La Corte frenó la Acordada no "acordada" para pactar con los jueces rebeldes - Mendoza Post
Jueves 5 Mar 2020
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

 Los jueces civiles que con su reclamo destaparon una olla de irregularidades en la cúpula del Poder Judicial, finalmente comenzaron un proceso de acuerdo con la misma Suprema Corte de Justicia de Mendoza. Esto significa como primera medida, frenar la Acordada que disponía el traslado de personal judicial de los juzgados civiles a los de familia.

De acuerdo al repaso de uno de los ministros de la Corte local todo se aceleró en una reunión que los jueces supremos mantuvieron con los representantes de los gremios judiciales y los mismos magistrados civiles. Todo se da a la par de la avanzada de Rodolfo Suarez que busca eliminar el sistema de equiparación de los sueldos de algunos judiciales a los salarios de los magistrados.

En un  texto donde se plasma un compromiso firmado por el titular de la Corte, Jorge Nanclares y la jueza Silvina Furlotti (Asociación de Magistrados) se advierte que la reforma del sistema de gestión en el fuero de Familia será a través de una ley. Para eso se conformará una mesa de estudio de esta modificación estructural como lo reclamaron los jueces civiles afectados por la Acordada nunca acordada.

Jorge Nanclares y Julio Gómez dos de los tres jueces de Corte que firmaron la Acordada ahora suspendida. 

Concretamente se acordó que "parte de los funcionarios que habían trasladados a los juzgados de familia se quedará y otra parte retorna a los juzgados civiles de donde fueron trasladados", señaló uno de los integrantes de las reuniones de conciliación.

También leé: Suarez quiere terminar con la "equiparación" judicial

Ha habido una decisión salomónica para zanjar el conflicto. Tanto que "que de dos administradores que fueron desplazados uno de ellos regresará a su origen civil y de los cuatro secretarios de juzgado que se vieron obligados a ir al fuero de familia regresarán dos", detalló la fuente judicial.

El gobernador durante el acto del inicio del año judicial.

Además los prosecretarios que iban a ser trasladados finalmente se quedarán en el fuero civil y se abrirá un registro para que cualquier prosecretario de otro fuero que no sea el de familia quiera ser trasladado se inscriba como aspirante a ese espacio.

Esta nota habla de: