Giuliana, Reina de San Martín: "Me gustaría que vuelvan los valores" - Mendoza Post
Miércoles 4 Mar 2020
porAndrea Bono
Sociales

Giuliana Calani, de Palmira, es la Reina de la Vendimia de San Martín 2020. Tiene 24  años y obtuvo 40 votos en la fiesta "Vendimia Mágica del Encuentro"

Si tuvieras que describirte a vos misma, ¿qué dirías?

Soy una persona muy sencilla, me gusta mucho lo que es sencillo, la humildad, el respeto y la empatía. Siempre trato de mirar por la otra persona antes que ponerme como prioridad.

¿Qué te gusta hacer?

Cocinar, compartir momentos sencillos así sea un mate o una charla, y dar clases.

¿Qué actividades realizás en tu vida? ¿Estás estudiando?

Soy Profesora de Matemática desde hace un año y cuando doy clases me olvido del resto. Además hago pilates como deporte. Y como pasatiempo estudio inglés.

¿Por qué decidiste presentarte como reina?

No estaba en mis ideas, anteriormente me habían ido a buscar y siempre decía que no. Este año ya lo había descartado, quería hacer hincapié en mi trabajo. Pero me fueron a buscar y me sentí con un poco más de responsabilidad, porque es una responsabilidad enorme ocupar este lugar. Realmente me sentí como que esta vez sí lo tenía que hacer.

¿Cuáles son tus objetivos como reina departamental?

Poder trabajar en el tema de la educación y hacer hincapié en el respeto. Hoy en día el respeto se ha perdido un poco, ya sea del hombre hacia la mujer o de la mujer hacia el hombre, es indiferente. Me gustaría hacer hincapié en que vuelvan los valores, el respeto hacia las personas sin importar quién esté enfrente. También me gustaría dedicarle el verdadero valor a la vid, que a la gente que trabaja la vid se le pague monetariamente como debe ser, porque se les paga muy poco.

¿Y qué te gustaría hacer si fueras elegida Reina Nacional?

Hacer hincapié en los mismos temas y trabajar lo que es violencia de género. Me gustaría que con todo el grupo de las reinas trabajemos lo que es la diversidad y todo ese tema. Teniendo este cargo las responsabilidades son mucho más grandes.

Por primera vez en Vendimia, un distrito de la Ciudad de Mendoza no presentó candidatas para la elección de su fiesta. ¿Qué opinás al respecto?

Creo que eso es indiferente. Si realmente desearon no presentar, tendrán su motivo.

¿Creés que es posible una Vendimia sin reinas?

Creo que la Reina debería seguir existiendo porque representa al pueblo y es un eslabón entre él y el gobierno. Tenés más contacto con la gente y podés llevar sus incertidumbres y sus dudas hacia la gente que tiene poder. Creo que se ha cambiado el estereotipo de hace muchos años, que se elegía a una persona por su belleza. Ahora se elige por sus cualidades y yo creo que debe ser por eso, por su cultura y sus prioridades.

¿Qué pensás de la modificación del reglamento que permite presentarse como candidata a cualquier persona cuyo documento acredite identidad femenina, como es el caso de la virreina actual de Santa Rosa?

Me parece perfecto. Me pone muy feliz que se haya aceptado ese cambio, porque todos somos iguales y tenemos que hacer hincapié en respetar. No importa la decisión que hayan tomado con respecto a su vida, esa persona quiere a alguien y ama y eso ya es motivo para respetarla. A las personas hay que respetarlas teniendo su pensamiento.

En cuanto a Mendoza en su actividad turística, ¿cómo creés que podrías fomentarla desde tu lugar?

Estaría bueno participar en varios eventos que se van haciendo a nivel nacional. Poder llevar nuestro stand y poder comentar y promocionar sería una de las principales ideas. Salir un poco de la provincia y mostrarla a nivel nacional e internacional.

¿Qué es lo que más te gusta de tu departamento?

Tiene varios lugares lindos históricos, como el Museo de las Bóvedas, que es la casa del General San Martín. Es una casa que tiene más de 200 años y es algo muy característico y que sigue manteniendo la historia del departamento. Como eso también tenemos el Centro de Congresos y Exposiciones, un lugar nuevo que es muy lindo y es ideal para hacer eventos, donde además hay un Templo del Vino, sobre todo del Bonarda que es el vino de San Martín.

¿Y si tuvieras que llevarme a un lugar puntual?

Al Museo, a ciertas bodegas que son bellísimas, al Oratorio de Santo Salvador, que sobrevivió a los dos terremotos que hubo en Mendoza y es un lugar espiritual muy lindo.

En cuanto al linaje femenino de tu familia: ¿qué papel cumplen en tu vida tu mamá y tu abuela?

Toda mi vida, lo son todo. Son las personas que siempre me han dicho que pase lo que pase siempre hay algo positivo por lo cual crecer.

¿Creés que has heredado algo de ellas?

La empatía, el mirar por el otro antes de uno. Y el optimismo.

¿Y creés que has heredado algo de tu papá también?

La fuerza de querer seguir, crecer y superarse día a día.

¿En qué ámbitos de la vida sentís que la mujer se ha empoderado en la actualidad?

En el poder tomar sus decisiones. Anteriormente las mujeres no tenían ni voz ni voto y ahora se pueden expresar libremente.

¿Y vos? ¿Te sentís empoderada?

Sí. Por más de que soy una persona más callada, siempre decidí ser independiente. Yo quiero hacer algo y lo hago, sin molestar a nadie.

¿Creés que ser reina te da alguna clase de poder?

No sé si poder, pero sí te da la posibilidad, ya que sos una persona visible, de poder llegar un poco más lejos para crecer o ayudar a crecer a algún lugar. Al tener los atributos, esa mujer puede ser el eslabón entre la gente del pueblo y la gente del gobierno.

¿Le agregarías o cambiarías algo a la Fiesta Nacional de la Vendimia?

Me gustaría mantener lo que es la Fiesta, el cómo se muestra cómo es Mendoza en la parte cultura. Tal vez cambiaría la forma de votación, que se vote por la persona, sus capacidades, sus conocimientos y su cultura. Hemos cambiado mucho en eso pero nos falta cambiar, que la reina sea votada por su personalidad y su forma de ser y no por su belleza.

Fotos: Florencia Chavero - @florchavero_fotografia