Belén, Reina de Rivadavia: "No me he sentido cosificada, ni por ser mujer ni por ser mamá" - Mendoza Post
Sábado 22 Feb 2020
porAndrea Bono
Sociales

Belén Carchano, representante del distrito de La Libertad,  se convirtió en la Reina de los rivadavienses en la fiesta "Historia de mi Tierra". La simpática rubia de 24 años y sonrientes ojos marrones se reunió con nosotros para contarnos de su vida, sus gustos y sus objetivos en Vendimia. ¡Vamos a conocerla! 

Si tuvieras que describirte... ¿Quién es Belén Carchano?

Soy una persona muy accesible, muy solidaria. Me encanta colaborar en lo que pueda. Soy mamá y soy docente de nivel inicial, por lo tanto me encanta trabajar con niños. Me encanta el trato con la gente en general. Soy muy transparente también.

¿Qué te gusta hacer?

En mis tiempos libres, me gusta compartir con mi familia y amigos, sobre todo al aire libre. Tengo un nene de cinco años, comparto mucho tiempo con él. También me gusta mucho trabajar con los niños.

¿Cómo se llama tu hijito? ¿Vive con vos en Rivadavia?

Se llama Bautista, acaba de pasar a primero. Y sí, vivimos los dos solitos en Rivadavia.

¿Cómo se ha tomado tu reinado? ¿Cómo vas a hacer cuando te toque ingresar al hotel toda la semana?

Me lo puedo llevar conmigo, es más, creo que van a haber tres noches que me van a habilitar una habitación para que él se pueda quedar. Eso me pone muy contenta, porque es muy pegado a mí. Igual zafa bastante bien, desde chiquito se adapta a todo. Al principio no entendía mucho, pero ya una vez que me vio con los atributos, como a cualquier niño le llamó la atención y ahora me trata de "mi reina". Es re comprador.

Y además de trabajar, ¿hacés alguna otra actividad?

Aparte de trabajar, soy maquilladora y los fines de semana trabajo en una peluquería. Así que esos son mis hobbies, el maquillaje y el peinado.

¿Por qué elegiste este año para presentarte como reina?

Porque cuando lo quise hacer, como ya tenía a mi nene el reglamento no lo permitía. Una vez que cambió el reglamento, me decidí y lo hice este año. Estoy muy feliz de poder participar.

¿Cuáles son tus objetivos como reina departamental?

Hacer reconocer y valorar el trabajo de los viñateros, que son los verdaderos hacedores de nuestra Fiesta. Si bien se apunta mucho al turismo, ellos están bastante desvalorizados y estaría bueno que en la fiesta máxima tuvieran más participación, que se les den más entradas.

Si fueras elegida Reina Nacional, ¿qué te gustaría hacer?

Seguir valorando el trabajo de lo viñateros y seguramente algún proyecto que tendría que analizar si llegara a ser Reina Nacional.

Por primera vez en Vendimia, un distrito de la Ciudad de Mendoza no presentó candidatas para la elección de su fiesta. ¿Qué opinás al respecto?

En mi caso, estoy a favor de la ley 7722. En mi municipio, cuando tuvimos la suspensión de la vendimia de Ciudad de Rivadavia por la protesta por la ley, me dieron la oportunidad de pararme y reclamar con el pueblo. Creo que cada municipio y cada departamento toma sus decisiones, como en el caso de Malargüe. Yo respeto la opinión de cada departamento.

¿Creés que es posible una Vendimia sin reinas?

Yo creo que la Reina es elegida desde el principio, es un ícono cultural. Es por ahí lo que los turistas vienen a ver, la elección de la Reina. Si bien se ve la fiesta, los artistas y todo lo que se monta en el escenario, los turistas esperan la elección de la Reina.

¿Y qué opinás sobre lo que se dice actualmente sobre la cosificación de la mujer en Vendimia como un concurso de belleza?

En mi caso, no me he sentido cosificada. Ni por ser mujer, ni por ser mamá. Es más, he recibido mucho respeto. Tanto del pueblo de Rivadavia, como de mi corte, mis compañeras. Se los dije en un principio, que estaba muy orgullosa de que ellas en ningún momento me hubieran hecho sentir incómoda por ser mamá. Las mujeres estamos teniendo un rol muy importante en la sociedad, y somos muy capaces de lograr muchas cosas. Así que no, la verdad que yo no me he sentido cosificada en Vendimia.

¿Qué pensás de la modificación del reglamento que permite presentarse como candidata a cualquier persona cuyo documento acredite identidad femenina, como es el caso de la virreina actual de Santa Rosa?

La modificación que se hizo en 2016 también me dio la oportunidad a mí, como mamá. Creo que el hecho de que le den la oportunidad a ella también está muy bueno. Somos una sociedad que está avanzando.

Mendoza crece a pasos agigantados. ¿Cómo creés que vos podrías ayudar a promocionarla al mundo desde tu lugar de reina?

De la mano de las bodegas importantes de Mendoza. En nuestro departamento hay un proyecto en la Bodega Gargantini que está muy bueno porque se va a hacer un museo para turistas. De la mano de las bodegas, darle el verdadero valor al vino, ya que somos una provincia productora.

¿Qué es lo que más te gusta de Rivadavia?

Hay muchas cosas que me gustan. Tenemos muchos lugares turísticos como El Carrizal y el primer patio vinero de la provincia, que es muy innovador y le da el lugar que se merece al vino. Rivadavia es un departamento con gente muy cálida, que le da muchas oportunidades a los jóvenes.

Si tuvieras que llevarme a conocer un lugar de Rivadavia, ¿a dónde me llevarías?

Por lo general la gente que va a Rivadavia se va al lago, que es un lugar al aire libre donde comparten mucho las familias en el día y en la noche es un ambiente más de jóvenes. Es muy lindo porque aparte de eso también hay controles, y es seguro.

¿Cómo son tu abuela y tu mamá? ¿Qué pensás que has heredado de ellas?

Las dos son personas muy humildes. Mi mamá es súper simpática, somos iguales. De mi mamá he heredado todo, hasta la fisionomía. Ellas son muy buenas, al igual que a mí les gusta el trato con la gente, son predispuestas.

¿Y de tu papá has heredado algo?

Sí, de mi papá también. Lo que es el orden en todo lo que es administración papeles, todo eso. Ser firme en mis decisiones y reflexionar sobre mis errores y mis aciertos.

¿En qué ámbitos de la vida sentís que la mujer se ha empoderado en la actualidad?

Hemos logrado muchas cosas en todo tipo de ámbitos. En el ámbito laboral hemos avanzado mucho pero todavía falta un poquito.

¿Y vos? ¿Te sentís empoderada?

En mi trabajo, si bien por ahí mi carrera tiene más trato femenino. Por ejemplo el trato con los padres también me ha ayudado a sentirme así.

¿Sentís que ser reina te ha dado algún tipo de poder?

Yo creo que sí, pero a la vez depende de las decisiones que una tome. Yo creo que ser reina abre muchas puertas y muchas posibilidades, pero eso depende de lo predispuesta y las ganas de cada una de seguir trabajando, quizás en un cargo político o en el municipio o si seguimos con nuestras carreras y nuestras vidas normales después de nuestro mandato.

¿Le agregarías o cambiarías algo a la Fiesta Nacional de la Vendimia?

Me gustaría hacerle llegar más entradas a la gente que se encarga de la vid. También me encantó que este año participen chicos con capacidades diferentes, la verdad que es una muy buena propuesta de parte de la provincia de Mendoza y de todos los que hacemos Vendimia.

 Belén y su coordinadora Marina, que la ayuda con la corona.

Fotos: Florencia Chavero - @florchavero_fotografía

Lugar: Hotel Esplendor de Mendoza