El Tomba metió otro triunfazo de visitante - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 8 Mar 2020

El fútbol es así. Loco. Ciclotímico. Muchas veces imposible de analizar. Inexplicable. Godoy Cruz hace una semana estaba internado en terapia intensiva, con respirador artificial. Los médicos simplemente estaban esperando que sucediera lo inevitable.

Pero los milagros existen y más en este deporte donde cualquier cosa puede pasar. Si no pregunten por la Bodega, donde reinaba la desesperanza y la impotencia, y de repente el Tomba metió dos trifunfazos de visitante que ni el hincha más fanático y optimista esperaba.

La dinámica de lo impensado había tenido su primer capítulo el miércoles ante Vélez, y siguió de racha este domingo en el Coloso Marcelo Bielsa, donde pocos se animan a meter batacazos. Y ahí estuvo el Expreso, que le ganó a Newell´s 2 a 0 en su propia casa, le cortó el invicto en el 2020 y además evitó terminar último en las posiciones en soledad. Sí, terminó último, pero acompañado por Colón y con dos triunfos que permiten volver a tener fe en el técnico Mario Sciacqua y en el plantel.

Ante la Lepra, el Bodeguero trabajó el partido de menor a mayor. Fue sometido en los primeros minutos, mostró las garras antes del entretiempo, metió la cola cerca de su arco en el inicio del complemento y liquidó a su rival de contra. Primero con una obra de arte de Juan Brunetta, y luego aprovechando la desatención de su rival a la salida de un lateral con un latigazo letal de Miguel Merentiel.

Ahora viene Boca, el campeón, en el inicio de la Copa de la Superliga. Y este nuevo Godoy Cruz, que ya estaba sentenciado y enterrado, ahora se le anima a cualquiera, incluso a ese mismo rival que no hace mucho tiempo le metió tres en la Bombonera.

Los goles

Esta nota habla de: