empleados... Está pariendo para pagarles... La mercería... la modista que hace vestidos de novia y de quince... el que vende ropa... el turismo... ¿sigo sumando? Está todo el mundo hecho pelota....- arrancó. Ludovico, que tenía amigos en Hacienda, agregó un dato.

- La provincia está recaudando apenas el 20 % de lo que venía juntando el mes pasado. Es un desastre. Un tsunami...- anunció. Julián miraba a sus amigos en los monitores y pensó cuándo putas volverá la vida a la normalidad. Y decidió intervenir.

La Arístides, desierta.

- Amigos... la cuarentena, el confinamiento, está dando resultados en los lugares más jodidos del virus... China... Italia, con récord de muertes está bajando el número de infectados... hay una luz... es la única vacuna... aunque sí concuerdo en que el costo económico va a ser enorme...

El Ruso levantó la mano desde su pantalla, mientras le "entraba" al salmón a la parrilla.

- Me asocié con un conocido en una operadora petrolera, muy chiquita... Ustedes no tienen idea de lo que está pasando. Para empezar, YPF, la Shell, Axxion, salieron a alquilar tanques por todos lados, porque no tienen dónde meter el crudo. La refinería está hasta arriba, y además, la demanda se cayó muy feo. Les comparto numeritos, al viernes a las siete de la tarde, Se vendió el 10 % de la nafta, el 30 % de gasoil, y "cero", nada de aeronafta. Todo, en comparación con el momento anterior a la cuarentena. Es decir, ocho días. En volumen, promedio, se vendió el 5 % del combustible. Es un desastre, y sólo China está comprando, y hace negocios con sus amigos como Rusia. No hay dónde meter el crudo ni cómo exportarlo. Andan los barcos repletos de petróleo y combustible por el mundo. Aunque en Mendoza, YPF sigue comprando un poquito.

- ¿Y entonces? - preguntó Ludovico, mientras se servía del Q de su propia mesa. Le había tocado tempranillo, uno de los más ricos.

- Tuvieron que frenar un tren a la carrera contra la pared... Todos están bajando la producción casi a cero. Eso significa bajar equipos, mandar a la gente a la casa, pagar menos sueldo, la mitad por un mes, ajuste, despidos... No es tan fácil volver a "arrancar" un pozo y ponerlo a trabajar. Ese tipo petrolero gasta menos en sus cosas... se "guarda" y la cadena se va resintiendo. Las empresas van a tener el 20 % de sus ganancias, y las provincias van a perder regalías. Van a recibir el 20 % de lo que recibían. Vaca Muerta se transformó en un páramo. Y si querés, revisamos actividad por actividad, todas las que tributan... y la cuarentena las hizo pe-lo-ta....- dijo el hombre de los negocios del grupete.

- Es que esto está mal... hicimos el aislamiento de "prepo", más político que sanitario... ni siquiera sabemos bien en qué punto estamos... o si el virus ya circula socialmente, como están seguros que pasa en Buenos Aires, la CABA, Santa Fe, Chaco... el 30 % de los casos no tiene nexo epidemiológico, ni viajó, y el último extranjero que vio fue en una película...- dijo Ludovico.

- ¿Qué proponés?

- Lo mejor es el remedio coreano. El aislamiento te sirve para que detectes a las personas infectadas, las aísles hasta que se curen, y vayas dejando salir a trabajar y a producir a los sanos, con todos los cuidados sanitarios del caso... la "distancia social", las medidas de higiene... mantener la suspensión de las clases y el Estado al mínimo... menos gente en la calle... mantener restricciones de los lugares de reunión... como boliches... el fútbol... Home office todos los que puedan... Tal vez habría que pensar en eso antes de que la economía haga un "crack". La Argentina estaba frágil. Calculá que en Estados Unidos se anotaron más de un millón de personas a cobrar el subsidio de desempleo. Perdieron su trabajo por la cuarentena. Creen que podría llegar a 44 millones de desempleados cobrando del gobierno federal. Eso es un poquito más del 10 por ciento de la población. Nadie puede bancar eso. Ni Trump. Imaginate acá... Mirá... ayer mismo... un amigo del sindicalismo, con poder territorial, me contó que uno de sus compañeros del interior le pidió plata para comer, porque vive de "la diaria". Le pasó dos veces en la misma semana. Con gente amiga. Acá, lo que hay que hacer, es ir saliendo del aislamiento. Tenés que hacer testeos masivos y te asegurás que la gente que sale a trabajar sea la que está sana. Y aislás al resto, y así vas "abriendo" de nuevo la actividad. Hay que hacerlo gradual... tal vez haya que seguir mandando a cuarentena a los que llegan a Mendoza, y medir el resultado de esta cuarentena antes.

- ¿Cómo hacés? - se interesó el Omar.

- Bueno... ya pasamos la "ventana" de la Vendimia y del aniversario de la Arístides sin casos, porque todos los que tenemos en Mendoza fueron con contagio externo... o contacto estrecho con alguien que viajó... Pero falta la "otra" ventana. Acá, en la semana de la cuarentena y hasta este sábado a la madrugada, volvieron a Mendoza más de 4.000 mendocinos "viajeros" que andaban por el mundo, en zonas de riesgo: Italia, España, Brasil, Estados Unidos... la mayoría... Hay que esperar que pasen los días del "umbral de contagio" por lo menos hasta el 13 de abril... y después habría que ver.

"Quedate en casa..." la frase del año.

- ¿Pero hay algún plan para salir de la cuarentena? - preguntó el Ruso, mientras se servía a la vista de sus amigos, una prolija ensalada de rúcula, tomates cherry confitados, y lechuga mantecosa.

- Sí... lo están armando... Rodolfo Suarez le pidió a Vaquié que lo diseñe... tienen que ir repasando actividad por actividad, y ver cuáles son las que se pueden hacer sin riesgo sanitario. Es decir, en cuáles pueden ir armando el protocolo. A ver... aún estamos levantando la cosecha... ¿no? Y cruzo los dedos, pero no tenemos cosechadores, enólogos, contratistas de viña, ni ingenieros agrónomos, ni laburantes de las bodegas infectados con coronavirus... Eso se consiguió a las trompadas, y con protocolo sanitario. FOEVA, el gremio de los cosechadores, se quedaron tranquilos cuando vieron que el gobierno se calentó más que nadie en que se siguiera el protocolo. Y eso es lo que hay que discernir ahora. Ir repasando las actividades productivas de Mendoza, e ir armando protocolos sanitarios para asegurarse que no haya contagios locales, la famosa "circulación local". Vaquié pidió un sanitarista para eso. Esta semana van a avanzar...- contó. - Porque esto no da para más... fijate que tuvieron que dar marcha atrás en horas, con una resolución que ampliaba a algunas actividades de servicios las excepciones, para que los vehículos de las emergencias médicas, de los petroleros, de las actividades permitidas que tienen que hacer liquidaciones, de las ambulancias, de los vehículos de la policía, pudieran dar servicio... pero bueno... hubo pataleo de intendentes, especialmente del PJ, que dijeron que no se podía bancar la cuarentena con todo el mundo de acá para allá...

- ¡Pero si viernes y sábado el Gran Mendoza parecía Navidad... faltaban Papá Noel y las lucecitas de colores...! - se quejó Julián. El viernes fue por el día de cobro. Y el sábado a la mañana, por las compras. Ludovico había escuchado un chisme.

- ¿Es cierto que hubo lío con alguna bodega? -

- Sí... y muy fuerte... hubo alguna bodega grande que hubo que sancionar feo, porque no cumplían las normas sanitarias. Iban de noche, hacían las inspecciones, acta, multón, y regreso a las horas a ver si habían cumplido. Pero no fue lo único. El WhatsApp de Bodegas de Argentina ardía, porque algún gerente con oficina en Buenos Aires empezó a mandar falsas noticias, así, directamente, sobre que las exportaciones estaban bloqueadas. Lo hicieron hablar a algún ministro mendocino con Silvia Traverso, la directora general de Aduanas, y resulta que no era cierto. El que mandaba la "fruta" estaba insistente, hasta que le mandaron a decir en el mismo grupo, que por favor no compartan ni difundan "Fake News", que con la realidad ya había bastante para laburar...

- Jajajajaaaaaaaaaaa-

El Omar, desde el monitor a la derecha del gordo, intervino.

- Amigos, lo que hace Rodolfo está bien. Jugó al anticipo, cuidó a los mendocinos, adelantó medidas duras, peleó por el asunto de los respiradores y los reactores... esa disputa con Ginés -el ministro de Salud que se comió la curva, te aviso que en enero dijo que el coronavirus no llegaba a la Argentina- fue noticia nacional, pesada... declara la emergencia, aprieta los cinturones, está preparando a Mendoza para salir de la cuarentena cuando se pueda, con una crisis económica fenomenal, de dimensiones bíblicas... no está haciendo política ni especulando... en criollo... le importa tres carajos la política en este momento... está tratando de salvar todo lo que se pueda, a nivel sanitario, rezando para que la curva de los casos mendocinos se mantenga plana, y por la economía. Porque les aseguro que vamos a sufrir. Todos...- dijo el radical de la mesa virtual. - Vean que a las piñas y peleando consiguieron que Nación nos libere medio "pallet" de los kits de testeo rápido. En unas pocas horas sabés si un tipo tiene el virus.

- Y sí... ahora hay que esperar a ver qué pasa con los "viajeros", si no se enfermaron afuera... vamos a andar bien...- dijo el Ruso.

- Y ni te digo los que quedaron afuera... están pasando una angustia y una incertidumbre, que los está carcomiendo... El Luis Petri se la pasó haciendo "zoom" -reuniones en video- con mendocinos varados en Punta Cana que no están de joda, en Estados Unidos, en España... y los va gestionando de a uno... lograron repatriar a unas científicas del Conicet, tres investigadoras que habían ido a dar una capacitación...- contó el hombre de los negocios del grupete. Le daba frío de sólo pensar que si esta pandemia le hubiese tocado a Macri, lo prendían fuego en la Casa Rosada de sólo pensar en una cuarentena, meter presa a la gente, o amagar con sacar el Ejército a la calle.

...

La cena fue llegando a su fin. Cada uno sirvió café, y Julián se había hecho unos panqueques de dulce de leche. Sus amigos le abuchearon, de envidia. Después de apagar los monitores, Julián y el Ruso se quedaron hablando por video llamada.

- Me parece que hay lío con la aprobación de la emergencia, la ampliación en realidad, el decreto que mandó Rody Suarez a refrendar a la Legislatura.

- ¿El que simplifica procesos, elimina licitaciones, toma deuda por la emergencia? ¿Ese?

- Sí...

- Y... pasa que Suarez necesita poder actuar rápido. Comprar, resolver, renegociar contratos, anularlos... hacer nuevos... moverse con agilidad... cambiar partidas, sacar plata de donde fuere, para eso es la emergencia... Lo que pasa, es que en el PJ van a objetar algunos artículos... hay uno que remite al inciso n) del artículo 144 de la ley de Administración Financiera, lo que permite compras secretas por razones de Seguridad. Además los compañeros quieren que se precise mejor el endeudamiento... porque según cómo leas el decreto podría ser de una cantidad de guita, u otra... Tampoco quieren que la emergencia sea de 12 meses, creen que debería ser menos... qué se yo... El lunes Anabel va a hablar con los intendentes, aunque no hay mucho ánimo político para decirle que "No" a Suarez en esta... ¿Cómo les comunicás a los mendocinos, que le estás negando al gobernador las herramientas que necesita para pelear mejor contra la pandemia? No hay muchas formas. Y si le gente percibe que se ponen a politiquear, los van a crucificar a todos.

- ¿Te enteraste el despelote en el chat de los legisladores nacionales y el gobernador?

- ¡Síiiiiiiiiiii fue la comidilla de la tarde! En ese grupo están doce de los trece legisladores nacionales, menos el Alfredo, que no sé si se sumará... Y José Luis Ramón, el de Protectora, armó bardo, en tándem con el Alejandro Bermejo, porque en el fondo, creen que en la videoconferencia que compartieron todos -el otro día- hubo una "emboscada" del oficialismo; para hacerles apoyar el proyecto de Cornejo, para que Nación reparta por el índice de Coparticipación los 80.000 millones de pesos de ATN. Los radicales, especialmente las mujeres del grupo, salieron a defender al Alfredo y a Rodolfo a muerte... No sé... si reparten esa guita, a Mendoza le tocarían 3.200 millones de mangos. Mirá si no ayudaría. En cambio, le van a dar 127 palos de los primeros 3.000 millones que van a largar...

- ¡Jajajaa! Eso es menos de lo que se llevó el último ganador del Quini 6...-

- Bueno... en esa videoconferencia las cosas se pusieron picantes, tanto cuando discutieron lo de los respiradores, como lo de los ATN. Se puso fuerte, hubo acusaciones cruzadas de "politiquear". Mucha tensión entre los peronistas y Cornejo. Se ve que hay enconos que no se pasan ni con el coronavirus. Como sea, estuvo muy bien Rodolfo, cuando les dijo que si no reclamaba por los reactivos y los respiradores que Mendoza había comprado, no podía ser el gobernador. En fin... van a tratar de laburar juntos... esperemos que por Mendoza, así sea...

- Si, a ver... yo creo que está bien que la política sanitaria se centralice, cuando hay una pandemia nacional... pero quién te asegura que te manden los respiradores que necesitás, si en La Matanza tienen el virus?

- Sí, es complicado... pero tienen que ponerse de acuerdo. Lo que sí, hay cosas que no entiendo. Con esto de la emergencia y el virus, me devoro todos los días el Boletín Oficial. Y el viernes me desayuné con que la Jefatura de Gabinete le asignó a la mina de Río Turbio, en Santa Cruz, la de carbón, la que ahora maneja Aníbal Fernández, la suma de $ 1.190 millones. Fijate... es la resolución administrativa 443 del viernes... Ya voy a conseguir quién me la explique bien... tiene fecha 26 de marzo... Capaz es guita que se usó antes... pero se ve feito...

- ¿Qué irá a pasar con la cuarentena?

- La van a estirar. Del mismo modo, te digo que ningún comerciante se quiere fundir. Me parece bien que los artistas "progre" y con guita de este país hagan videítos pidiendo "Quedate en casa". Pero la gente quiere laburar...

- ¿Viste que el gobierno amplió el horario de atención de los supermercados?

- Sí, porque las colas que se armaban con la atención "reducida" de 10:00 a 18:00 eran un infierno. Pero hay lío con el SEC, el sindicato de comercio y las empresas. Están muy calientes en el gremio, porque ahora con el turno de 8:00 a 18:00, los supermercados quieren hacer laburar a los empleados las diez horas completas, sin reconocer extras... a ver... los súper están vendiendo más que nunca... y los empleados le están poniendo el "pechito" al virus sin chistar... se toman el bondi, tratan con gente todo el día. En algunos supermercados hubo problemas porque faltaban normas sanitarias... por eso el SEC pidió que la Subsecretaría de Trabajo esté con todo... que son los que tienen el poder para controlar... Sé que el Guillermo Pereyra estuvo hablando con algún habitante del 4to piso.

- Hay sectores que han estado muy duros en esta emergencia... muy "pro cuarentena" y no fueron empáticos con las personas que tienen que laburar.

- Lo sé. Preguntá en la Asociación Bancaria. Se dieron cuenta del error cuando vieron el despelote que tuvo la gente para manejarse con los bancos.

- No hay un peso. Ciudad de Buenos Aires salió al mercado la semana anterior a la cuarentena y juntó 500 palos. Nada. Nadie presta...

- Yo lo que te digo es que hay que sacarse el sombrero con los verdaderos héroes de todo esto. El personal de Salud, médicos, enfermeros, camilleros, terapistas, qué se yo... todos... los policías, que se comen en la calle el malhumor de la gente que viola la cuarentena. Están todo el día. A esos es a los que hay que aplaudir... A esos, les hemos encomendado la vida... ¿no?

- Dale, que si a vos te agarra el coronavirius, se muere entre el vino y el asado de tantos años...

- ¡Jajajajajajaaaaaaaa!

...

Finalmente, luego de una buena charla, llegó el momento de desconectarse y descansar. Que esto de estar guardado y sufrir o por el virus, o por la guita, al final... te agota. Te seca la mente. Luego del "turn off", los amigos desaparecieron en el éter, en el sentido estricto de la palabra.

...