Copa Sudamericana: Vélez ganó con un golazo de Ricardo Centurión - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 5 Feb 2020

Vélez Sarsfield recién pudo superar por 1 a 0 a Aucas, de Ecuador, en el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana jugado en Liniers, cuando a la media hora del segundo tiempo apareció la "magia" futbolera que late en Ricardo Centurión, quien tras una apilada "maradoneana" en la que eliminó a cuatro rivales a pura gambeta le terminó dando la merecida victoria al conjunto argentino.

El Fortín volvió hoy a una competencia internacional después de seis años y el 18 de febrero, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, de Quito, situado a más de 2.800 metros sobre el nivel del mar, intentará revalidar esta victoria para seguir adelante en la competencia.

El partido fue especial para el club, pero sobre todo para Centurión quien volvió a la titularidad en un equipo del fútbol argentino, un año después de aquel episodio con el director técnico racinguista de entonces, Eduardo Coudet, en cancha de River Plate, cuando discutieron al momento que éste lo hiciera ingresar promediando el segundo tiempo el 10 de febrero de 2019. Fue su última vez en el fútbol argentino. La anterior, en México, para Atlético San Luis ante Pumas, en agosto pasado.

El encuentro, que fue presenciado por el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, invitado especialmente por la directiva velezana, tuvo al local ejerciendo una supremacía muy leve sobre los ecuatorianos, que se plantaron en un plano de igualdad y le disputaron la posesión del balón a los dirigidos por Gabriel Heinze.

Vélez hegemonizó las acciones y ya los ecuatorianos, pese a los esfuerzos del ex Newell's y Godoy Cruz, Figueroa, no podía tener el balón ni manejarlo como en varios pasajes de la etapa inicial.

El festejo de los jugadores de Vélez

Hasta que exactamente a la media hora apareció la impronta de un jugador "distinto" como claramente lo es Centurión, que arrancó por el medio, pisó la medialuna, se metió en el área de Aucas limpiando en el camino a cuatro rivales con la pelota pegada al pie derecho con el que definió a través de un remate bajo, a la mano diestra del arquero Damián Frascarelli, que vio al balón introducirse junto al palo.

Para Vélez la victoria terminó siendo corta pensando en la revancha ante un equipo sólido como el ecuatoriano.

Esta nota habla de: