Aumentan los femicidios en el país: 17% más que el año pasado - Mendoza Post
Jueves 5 Mar 2020
porAna Paula Negri
Periodista

El Observatorio de las violencias de género "Ahora que sí nos ven" contabilizó que en enero y febrero se cometieron 63 femicidios en el país, lo que implica que una mujer fue asesinada cada 23 horas. Pero en los primeros cuatro días de marzo se sumaron 6 víctimas más.

De acuerdo al Registro Nacional de Femicidios 2020 que lleva adelante esa organización, los femicidios ocurrieron entre el 1 de enero y el 29 de febrero y las estadísticas son elaboradas en base "al análisis de medios gráficos y digitales de todo el país".

De cara a un nuevo paro internacional de mujeres que se realizará este 9 de marzo y la conmemoración del Día Internacional de la Mujer por el grupo de trabajadoras textiles que reclamaron en 1908 por la reducción de la jornada laboral, mejores salarios y el derecho a votar.

La preocupación social y política por la muerte de mujeres víctimas de un sistema patriarcal que somete permanentemente y vulnera los derechos identidades femeneizadas a nivel mundial es mucho menor que por el reciente brote de coronavirus. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal), en 2018, al menos 3.529 mujeres fueron asesinadas por razón de su género, es decir una cada dos horas, según publicó el portal France 24.

En los primeros cuatro días del mes de marzo se sumaron 6 femicidios más, el último de ellos fue publicado ayer por la mañana y la víctima es una docente mendocina de 61 años. Mónica Edith Ramos fue encontrada muerta en el baño por bomberos y policías que acudieron a su casa por un incendio.

Mónica Edith Ramos.

La mujer vivía en San Luis desde hace años y, según consignó el Diario de la República, trabajó en el Ministerio de Educación provincial, en el Instituto de Formación Docente Continua (IFDC) y en el Instituto de Formación Docente Continua "Juan Pascual Pringles".

Era oriunda de San Rafael estudió pedagogía en la Universidad Católica de Cuyo y era divorciada. Tenía dos hijos, uno de ellos viajó a tierras puntanas en las primeras horas de ayer. Según informaron, la mujer tenía un auto marca Peugeot, el cual no estaba en la vivienda. Por ahora es todo hermetismo en la investigación.

El nivel de violencia de los crímenes contra las mujeres también ha sido notable en estos últimos casos. Jordana Rivero (22) de Mar del Plata; Brenda Micaela Gordillo (24), de Catamarca; Guadalupe Ezeiza (8), de Buenos Aires; Octavia Colque (39), Las Toninas, Buenos Aires; y Agustina Atencio (17) Río Negro.

Uno de los casos más cruentos es el de Guadalupe Ezeiza quien fue violada, asesinada a golpes y calcinada por su primo de 22 años. La niña fue denunciada como desaparecida desde el domingo a la noche. Su primo, Sergio Ramón Olivera, la había pasado a buscar ese día más temprano para llevarla a un cumpleaños.

La policía halló a la niña muerta dentro de la casa del femicida con quemaduras en la zona genital que impedirían acreditar si se consumó la violación. También quemó aparte algunas de las prendas de vestir de la niña y un pantalón suyo, según detalló diario Página 12.

Guadalupe Ezeiza.

El informe preliminar de la autopsia practicada al cuerpo de Guadalupe reveló que la niña presentaba fuertes traumatismos de cráneo por una serie de golpes recibidos en la cabeza y también en el rostro, y que la causa de muerte fueron las quemaduras que dañaron sus órganos vitales.

A su vez, los médicos forenses determinaron que había signos de defensa en los miembros superiores de la niña, otro indicio que refuerza la hipótesis del abuso sexual como móvil del crimen y que coincide con los rasguños que los peritos encontraron en el cuerpo del ahora acusado, añadió la fuente judicial.

El caso de Jordana Rivero estremeció a Mar del Plata. La mujer de 28 años murió al caer desde la ventana de su departamento en el séptimo piso en pleno centro de la ciudad cuando se encontraba acompañada del único acusado del crimen, Bernardo Luis Baraj, de 50 años.

Investigadores confirmaron que la joven cayó desvanecida, con el maxilar fracturado y escoriaciones en los brazos. El cuerpo impactó sobre una losa saliente que sirve de techo a la vereda el ingreso al edificio, que también es una galería comercial, según publicó el diario La Capital.

Jordana Rivero

Los forenses del Cuerpo Médico de la Policía Científica establecieron inicialmente que Rivero había aspirado sangre, lo que indica que había sufrido una hemorragia antes de la caída. Esto es indubitable porque si hubiera caído sin lesiones y la hemorragia se hubiera producido con el golpe, la sobrevida no hubiera existido. Ni siquiera para una sola inhalación.

Cuando los policías alertados por vecinos y transeúntes llegaron al edificio subieron hasta el séptimo piso y encontraron a Baraj en pleno intento de escapar. Había quedado encerrado y fue imperioso romper la puerta para detenerlo. Al revisarlo se dieron cuenta, aun sin la necesidad de un médico, que había mantenido una pelea: tenía rasguños, escoriaciones y golpes. "Se puso como loca y se tiró", dijo en tono exculpatorio.

Los datos hasta febrero

Respecto al mes de febrero, fueron relevados 29 femicidios y en el 66 % de los casos "las mujeres fueron víctimas de quienes dijeron amarlas", reveló Raquel Vivanco, presidenta del observatorio Ahora que sí nos ven.

Según estas mediciones, el vínculo de la victima con el agresor es, en un 49% de pareja, en un 17% de ex pareja, un 5% familiar y un 28% no se obtuvieron los datos.

Raquel Vivanco

Sobre el modo en que se ejecutó el asesinato, dieron a conocer que en un 23% fue con arma de fuego, 18% con arma blanca, un 14% a golpes, un 11% quemadas y un 6% por asfixia.

La provincia de Buenos Aires encabeza con la mayor cantidades de femicidios por región con 19 en lo que va del 2019, seguida por Santa Fe con 10, Santa Cruz con 6, y Córdoba con 5.

Con respecto al lugar físico donde ocurrieron, un 59% fue en la vivienda de la víctima, el 27% en la vía pública y un 2% en la vivienda del agresor.

"El hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres: el 59% de los femicidios se dieron dentro de la vivienda de la víctima. Esto nos obliga a repensar bajo que mandatos construimos y sostenemos relaciones desiguales y violentas", aseguró Vivanco.

De los 63 femicidios, 15 mujeres hicieron denuncia previa y 3 tenían medidas judiciales.

Como consecuencia de estos femicidios, hay 88 hijos y/o hijas que quedaron huérfanos.

Esta nota habla de: