Daniela, Reina de Santa Rosa: "Les pido respeto y tolerancia" - Mendoza Post
Martes 3 Mar 2020
porAndrea Bono
Sociales

Daniela Vanín tiene 19 años y es quien llevará la esperanza del pueblo santarrosino al Frank Romero Day. Su fiesta departamental se llamó "Vino Enamorada de su Tierra" y en ella se produjo un hecho histórico para vendimia: por primera vez, un departamento tiene una virreina trans. Daniela nos cuenta sobre su relación con Pía Vega, su vida y sus proyectos.

¿Quién es Daniela Vanín?

Me describiría como creativa, alegre, divertida. Siempre trato de buscarle el lado bueno a las cosas.

¿Qué te gusta hacer?

Me gusta tocar el piano, aparte de lo que estoy estudiando. Aparte soy coordinadora de una empresa de viajes de egresados. Me gusta mucho todo lo que hago. También salir con amigos, y la música.

¿Cómo aprendiste a tocar el piano?

Cuando era chiquita mis padres me regalaron un órgano, y siempre veía en youtube las canciones que quería aprender y las copiaba. Tengo mucha memoria visual, así que aprendí así.

¿Realizás alguna otra actividad?

Sólo es que te dije. Trato de llevar todo a la par porque no me gustaría dejar las cosas que hago, sobre todo porque la facultad para mí es primero. Siempre trato de adaptarme. Todavía no empiezo a cursar, pero ahí sí se va a complicar un poquito más. Hasta ahora lo llevo re bien, tratando de asistir a todos los eventos, que es para lo que la gente me eligió, para representarlos. Trato de acomodarme a los horarios para cumplir con todo.

¿Por qué elegiste este año para presentarte como reina?

A mí me fue a buscar a mi casa un grupo solidario de 12 de Octubre, con la propuesta de ellos. Son un grupo de vecinos que se encargan de ayudar a los que están pasando un mal momento entre vecinos. Hacen rifas y sorteos, juntan la plata y con eso ayudan. Entonces venían con proyectos muy nobles y me dijeron que yo sería la representante de lo que ellos estaban haciendo para invitar a la gente a sumarse. Me encantó la idea, y aparte de chiquita siempre jugaba a ser reina con mis primas, y también por lo que estoy estudiando, creo que te abre algunas puertas y a mí me sirve porque la Reina de la Vendimia es la encargada de vender no sólo su departamento, sino Mendoza. Sus culturas, sus tradiciones y sus valores.

¿Cuáles son tus objetivos como reina departamental?

Yo planteé desde un primer momento llevar conmigo los valores del grupo solidario, contagiar ese espíritu de solidaridad y formar grupos en los distintos distritos de Santa Rosa, que se comuniquen y se vayan ayudando entre sí. También volcar mis conocimientos acerca del turismo, crear una ruta de turismo del vino. Se me había ocurrido que pase por las bodegas de los pequeños productores y también dejar eso tan importante que tiene el turismo que es generador de empleo y que atrae al turista para mostrarle Santa Rosa, invitarlos a que puedan conocer el departamento, sus costumbres y su cultura. Y entre otras cosas, trabajar con la corte, que somos 9 chicas muy buenas, que todas tienen proyectos muy nobles y queremos llevar a cabo sus proyectos.

Si fueras elegida Reina Nacional, ¿qué te gustaría hacer?

Me gustaría trabajar por toda la provincia desarrollando proyectos innovadores que potencien a la provincia a nivel nacional y que podamos traer muchos proyectos a Mendoza, trabajando con mis compañeras. Sobre todo, desarrollar la parte que yo conozco, que es la de turismo. Quiero fomentar el turismo como base de Mendoza, que por ahí todavía no se explota del todo y yo creo que tenemos mucho potencial. También contagiar el espíritu del grupo solidario en toda la provincia.

Por primera vez en Vendimia, un distrito de la Ciudad de Mendoza no presentó candidatas para la elección de su fiesta. ¿Qué opinás al respecto?

Para mí es importante el rol que juega la Reina en la Vendimia. Para mí no se tiene que sacar, porque realmente representa parte de la cultura de los mendocinos. Atrae turismo, la gente viene a verla. La discusión no es si hay que sacar a la Reina o no, sino qué rol se le va a dar, porque ella es la representante de todos los trabajadores vitivinícolas. Para mí ya dejó de ser un estereotipo de belleza, y estos cambios se están dando y van evolucionando. En el futuro se va a ver reflejado que realmente son mujeres empoderadas, que quieren demostrar que traen consigo proyectos, que quieren demostrar las culturas, que son verdaderas representantes de Mendoza, que saben bailar nuestras danzas típicas.

Esta Vendimia ustedes han sido protagonistas de algo que es nuevo para Mendoza. ¿Qué opinás y cómo has vivido, desde adentro, el hecho de tener una virreina trans?

A mí me parece re bien que Pía se haya animado a sumarse a Vendimia. Es una muy buena compañera que trae consigo valores muy solidarios, porque ella también representó a un merendero que se encarga de ayudar a los niños. Juntas nos propusimos trabajar por proyectos solidarios y que nos vean unidas porque eso es lo que queremos demostrar, la unión de toda Santa Rosa, que podemos lograr grandes cosas. Para mí estas cosas nos enriquecen un montón culturalmente y con Pía tenemos una buena relación. Me parece genial todo lo que se está dando y traigo conmigo desde la campaña los valores fundamentales del respeto y la tolerancia, así que también les pido a los mendocinos respeto y tolerancia.

¿Cómo está viviendo esta situación el pueblo de Santa Rosa?

Como en todos los casos, siempre hay diferentes puntos de vista que son totalmente respetables. No todos pensamos igual, eso se entiende, pero las bases fundamentales son de respeto y de tolerancia. Así que también les pido a los santarosinos que nos acompañen en este camino, porque sobre todo somos mujeres que tenemos ganas de representarlos de la mejor manera y tenemos proyectos nobles y estamos comprometidas con Santa Rosa y por luchar por esos proyectos solidarios.

¿Cómo creés que vos podrías ayudar a promocionar Mendoza en mundo desde tu lugar de reina?

Fomentando los conocimientos que yo tengo. Se pueden hacer grandes cambios en todo Mendoza incluyendo también a los departamentos que están más alejados y a los que por ahí no llega el turismo. Te doy el ejemplo de Santa Rosa, que por ahí el turista prefiere visitar bodegas de Valle de Uco, teniendo también en Santa Rosa que además les vendemos otra experiencia como es el turismo rural, que puedas ir a comer un asado y relajarte, andar a caballo, desconectarte y salir de la zona de metrópolis. Quisiera brindar, desde nuestro lado, todo el conocimiento de los diferentes departamentos y que puedan conocer un poco de todo, incluir un circuito que abarque a toda Mendoza y hacer llegar al turismo a todas las zonas alejadas.

¿Qué es lo que más te gusta de Santa Rosa?

La gente. Eso que tenemos los santarrosinos de ser tan cariñosos, de que salís a comprar y todos te saludan aunque no te conozcan. Eso que tenemos de dar dos besos y un abrazo, y también venimos a contagiarlo acá. En eso también se basa nuestra campaña, de traer todas nuestras culturas, valores y tradiciones y compartirlo con toda la provincia.

Si tuvieras que llevarme a conocer un lugar del departamento, ¿a dónde me llevarías?

A la Reserva de Biósfera de Ñacuñán, porque es un lugar muy importante y emblemático para todos los santarrosinos. Sería un poco injusto también, porque realmente tenemos muchos atractivos, así que también aprovecharía para darte una vueltita por las bodegas de pequeños productores que no son muy conocidas pero tienen una historia detrás que es lo que vende hoy en día.

¿Qué lugar creés que ocupa tu mamá en tu vida?

Un rol fundamental. Realmente son verdaderas representantes o modelos de mujer. Mi mamá me inculcó todos los valores que yo hoy día tengo, como el respeto y la tolerancia, así que estoy totalmente agradecida. Mi abuela por parte de mi papá falleció cuando yo tenía seis años, y mi abuela por parte de mi mamá está con nosotros y está muy feliz con todo esto de Vendimia. Son mujeres que han luchado, que las he visto pasar por diferentes situaciones tanto económicas como de pérdidas que ha tenido mi abuela de su hija y mi mamá de su hermana, y verlas salir adelante es algo que me motiva mucho. Son verdaderos modelos de vida.

¿Creés que has heredado algo de ella?

Hoy soy el reflejo de ellas, no físicamente pero sí de sus valores. Estoy totalmente orgullosa y agradecida de ellas.

¿Y de tu papá has heredado algo?

Además de los valores, la pasión por el automovilismo, que viene desde mi abuelo y llegó hasta mí. Vivimos esto muy unidos, vamos al autódromo muy seguido y es un momento de compartir, de recordar a mi abuelo. Él fue presidente de las categorías tradicionales, y cada vez que vamos se me pone la piel de gallina porque lo recuerdo en el sonido antes que empiece la carrera. Ver eso, compartir un asado con mi papá es algo muy lindo y que comparto con él nomás.

¿En qué ámbitos de la vida sentís que la mujer se ha empoderado en la actualidad?

En casi todos. Obviamente que es un proceso de cambio que todavía no se ha dado del todo y hay que seguir luchando por muchas cosas. Pero realmente si miramos unos años atrás nos vamos a dar el gran cambio que hemos logrado, de que ahora la mujer pueda ocupar espacios que antes eran impensados para ella. Las mujeres tenemos eso que podemos estar unidas y salir a luchar por lo que realmente lo merece, quejarnos y reclamar todos esos lugares que todavía nos falta por abarcar.

¿Y vos? ¿Te sentís empoderada?

En muchos aspectos, fundamentalmente en los valores. Porque cuando realmente estás feliz con vos misma, empezás a valorar otras cosas como la forma que tenés de ser como persona, los estudios que tenés, agradecés y ves otros aspectos de tu vida como tener a tus padres, tener una familia unida. Me siento muy empoderada, y también requiere de mucho valor someterse a esto de Vendimia porque es una exposición, y es fundamental saber lo que una vale y está dispuesta a dar.

¿Sentís que ser reina te ha dado algún tipo de poder?

Creo que al ser representante de tu lugar, sos más escuchada. Tenemos a los medios que nos hacen notas y me parece genial porque es nuestra oportunidad de poner expresarnos y comunicar nuestras opiniones. Realmente la Reina es una representante de todos los trabajadores vitivinícolas y tiene el deber de comunicar todo lo que ellos están viviendo, como la falta de agua. A mí al recorrer mi departamento me han comunicado ciertas problemáticas que cuando he tenido la oportunidad se las he transmitido a los medios, es algo que me parece genial y que tenemos el deber de hacer.

¿Le agregarías o cambiarías algo a la Fiesta Nacional de la Vendimia?

Realmente la Fiesta refleja mucho la cultura mendocina. Sí, este proceso de cambio del rol que se le va a dar a la mujer. Que se la deje de ver como un estereotipo de belleza, que yo creo que está cambiando y me parece genial, pero no que se saque la Reina de la Vendimia sino que se le de el rol de una verdadera representante mendocina y que sepa hablar de todos los atractivos que tenemos y sepa invitar a los turistas a la provincia.

Gladis, coordinadora de Daniela, ayudándola con los atributos.

Fotos: Florencia Chavero - @florchavero_fotografia

Lugar: Hotel Esplendor de Mendoza

Esta nota habla de: