El coronavirus y los argentinos... no damos más de imbéciles - Mendoza Post
Lunes 16 Mar 2020
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

¿Nos merecemos el coronavirus? Toda una pregunta, más que retórica. Porque la pandemia es una cagada, pero también lo somos nosotros, los argentinos.

Conspiramos contra nosotros mismos. Como cada vez que ocurre algo semejante. ¿Por qué ostentamos una conducta tan autodestructiva? Es algo que intriga, pero sobre todo que indigna.

La postal que regaló el caso del imbécil de Miguel Ángel Paz, nos muestra de cuerpo entero. Es aquel que quedó filmado luego de agredir agredió a un humilde guardia que lo único que hizo fue pedirle que cumpla el protocolo de seguridad.

La imagen inquietó a propios y ajenos, pero no solo por la conducta del imbécil en cuestión, sino además porque sabemos que hubiéramos hecho lo mismo. Porque nos importa tres pitos el otro.

Ayer mismo, hubo una mega fiesta en la provincia de Buenos Aires, con cientos y cientos de personas congregadas. Imbéciles los organizadores e imbéciles los que fueron a bailar.

Ocurrió mientras el presidente de la Nación anunciaba medidas restrictivas para mitigar los efectos devastadores de la pandemia. Al tiempo que el coronavirus se frotaba las manos, festejando la idiotez argenta.

¿Qué tiene que ocurrir para que entendamos la gravedad de la situación? ¿No sirve el ejemplo de lo que pasa en Italia, donde en un solo día murieron 368 personas?

Lamentablemente, somos argentinos. Fieles exponentes de lo que decía Thomas Hobbes cuando sostenía que "el hombre es el lobo del hombre". Vemos el precipicio y vamos en masa hasta allí, creyendo que somos inmunes a caer al vacío.

Por eso, la respuesta a la pregunta del comienzo de esta nota es clara y precisa: sí, nos merecemos el coronavirus.