Agua de tanga: el embrujo que usó la mendocina que enganchó a Costantini - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 26 Feb 2020Miércoles, 26/02/20 atrás

Como publicó el Post, el sábado pasado el empresario Eduardo Costantini se casó con la modelo Elina Fernández, su pareja desde hace un año. La ceremonia fue en el coqueto Alvear Palace de Buenos Aires. Amigos y familiares de los novios estuvieron entre los invitados a la celebración, que se realizó en el décimo piso del exclusivo hotel.

La boda generó polémica en el círculo íntimo del fundador del museo Malba. Los hijos del millonario no estuvieron para nada de acuerdo en que se casara con una chica 43 años más joven y creen que hay un interés económico detrás.

Encima, desde hace unas horas circula una versión que asegura que Elina Fernández habría recurrido a un brujo para conquistar a Costantini. La modelo habría realizado una práctica de magia negra que se conoce como "agua de tanga". La misma consiste en dejar reposar la ropa interior femenina en un bowl con agua y luego colocar ese líquido en una infusión. La persona que se intenta seducir debe tomarla.

Una boda cuestionada

Por el momento, Elina no habló con los medios de las críticas que recibió por su relación con el empresario, mucho menos sobre el "embrujo" que dicen habría utilizado para enamorarlo.

La modelo y el millonario se conocieron en el café del Malba. Ella solía frecuentar ese lugar. Un día se cruzó con Costantini y el flechazo fue inmediato. "Tu amor me llena de vida y me hace fuerte", confesó la mendocina en un romántico posteo en su cuenta de Instagram.

Si hubo gualicho, funcionó