"No tenemos jubilaciones de privilegio", dicen los jueces mendocinos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 26 Feb 2020Miércoles, 26/02/20 atrás

El gremio de los judiciales tiene un proyecto propio para debatir la reforma jubilatoria que plantea el Gobierno para los jueces, que implica una reducción en sus haberes.

El proyecto oficial prevé aumentar la edad jubilatoria, elevar los aportes y calcular el haber inicial sobre el 82% móvil del promedio de los sueldos de los últimos 10 años.

El gremio que lidera Julio Piumato propuso incluir a los judiciales con el 82 por ciento móvil del último salario, colocándolos en igualdad de condiciones a los empleados rasos con los jueces, y aumentando los aportes al 15 % . De ese modo, se ampliaría la base de personas que aportan y se recaudaría más dinero.

A nivel provincial, la Asociación de Magistrados de la Provincia de Mendoza rechaza el proyecto, presentado por el PEN al Congreso de la Nación, que modifica el régimen jubilatorio de ley 24.018, argumentando que "atenta contra la independencia judicial, el principio de intangibilidad de las remuneraciones y la inamovilidad en los cargos".

Furlotti

La Dra. Silvina Furlotti, presidenta de la Asociación de Magistrados de Mendoza, estuvo en diálogo con el programa Te digo lo que pienso que conduce Ricardo Montacuto por Radio Nihuil, y explicó: "No tenemos jubilaciones de privilegio. Estamos en un régimen  especial como el de muchos otros gremios, como diplomáticos, maestros o policías. Son sistemas con alguna particularidad, pero están mal llamadas 'de privilegios'".

"Nosotros para jubilarnos tenemos un sistema que requiere aportar un punto más que las jubilaciones comunes, y la diferencias de ellas, no tenemos un tope en el aporte, lo hacemos sobre la totalidad del sueldo. 30 años de aporte y 15 años de servicio en el poder judicial", dijo Furlotti.

"Tiene características de especial porque cuando el magistrado se jubila puede ser llamado a prestar funciones en cualquier momento",  añadió.

"Hemos rechazado el proyecto por el Poder Ejecutivo porque se presentó sin ninguna discusión previa, no se tuvo en cuenta la realidad de las provincias. Pareciera que Dios solo atiende en Buenos Aires. Lo que pedimos es que se escuche cuáles con nuestras realidades y nuestras propuestas. Estamos dispuestos a admitir subas en los puntos de aporte para mejorar el sistema, pero no sabemos cuáles son los números del Gobierno, no nos han explicado de dónde viene. No hemos tenido instancia de diálogo. El aumento de la edad jubilatoria no se lo ve mal, pero se ve mal que a las mujeres se nos lleve a los 65 años por sobre la común. Eso lo vemos muy desigual. ¿Por qué solo a las mujeres juezas nos llevan a los 65?", agregó Furlotti.

"Pedimos ser escuchados y que el proyecto se revea"

Y explicó que esto atenta contra la independencia del Poder Judicial porque "si uno está en actividad y sabe que la jubilación se va a respetar como dice la ley, el juez va a tener mayor tranquilidad y serenidad en el cargo. Pero esta ley no es clara, y deja librado a una Comisión, que si no le gusta los jueces puede acomodarlo a su antojo. Una de las maneras de fortalecer la independencia es que ningún otro poder se pueda meter con su sueldo". 

Además  agregó: "Cuando hemos tenido que dar muestras de solidaridad la hemos dado, pero acá pedimos ser escuchados. No somos ajenos a la realidad, queremos mejorar el sistema".