Pan, queso, yerbeado y poca leche: así son las meriendas en la escuela - Mendoza Post
Pan, queso, yerbeado y poca leche: así son las meriendas en la escuela

Se viralizó un listado con la "merienda primaria 2020" y los padres pusieron quejas. La explicación de la DGE.

Pan, queso, yerbeado y poca leche: así son las meriendas en la escuela

Miércoles 11 Mar 2020
porAna Montes de Oca
Periodista

Con el comienzo de las clases se viralizó en las redes un listado sobre las meriendas que la DGE entrega en las escuelas y muchos padres consideraron que se trataba de una alimentación escasa y poco saludable.

Sin embargo, desde la DGE aclararon que no se trata de desayunos o meriendas sino de complementos alimentarios.

Esto es porque la ley provincial de Educación, 6970, establece en el artículo 68 que "el Estado es responsable del sostenimiento de servicios necesarios para la educación y debe priorizar la atención en los sectores desfavorecidos con acciones complementarias."

Entre esas acciones están por ejemplo la entrega de abonos de transporte, materiales, becas y, prestaciones alimentarias.

¿Cuántas se dan, cuánto se invierte?

Dependiendo de la situación socioeconómica de la zona, se entregan meriendas simples, meriendas reforzadas, módulos de alimentos para celíacos, raciones de comedor y viandas.

"Hasta el año 2018, la entrega de las raciones estaba a cargo del ministerio de Salud, pero en 2018, por decreto 1258, se traspasó tanto el personal como el presupuesto al ámbito de la DGE", explicó Franco Pulido, director de Alimentación Escolar,

"Eso ayudó porque tenemos una llegada más rápida y eficiente con toda la información de matrícula y alumnos hacemos una distribución más eficiente".

La dirección de Escuelas entrega 280 mil raciones diarias (220 mil son merienda y 60 mil de comedor), entre ellas, 500 módulos para celíacos y diabéticos. La inversión es de unos $550 millones destinados a 51.5 millones de raciones al año, lo que da unos 10 pesos de promedio (según el presupuesto del año pasado).

Tortitas, pan, turrones y poca fruta

¿Cómo se diseñan las raciones?

Para definir las raciones, la DGE tiene un equipo de quince nutricionistas (6 Gran Mendoza, 6 zona este y 3 zona sur). Una de las expertas del equipo, Susana Armiñana explicó al Post que "con estos complementos tratamos de cubrir lo que son proteínas, calcio y algunos hidratos y grasas que son necesarias".

Es por eso que, aunque parezca muy poco que los chicos reciban leche sólo los viernes, "al recibir queso dos veces por semana, cubren la necesidad de lácteo y proteínas" (la ración de 30 g, según lo que figura en el listado, es un cuadrado del tamaño de la palma de la mano de una mujer adulta).

Las pautas son las del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria "y también tenemos en cuenta la cultura de nuestra provincia, porque no damos una alimentación a la que no están acostumbrados. Por ejemplo la tortita es algo que se da y comen más que otras cosas", indicó Armiñana. Y agregó que "Los días en los que se da yerbeado (que no tiene ningún valor nutricional), son los que se entrega el pan con queso, entonces se complementa."

En cuanto a la falta de fruta dentro del listado que se viralizó, la nutricionista precisó que "La incorporación de frutas se está dando de a poco porque incorporar hábitos no es fácil y muchas directoras nos piden que no mandemos frutas porque los chicos las tiran".

Además, subrayó que "no compramos por marcas sino en base a requerimientos nutricionales", es decir que, cuando contratan a los proveedores, por ejemplo de queso, no puede ser cualquier quso sino que debe tener cierto tenor graso y cantidad de calcio.

"No hay, por ejemplo, alimento a base de leche, eso está prohibido. Nosotros descubrimos que algunos proveedores estaban entregando eso y los sacamos de todas las escuelas", advirtió Armiñana.

Cuando hay yerbeado, hay queso

En cuanto a los módulos para celíacos, precisó que se entregan los alimentos sin TACC en bolsones directamente a la familia del alumno. "Lo administra la mamá porque la escuela no tiene las condiciones para evitar la contaminación cruzada, en cambio la mamá ya sabe cómo manipular esos alimentos." 

¿Qué dicen las mamás? 

Algunas de las repercusiones de la publicación de la lista dan cuenta de que no en todas las escuelas entregan las meriendas, que muchas no conocen la entrega de bolsones para celíacos y que, otras, piensan que hay que cambiar el yerbeado por leche. 

Un reclamo frecuente de las madres es que las meriendas tienen demasiada harina (pan, tortita, turrón) y que hay poca fruta.  Algunas señalaron que las mismas maestras piden a las familias que manden "meriendas saludables" es decir fruta o yogur, pero nada de facturas o tortitas. 

También muchas mamás opinaron que la alimentación debería ser una prioridad y que "el gobierno debería reducir el sueldo de los ñoquis y reforzar los desayunos".

Esta nota habla de: