El cambio de fórmula permite un ajuste fiscal de $5.100 millones por mes - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 16 Feb 2020Domingo, 16/02/20 atrás

El anuncio de Alberto Fernández de modificar la fórmula que había pergeñado Mauricio Macri a la hora de calcular el aumento de las jubilaciones, llegó cargado de especulaciones de todo tipo. Desde el kirchnerismo se dijo que era una mejora para aquellos que cobran la mínima; desde la oposición sostuvieron que fue un ajuste feroz a los más viejos.

Más allá de la discusión semántica, el dato duro, lo científico, lo irrefutable, indica que el nuevo cálculo representa para el Gobierno un ajuste fiscal de 5.100 millones de pesos por mes o $ 15.500 millones entre marzo y mayo. Así lo ha calculado Ismael Bermúdez en diario Clarín.

Allí mismo se recuerda que los aumentos van del 3,8% al 13% según el nivel de haber y en promedio, el incremento global representa el 8% de la masa total frente al 11,56% de la fórmula suspendida. "Son casi 8 puntos menos".

Clarín refiere que los $ 5.100 millones se descomponen en un ajuste de $ 5.500 millones para los jubilaciones y pensionados, mientras para el resto de las prestaciones - pensiones no contribuciones, asignaciones y AUH que reciben el 13% - hay un mayor gasto por casi $ 400 millones de acuerdo a los cálculo fiscales del CEPA (Centro de Economía Política Argentina).

"En junio, si se repite el mismo esquema, con el nuevo aumento trimestral por decreto, el ajuste fiscal podría incrementarse otro tanto, sumándose al recorte anterior. Esto llevaría la merma en el gasto de Seguridad Social a $ 100.000 millones en todo el año. De ese modo, dependerá de la nueva fórmula que apruebe el Congreso en el segundo semestre que ese ajuste fiscal se incremente o no", de acuerdo al mismo matutino.

Bermúdez explica más adelante que el ajuste fiscal es "clave de cara a las negociaciones de la deuda ya que tanto los acreedores como el FMI reclaman un sendero fiscal que garantice los pagos futuros que surjan de la reestructuración de esa deuda".

Acto seguido, explica que el "achatamiento" de las jubilaciones y pensiones abre una "grieta" en la pirámide previsional: "Es que del aumento anunciado el viernes se desprende que los que cobran el haber mínimo recibirán 197 pesos más por mes o $ 592 en el trimestre con relación a la fórmula suspendida. En cambio, ya con $ 20.000, el jubilado o pensionado pierde $ 352 por mes o 1.056 entre marzo y junio. Esta merma se acrecienta a $ 2.204 mensuales o $ 6.612 en el trimestre para los que cobran $ 40.000, salta a $ 4.056 mensuales o $ 12.168 en el trimestre para los haberes de $ 60.000 hasta alcanzar los $ 7.760 mensuales o $ 23.280 trimestrales para los que perciben $ 100.000".

Ismael Bermúdez