Mendoza, majestuosa... - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 5 Mar 2020

Miles de personas desbordaron esta noche el aeropuerto Francisco Gabrielli, al pie del viñedo de Malbec que desde hace 20 años recibe a los turistas, para escuchar, vivir, aplaudir, vibrar, saltar y gritar con la actuación de Ciro Martínez (ex Los Pijos, Ciro y Los Persas), y la Orquesta Filarmónica de Mendoza. 22.000 personas, dijeron al final de la fiesta. La misma cantidad que poblará el sábado a la noche las gradas del Frank Romero Day, en el Acto Central y Elección de la Reina Nacional de la Vendimia.

La polémica por el uso del agua estuvo presente. Varias veces, el público en el que comulgaron los suburbios rockeros de Mendoza y vecinos de las zonas acomodadas, se unieron cantando "El agua de Mendoza... no se negocia". Ciro les hizo un par de guiños, anunciando que "el agua es de todos y para todos, y hay que cuidarla", y luego cantó su clásico "Agua" con un coro de niños. El final "formal" antes de los bises fue a puro rock, con una versión muy potente de "Pensar en Nada", de León Gieco.

Ciro y la Filarmónica, impresionante.

La fila para llegar al aeropuerto fue tortuosa. Hubo quienes tardaron más de dos horas en llegar y por momentos la fila copó el Acceso Norte, y parte del Acceso Este hasta el Cóndor. Pero las incomodidades quedaron de lado cuando la música empezó a penetrar el alma en medio del calor de la noche, con más de 24 grados. La Filarmónica sonó maravillosa, el sonido fue impecable, y Ciro cantó potente, afinado, melódico y roquero. A todos les dio algo.

Sin dudas, la Fiesta de la Cosecha organizada por el Fondo Vitivinícola y el apoyo de Aeropuertos Argentina 2000, ya es un show de nivel internacional del que nos podemos sentir orgullosos.

Ciro y la orquesta cautivaron a los mendocinos.

Antes, se hizo la tradicional ceremonia de la cosecha, en la que el gobernador Rodolfo Suarez, las candidatas a reina nacional de la Vendimia, las soberanas actuales, intendentes y funcionarios acarrearon algunos tachos. Incluso Suarez se hizo unos minutos para hablar del coronavirus. "No hay que alarmarse", aseguró.

La fiesta fue sencillamente enorme. Nadie se quería ir del predio del aeropuerto en la noche calurosa de este miércoles, con el inicio del calendario "fuerte" de nuestra Vendimia. Al despedirse, Ciro pidió un aplauso a la Filarmónica, el director César Lara, los arregladores... que fueron premiados con el cariño de la gente. Sencillamente, la platea se venía debajo de entusiasmo. También agradeció a algunos de los "Persas" que le acompañaron. El final fue un clásico impecable, Verano del '92, y los 22.000 mendocinos que hubo allí, "pogueando" la fiesta. Sin dudas, un inicio enorme de la vendimia de este año.

Galería de fotos:

Esta nota habla de: