La increíble canción de los hinchas de Raja Casablanca de Marruecos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 21 Feb 2020

Raja Club Athletic de Casablanca, la emblemática ciudad de Marruecos, se convirtió en tendencia en Twitter por una video que trascendió de los hinchas del elenco africano cantando una canción dedicada a su clásico rival, Wydad.

La misma contiene una alta composición de lucha, pero también historia y lamento popular. La letra es extensa y muy elaborada. Va pasando por varios estados y en el medio incluye contiendas y batallas con los simpatizantes rivales.

Las imágenes fueron captadas en el Estadio Mohammed V. El recinto sale copado por 52 mil fanáticos que entonan las estrofas con sobrada pasión, saltan en simultáneo y erizan la piel a cualquiera que mira el video. Esta no es la única canción que los hinchas del equipo albiverde tienen de esas características. El Raja Casablanca es conocido justamente por el contenido protestante de sus canciones y las letras extensas y notablemente elaboradas. 

Dale dale dale un derbi (clásico) escandaloso, escucha y te diré qué pasó: el pato (Wydad) como siempre perdió contra nostoros, yo con la cabeza alta en tranto en el barrio, buscando a esos que hablaron mucho, buscando algunas caras que desapareiceron, como siempre se han escondido (x2), ellos gastaron millones en su equipo, vivirán con nosotros algo que no olvidarán, no te involucres gobierno, llegaremos hasta el final con ellos, ajustaremos las cuentas, no nos importan las consecuencias, sólo Dios sabe qué pasará, okocha (carcerl) o en la ambulancia, la vida para nostoros ya es un cementerio; señor comisario escuchame te lo cuento todo, esta es una vieja rivalidad desde los tiempos de la coloniazción francesa ellos traidores hicierond el fútbol un negocio, los hinchas del Raja somos caballeros pero también peligrosos, no nos importan las consecuencias, sólo Dios sabe qué pasará (...) Raja está tatuado en nuestros corazones corre po nuestra sangre y moriremos por él, el derby lo es todo para nosotros, así que callate la boca

Esta nota habla de: