Está encerrada en Honduras y desde allá ordena a los fiscales de Mendoza - Mendoza Post
Jueves 26 Mar 2020
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

María Teresa Day está atrapada en una "cómoda" habitación de un hotel de Tegucigalpa. Ell es la coordinadora de la fiscales de Mendoza. O sea es la mano derecha del Procurador de la Corte Alejandro Gullé. 

La funcionaria judicial viajó a Honduras para dar unos cursos en dos ciudades del pequeño país centroamericano contratada por la Embajada de Estados Unidos en Honduras. Su propósito quedó trunco. Iba con la idea de capacitar a fiscales hondureños y por la crisis mundial de la pandemia de coronavirus todo quedó suspendido incluso ella que quedó inmovilizada en el hotel.

Trabaja  home office y sus horas las llena con resoluciones y medidas gestionadas por internet de acuerdo a la descripción de su propio jefe. 

Desde Mendoza no se animaban ayer a contarle que Alberto Fernández había decidido no mandar más viajes para repatriar argentinos que quedaron varados en el exterior. Day es una de las personas que tendrá que esperar que se reactiven estos operativos.

El presidente dio la novedad en programa "Cortá por Lozano".

Evidentemente el presidente priorizó el combate contra el virus y seguir haciendo entrar a personas desde fuera del país potenciaba la importación de contagios de Covid-19.

Mientras tanto, Day sigue trabajando remotamente obligada y emite documentaciones oficiales. A su vez, da directivas a  5589.3 kilómetros hacia el noreste del Palacio Justicia.

Llamó la atención cuando Gullé comentó someramente, lo que le ocurría a Day en un reportaje por Elevediez cuando justificaba por qué no podía imponer un recorte salarial al personal del Ministerio Público para ayudar a reforzar el sistema de Salud.

Alejandro Gullé, jefe de Day y de los fiscales de Mendoza.

También llamó la atención el tiempo en que Day viajó al exterior y ni siquiera llevó el pasaporte.  La abogada pidió licencia por 8 días a partir del lunes 16 pero, no bien llegó a destino, todo se precipitó y la línea aérea Copa que domina los vuelos de pasajeros postergó todos sus circuitos para abril. 

La medida de emergencia de la empresa aérea, más la cuarentena impuesta por el gobierno hondureño obligó a que Day dejara de dar las clases del "Curso Básico sobre Destrezas de Intervención del Fiscal" ?para lo que viajó a Tegucigalpa? y se dedicara tiempo completo a su labor de funcionaria judicial desde la "lujosa" suite de un hotel de la cual no puede salir y cuya estadía paga la Embajada norteamericana.

Como previendo lo que podía ocurrir, Day en su pedido de licencia advirtió: "Pongo en su conocimiento que, durante mi licencia, continuaré desempeñando las funciones propias de mi cargo en virtud de la despapelización de las áreas administrativas y la digitalización de actos administrativos que permiten el normal funcionamiento de la Coordinación General del Ministerio Público Fiscal aun encontrándose su titular a distancia, debido a que el dispositivo criptográfico TOKEN permite firmar y certificar como válidas las firmas digitales efectuadas en aplicaciones del Ministerio Público Fiscal y en el Sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE), no siendo necesaria la asignación de un subrogante."

Esta nota habla de: