La confusa frase de Piñera sobre las mujeres y el abuso, que mereció repudio - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 2 Mar 2020Lunes, 02/03/20 atrás

El presidente chileno, Sebastián Piñera, encabezó un acto por la promulgación de una ley que establece que los asesinatos de mujeres sean considerados femicidios. Durante la presentación de la medida, el mandatario pronunció una frase que le valió una catarata de críticas de gran parte de la sociedad, de la oposición y también de distintos organismos de derechos humanos.

"A veces no es solamente la voluntad de los hombres de abusar, sino también la posición de las mujeres de ser abusadas", sostuvo Piñera, tras recordar el femicidio de Gabriela Alcaíno, una adolescente de 17 años asesinada por su expareja y que dio origen a la nueva normativa.

Luego, completó: "Tenemos que corregir al que abusa y tenemos que decirle a la persona abusada que no puede permitir que eso ocurra. La sociedad entera la va a ayudar en respaldar para denunciar y evitar que esos hechos sigan ocurriendo".

Frente a los dichos, desde el Observatorio contra el Acoso en Chile repudiaron a Piñera. "Es intolerable culpar a la víctima de la violencia de género, más aun en el contexto de la promulgación de la #LeyGabriela. Es una declaración desde la ignorancia que violenta a las mujeres, especialmente a las víctimas de violencia. Este tipo de declaraciones ponen la responsabilidad en la víctima y perpetúan ese discurso que ayuda a 'justificar' la violencia contra las mujeres", tuiteó el organismo.

Ver: Por temor al coronavirus, cerraron al público el museo de Louvre

La "Ley Gabriela" surgió luego de las protestas masivas que hubo tras el crimen de Gabriela Alcaíno en 2018, a manos de su expareja, que también mató a la madre de la chica. Bajo la ley que regía ese momento, el asesinato no fue considerado femicidio ya que la adolescente y su exnovio no convivían.

Ante esta situación, el Gobierno empezó a trabajar en un proyecto para tipificar los femicidios, lo que se terminó de definir este lunes con la promulgación que firmó Piñera tras aprobarse en el Congreso chileno el 30 de enero pasado.