La vicepresidenta de Irán dio positivo de coronavirus - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 28 Feb 2020Viernes, 28/02/20 atrás

La vicepresidenta de Irán para Asuntos de Mujer y Familia, Masumé Ebtekar, dio positivo de coronavirus este jueves, confirmaron fuentes oficiales.

Ebtekar fue sometida a tests durante la jornada de ayer, y "la prueba dio positivo esta mañana", afirmó un portavoz oficial citado por la agencia iraní de noticias IRNA. Asimismo, el presidente del comité parlamentario sobre Seguridad Nacional y Política Exterior, Mojtaba Zolnur, confirmó que también dio positivo por el virus.

"Mi prueba ha dado positiva", dijo Zolnur, antes de agregar que "no hay nada de lo que preocuparse". "Estoy en cuarentena. Con ayuda de Dios, nuestra nación derrotará al coronavirus", manifestó.

Masoumeh Ebtekar

Medios iraníes confirmaron también la muerte del clérigo Hadi Josroshahi, quien fuera enviado de Irán al Vaticano, a causa del brote de coronavirus, reseñó la agencia de noticias Europa Press.

El viceministro de Sanidad, Iraj Harirshi, encargado dentro del gobierno de la contención del brote de coronavirus, reveló el martes que él también había sido diagnosticado con la enfermedad.

Ver además: Coronavirus: las desinformaciones que circulan en Argentina

Harirshi compareció durante la jornada del lunes en una rueda de prensa para informar sobre el brote, en la que presentó un aspecto de fatiga y en la que recurrió a limpiarse el sudor de la frente en varias ocasiones.

Las autoridades sanitarias de Irán elevaron este jueves a 26 las víctimas mortales y 245 las personas contagiadas en la República Islámica por el brote del nuevo virus originado en la ciudad china de Wuhan, informó la agencia de noticias iraní Mehr.

El portavoz del Ministerio de Sanidad iraní, Kianush Jahanpur, reseñó que se registraron 106 nuevos casos en las últimas horas -38 en Teherán-, lo que sitúa el total en 245 personas contagiadas con el coronavirus.

El brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en el centro de China, ha provocado la muerte de más de 2.700 personas y ha dejado a más de 77.000 contagiadas, según el último balance de las autoridades sanitarias chinas.