Agustina, Reina de Ciudad: "No a la discriminación y no a la violencia" - Mendoza Post
Martes 3 Mar 2020
porAndrea Bono
Sociales

"Vendimia, Oasis Mágico" fue la fiesta que disfrutaron más de 10 mil vecinos de la Ciudad de Mendoza. Como resultado de la elección, fue la representante de La Favorita quien obtuvo la corona vendimial. Agustina Leiva tiene 19 años y un mensaje muy importante para ofrecer.

Si tuvieras que describirte a vos misma, ¿qué dirías?

Soy muy bipolar, me cambia el humor a cada rato según la situación en la que esté y según la persona que me haga cambiar de humor. Pero siempre soy alegre.

¿Qué actividades realizás en tu vida? ¿Estás estudiando?

Hago deporte. Trabajaba en un bar antes de la fiesta, pero ya después comencé con Vendimia. Hago danza árabe, reggaetón.

¿Qué te gusta hacer?

Me gustan los deportes, jugar al fútbol. Juego de delantera en el barrio donde me crié, en La Favorita, que representa al Barrio Andino. También me gusta leer poemas, cantar, escuchar música y dormir mucho. Salir con amigas, disfrutar del mi familia.

¿Por qué decidiste presentarte como reina?

Porque era un sueño que tenía de pequeña, terminar mis estudios y ser reina. Pensé que podría darle una alegría a mi familia, que es lo que he estado logrando, y unirla más. Cuando fallecieron mis dos abuelos la familia se separó un poco y ahora se está uniendo de nuevo.

¿Qué te gustaría hacer si fueras elegida Reina Nacional?

Representar de la mejor manera y ayudar a la gente.

¿Cuáles son tus objetivos como reina departamental?

Tengo muchas ganas de hacer cosas. Quiero apoyar todo sobre lo que se trató nuestra fiesta, la sustentabilidad, el cuidado del medioambiente. Ayudar en temas de educación, de salud, en las campañas sobre el cáncer, la violencia de género que me pone muy triste.

Por primera vez en Vendimia, un distrito de la Ciudad de Mendoza no presentó candidatas para la elección de su fiesta. ¿Qué opinás al respecto?

Me puso demasiado triste. Porque tanto como a mí, a esas chicas les habría gustado vivir ese momento.

¿Creés que es posible una Vendimia sin reinas?

No, yo creo que es lo mejor de Vendimia, de eso se trata.

¿Cuál creés que es el rol de la Reina en Vendimia?

Representar a su departamento, el lugar donde vive y ser la voz de toda la gente silenciada. Fomentar que estemos todos juntos de la mano, porque una mano ayuda a la otra. Estaría bueno que todos nos apoyemos, hay mucha discriminación y muchas cosas que no van.

¿Vos sentís que has sido discriminada en algún aspecto?

Sí. Por ser flaquita, por algunos defectos. No todos somos perfectos. He sido discriminada por mi pasado, por el pasado de mi familia, por el barrio donde vivo. Yo quiero dejar en claro que no es un barrio que esté lleno de delincuencia o de gente mala. Es un barrio en el que si vos necesitás ayuda, la gente va a estar apoyándote, como me pasó a mí ahora con Vendimia. Desde que me inscribí como reina toda la gente me toca la puerta para felicitarme y desearme que todo salga bien.

¿Qué sentís con todo esto?

Me he puesto muy mal, me ha roto el alma. Pero quiero agradecerle a esas personas, porque esto me hace cada vez más fuerte. Me hace abrir los ojos y disfrutar más lo que estoy viviendo. Quiero decirles que se pongan firmes y sepan que perseguir sus sueños es una de las cosas más lindas, porque es algo que te pone muy feliz cuando se cumple, como me está pasando a mí ahora.

¿Qué pensás de la modificación del reglamento que permite presentarse como candidata a cualquier persona cuyo documento acredite identidad femenina, como es el caso de la virreina actual de Santa Rosa?

No estoy en contra. Me encanta que puedan participar en esto, me pone muy contenta.

En cuanto a Mendoza en su actividad turística, ¿cómo creés que podrías fomentarla desde tu lugar?

Acompañándolos de la mejor manera, contando sobre los lugares que se pueden conocer.

¿Qué es lo que más te gusta de la Ciudad de Mendoza?

Los espacios verdes.

¿Y si tuvieras que llevarme a un lugar puntual?

A los museos, a las plazas, a los parques. La Plaza Independencia, la Plaza San Martín. El Cerro de La Gloria, que es mi favorito. El Teatro Griego, que es donde vivimos la Vendimia.

En cuanto al linaje femenino de tu familia: ¿qué papel cumplen en tu vida tu mamá y tu abuela?

Ocupan mi corazón. Mi abuela es una persona que marcó mucho en mí, que ahora está en el cielo. Y mi mamá es una persona que admiro muchísimo, la amo. Me ha cuidado siempre y me ha tenido siempre en un altar. Nunca nos ha faltado nada, ni a mí ni a mis hermanos, nos da un amor incondicional.

¿Creés que has heredado algo de ellas?

Sí, el respeto, la fuerza y la humildad.

¿Y de tu papá?

No lo conozco, me crié con mi mamá y mis abuelos.

¿En qué ámbitos de la vida sentís que la mujer se ha empoderado en la actualidad?

Yo creo que ya no hay tanta diferencia entre la mujer y el hombre.

Y vos en particular, ¿en qué te sentís empoderada?

Me siento muy apoyada por las mujeres, que luchan por nuestros derechos.

¿Creés que ser reina te da alguna clase de poder?

Sí, los atributos te dan enseñanza. Yo estoy madurando mucho, de a poco, y creo que puedo llegar a ser una mejor persona de lo que soy.

¿Le agregarías o cambiarías algo a la Fiesta Nacional de la Vendimia?

Me parece que está todo muy bien y hermoso. Todos los años es una fiesta increíble y muy esperada.

¿Te gustaría agregar algo más?

Me gustaría decir "no a la discriminación" y "no a la violencia". No es tan fácil salir con la corona y los atributos, salir a la calle, etc. Es una gran responsabilidad y lo que más necesitamos es apoyo, menos discriminación y más respeto.

Agustina y Flavia, su coordinadora.

Fotos: Florencia Chavero - @florchavero_fotografia

Lugar: Hotel Esplendor de Mendoza