Un padre y su hijo lideraron los incidentes en la cancha de Nueva Chicago - Mendoza Post
Un padre y su hijo lideraron los incidentes en la cancha de Nueva Chicago

Se trata del jefe de la facción Ciudad Oculta de la hinchada, junto a su heredero.

Un padre y su hijo lideraron los incidentes en la cancha de Nueva Chicago

Por: Mendoza PostLunes 17 Feb 2020

Este domingo por la tarde, Nueva Chicago recibió a Temperley en un partido correspondiente a la fecha 17 de la Primera Nacional, juego que se vio empañado por incidentes en la tribuna lateral del estadio cuando apenas comenzaba el cotejo.

En las imágenes de la televisión, pudo observarse toda la barbarie: cuchillazos palazos, todo con civiles en el lugar, gente que no tenía nada que ver con la lucha nefasta por el poder de la barra brava. A diferencia de lo que pasó en Mendoza en el fin de semana anterior, en Mataderos el partido si se terminó de jugar. Insólito. El periodista especializado Gustavo Grabia, contó en Infobae la rosca que hay detrás del episodio. 

Son dos grupos, el de Tablada y Ciudad Oculta (líderes de la barra, encabezados por Alejandro Chana). La pelea se dio por una discusión fuera del estadio por el reparto de entradas, la banda de Tablada apuntó contra el jefe de la barra brava y lo hirieron en un ojo, y su grupo intentó vengarse con facas.

Lo curioso, insólito y hasta triste, es que el contra ataque fue liderado por Chana y por su hijo, casi mostrando el concepto de poder heredado de las barras argentinas. 

Adriana Bellavigna, fiscal del caso, los Chana tenían facas dentro del estadio y junto a otro miembro de la banda, fueron a buscarlas. La policía avisó que esas armas no pasaron los cacheos, por lo que sospechan que estaban ocultas debidamente en algún rincón del estadio.

Dos barras resultaron heridos y permanecen internados en el Hospital Santojanni, de Pilar. Además hay cuatro detenidos, entre ellos Chana padre, quien tenía una herida en la zona del pómulo

El estadio quedó clausurado. "Hay que trabajar para saber si hubo negligencia policial o complicidad de la dirigencia. Hay irregularidades a punto tal que a mí la Policía jamás me notificó de los incidentes. Empecé a actuar por aviso del fiscal general de la ciudad", expresó Bellavigna.

Esta nota habla de: